Menú

El PP de Jaén, hostilmente dividido quince días antes de su congreso provincial

Las maniobras de Juanma Moreno han sido denunciadas por el sector de Fernández de Moya.

(Sevilla)
0
El PP de Jaén, hostilmente dividido quince días antes de su congreso provincial
José Enrique Fernández de Moya | @pp_jaen

El PP de Jaén, quizá el más sufrido de toda Andalucía por el poder omnímodo que el PSOE ha ejercido en la provincia desde 1979, es hoy, con los de Sevilla, Córdoba y Granada, un PP dividido en dos partes enfrentadas, división que ha sido animada desde la estructura regional que preside Juanma Moreno.

Las partes se personifican en Miguel Moreno y Juan Diego Requena, alcaldes de Porcuna y Santisteban del Puerto, respectivamente. El primero de ellos representa al sector impulsado desde hace dos años por la dirección regional en su tentativa de eliminar de la escena política jiennense a José Enrique Fernández de Moya, actual presidente y secretario de Estado de Hacienda. El segundo, Requena, es el candidato consensuado por la actual dirección del PP de Jaén para la continuidad del proyecto.

Aunque la combustión ya estaba en marcha, la chispa que provocó el incendio fue la decisión de Juanma Moreno de aplicar los Estatutos del PP en el caso de Jaén, como ocurrió en Córdoba. En su caso, las normas internas aprobadas en el pasado congreso nacional obligan a que ningún presidente provincial ostente, a la vez, cargos institucionales de nivel nacional. Aunque se podían hacer excepciones, estas no fueron tenidas en cuenta en el caso de Córdoba y Jaén, con direcciones próximas a Cospedal, aunque si lo fueron en Cádiz donde el presidente, Antonio Sanz, ha sido un arenista de relieve y apoya ahora a Moreno.

Recuérdese que el tema de las incompatibilidades entre diferentes cargos ha sido el arma de combate de los enemigos de María Dolores Cospedal en el pasado Congreso del PP. Uno de sus impulsores fue, precisamente, Juanma Moreno, que anticipó incluso que habría una enmienda a los Estatutos para impedir la acumulación de cargos en la persona de la ministra de Defensa. Recuerdan en Jaén que el mismo Juanma Moreno no se ha aplicado a sí mismo su prédica de las incompatibilidades manteniendo la presidencia del PP andaluz, su puesto de diputado en el Parlamento andaluz y su escaño de senador.

José Enrique Fernández de Moya, que fue nombrado secretario de Estado antes de aprobarse la norma estatutaria interna, se negó a ser defenestrado de ese modo y anunció que la dirección nacional del PP haría una excepción en su caso, pero finalmente la excepción no se produjo. María Dolores Cospedal le aconsejó que aceptara la situación y exigió a Fernando Martínez Maíllo que dejara en paz el proceso de Jaén.

Consecuentemente, una vez despejadas las dudas, los dos candidatos, el del sector morenista y el del sector de Fernández de Moya, deberían enfrentarse, dada la falta de acuerdo, en las urnas para la votación de los compromisarios que iban a asistir al congreso provincial de mayo, unos 900 si contamos los miembros natos del mismo. El presidente del Comité Organizador del Congreso es Javier Calvente, un hombre claramente vinculado a Fernández de Moya.

El pasado día 27 de abril ambos bandos se enfrentaron en las urnas internas. Miguel Moreno, el candidato de la dirección regional, ganó por 600 votos de diferencia, el 55,93% frente al 43,87%, doce puntos de diferencia, pero Juan Diego Requena, el candidato del equipo de Fernández de Moya, a pesar de perder, logró obtener más de 500 compromisarios del total de los 900. Esto es, dado que los estatutos del PP andaluz, artículo 35, dicen que, si la diferencia entre los candidatos no supera el 15 por ciento, serán los compromisarios los que decidan quién será el presidente/a en congreso ordinario, el presidente podría ser Juan Diego Requena.

Tómese nota de que en Sevilla, por ejemplo, no se aplicaron los Estatutos del PP andaluz y Fernández-Maíllo junto con Juanma Moreno, obligaron a que los candidatos aceptasen como única candidatura oficial a la que obtuviera un voto más, algo que no pudo efectuarse en Jaén por la oposición de Cospedal y de las partes enfrentadas.

Paisaje antes de la batalla final

Los partidarios de Miguel Moreno, alcalde de Porcuna y candidato sostenido por Juanma Moreno, ha anunciado que hoy, 8 de mayo, presentaría una denuncia en la jurisdicción civil contra el presidente del comité organizador del congreso, Javier Calvente, por las irregularidades observadas durante el proceso electoral. Según este sector, no se ha cumplido la norma de un militante, un voto; se duda del resultado de cinco mesas y se denuncia que no se le haya entregado el listado de compromisarios. En la denuncia se pide la suspensión cautelar del congreso del próximo 21 de mayo.

Pero la visión que aporta el sector de Fernández de Moya, apoyado por el ministro Cristóbal Montoro y María Dolores Cospedal, es bien diferente. Según fuentes de máxima solvencia consultadas por Libertad Digital, todo parte de cuando José Enrique Fernández de Moya fue propuesto por Juan Ignacio Zoido, entonces presidente del PP andaluz, para ser secretario general con José Luis Sanz, sucesión impedida por la hostilidad del sector arenista. Desde entonces, el presidente designado por Mariano Rajoy con gran escándalo nacional, Juanma Moreno, comenzó a fraguar una operación para desalojarlo del PP de Jaén.

Tras conseguir que Fernández de Moya no fuese el candidato, Juanma Moreno se comprometió a aceptar el candidato propuesto por el hasta ahora presidente provincial, algo que no respetó. No sólo no forzó la retirada de la candidatura crítica de Miguel Moreno, alcalde de Porcuna, sino que desde la regional comenzaron las amenazas incluso de imponer una Gestora para no llegar a un congreso que podría perder, algo que Cospedal impidió.

Desde este sector se señala a Toni Martín, secretario de Comunicación del PP andaluz y hombre de confianza de Juanma Moreno, de haber llamado al presidente del Comité Organizador del Congreso, antes de conocerse las actas y los votos de las diferentes mesas, para dar por vencedor por veinte puntos al candidato impulsado por la Regional.

Otra cosa fue la actitud de la diputada Ana Mestre, de Cádiz, quien asistió en persona a aquel proceso y que, según estas fuentes, fue testigo de todas las "barbaridades" que se han dicho y hecho en este proceso de desgarro interno.

Según las mismas fuentes, el sector impulsado por la Regional trataba de llegar desesperadamente a la mayoría del 15 por ciento estipulada en los estatutos para la proclamación de un candidato y para ello, se han falsificado afiliaciones, resucitado "muertos" y demás procedimientos chapuceros que han terminado rompiendo el partido.

El día 21, si no hay una vía de diálogo, será el congreso el que decida quién presidirá el PP de Jaén. Lo presida quien lo presida el hecho es que las heridas infligidas en el camino será muy difíciles de curar y que Juanma Moreno verá como otra provincia andaluza se parte por la mitad, en buena medida, gracias a sus deseos de mandar sin obstáculos en el PP andaluz.

En vísperas de la probable marcha de Susana Díaz a Madrid, el espectáculo que está dando por el PP andaluz unido a la implicación judicial a nivel nacional, no parece animar demasiado a unos votantes que tal vez tengan que resignarse a que el PP andaluz pierda de nuevo unas elecciones convirtiéndose así en un partido que llevará en la oposición casi 40 años.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation