Menú

Rajoy y Sánchez hablan y coinciden en la invitación a Puigdemont al Congreso

Rajoy mandó un SMS a Sánchez, que le ha llamado este lunes. Santamaría sugiere elecciones en Cataluña y repite que Puigdemont ha de ir al Congreso.

0
Rajoy y Sánchez hablan y coinciden en la invitación a Puigdemont al Congreso
Rajoy, este lunes, recibiendo a su homólogo, Antonio Costa, en Salamanca para participar en una cumbre bilateral.

Por fin, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez hablaron. Cataluña centró la conversación, de alrededor de cinco minutos, y que fue calificada por las partes de "fluida y normal". Ambos llegaron al acuerdo de que el referéndum es inaceptable y hay que pararlo, pero también que la estrategia a seguir es no desistir en la invitación a Carles Puigdemont al Congreso de los Diputados y no adelantar a los acontecimientos. Según Moncloa, Albert Rivera también está siendo informado y participa del consenso.

Para el Gobierno, es trascendental que el líder socialista haya despejado todas las dudas sobre su defensa de la Constitución, la unidad de España y la soberanía nacional. Rajoy escribió un mensaje a Sánchez un día después de que ganara las primarias, emplazándole a hablar cuando tuviera "un minuto", y éste descolgó el teléfono este lunes. El Gobierno cree que no hubo mala fe: "No tenía operativo el móvil de diputado", le excusaron. Según Ferraz, "fueron cientos los mensajes recibidos ese día" y Sánchez decidió llamarle con independencia de ello. Ambos se comprometieron a mantener activa una línea de comunicación para abordar el pulso separatista.

Comparecencia extraordinaria de Santamaría

Al tiempo que se confirmó la conversación, la vicepresidenta compareció de forma extraordinaria en el palacio de la Moncloa para insistir en que Puigdemont ha de acudir a la sede de la soberanía nacional. "Debería buscar fecha", afirmó. Lo repitió una y otra vez, tras dejar claro que los pasos que da el Gobierno están acordados con el PSOE y Ciudadanos. Ella misma despachó el pasado viernes con Rivera. "Lo más importante que tenemos que decir a Puigdemont es que venga al Congreso", adujo Soraya Sáenz de Santamaría, para quien se acabó el tiempo de las reuniones discretas. "Ahora, en el Congreso, con luz", trasladó su equipo, desmintiendo que se estén celebrando encuentros secretos.

Aunque solemnizó una vez más que el Gobierno actuará para preservar la legalidad, Santamaría sugirió "táctica preelectoral" de Puigdemont en un intento de "alimentar un victimismo que ya no cuela". "En lo que está interesado es en poder decir lo que otros van a hacer, más que en hablar con la sociedad catalana y el conjunto de los partidos para explicar el por qué de las razones de su plan", expuso. En dos ocasiones, sugirió públicamente la posibilidad de nuevos comicios en Cataluña. "Se está llegando a una tesitura en la que lo más importante es cómo llegan a unas futuras elecciones", se reafirmó.

Según Moncloa, el hecho de que el Gobierno catalán acabe anunciando la fecha del referéndum no significa que tenga la intención de poner las urnas. Esto es, Puigdemont podría echarse atrás en el último minuto. Aunque, llegado ese extremo, Santamaría fue taxativa al prometer que la consulta será impedida. Preguntada expresamente por los pasos que dará el Ejecutivo, la vicepresidenta no quiso entrar en detalles, en línea con Rajoy. "No quiero anunciar problemas", dijo hace escasos días.

Además, si la tensión va a más, fuentes del Ejecutivo explicaron que el presidente podría abrir una ronda de contactos con los líderes políticos del país en Moncloa. "Hay que escenificar la unidad de aquellos que defendemos la Constitución", destacaron.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation