Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

PAZ, el satélite español que permitirá a Gobierno y FAS controlar cada punto del planeta

El lanzamiento está previsto para el próximo 30 de enero. Podrá ser utilizado también por empresas privadas para fines comerciales.

0
Imágen del satélite PAZ | LD.

España se unirá en los próximos meses al exclusivo club de países que tienen un satélite propio en órbita. Un reto que comenzó hace diez años, cuando los ministerios de Defensa e Industria pusieron en marcha el Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite, con el objetivo de tener acceso propio a imágenes de alta resolución de cualquier punto de la Tierra y en cualquier situación climatológica. El uso será tanto militar como civil.

El primero de los dos satélites que recoge este programa esta ya a punto de ser lanzado. Será en una ventana temporal entre el próximo 30 de enero y el 5 de febrero desde la base aérea de Vandenberg (California, Estados Unidos). PAZ, el primero de estos satélites, lleva esperando su momento tres años en una sala limpia de la sede de Airbus en Madrid, después de que la guerra civil en Ucrania impidiese su primer lanzamiento programado.

"PAZ es un caso de éxito en la colaboración público-privada. El resultado de la colaboración de todo el sector espacial español. Se ha trabajado con 18 empresas y 5 universidades", dice José Guillamón, Head of Airbus Space Systems en España, que ha explicado este miércoles que desde que se vino abajo la posibilidad de realizar el lanzamiento en Ucrania "debíamos estar siempre preparados, ya que en cualquier momento podíamos recibir luz verde".

"Esperamos que en seis meses el sátelite esté ya preparado para dar todas sus prestaciones. Hasta ese momento, será un periodo en el que se realizarán las calibraciones de los sistemas", puntualiza Miguel Ángel Panduro, consejero delegado de Hisdesat.

El satélite orbitará 16 veces diarias alrededor de la Tierra (cada 90 minutos) y cubrirá un área de algo más de 300.000 kilómetros cuadrados a 514 kilómetros de altitud, viajando a una velocidad de siete kilómetros por segundo. En función de las instrucciones que se le den, tendrá capacidad para realizar hasta un centenar de fotografías diarias y podrá captar imágenes durante tres minutos en cada órbita terrestre.

El principal usuario será el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas. Podrán recibir imágenes con importante información sobre el territorio nacional, facilitando su misión de proteger nuestro país las 24 horas de los 365 días del año, o sobre aquellos países donde están desplegados en las denominadas misiones en el exterior, o echar un ojo a los movimientos que se producen en países con los que se mantiene una relación difícil, como Marruecos.

Permitirá controlar, por ejemplo, los movimientos en los océanos en cualquier parte del mundo, ya que se podrá identificar a todos los buques que se encuentran en la mar, incluidos a aquellos que por propia iniciativa llevan desconectado el sistema de identificación automática AIS -facilita los datos de cada embarcación- para realizar tareas ilícitas. Algo útil tanto en el Estrecho de Gibraltar u otras áreas costeras españolas como en el Índico, donde buques de la Armada luchan contra la piratería.

Pero también será útil para otras administraciones del Estado, que recibirán datos si así lo solicitan de vigilancia de control fronterizo, verificación de tratados internacionales, control medioambiental, urbanismo o seguimiento y evaluación de los desastres naturales. También estará abierto para empresas privadas que puedan solicitar y comprar imágenes para su intereses comerciales.

Según explica Miguel Ángel García Primo, director de programas y operaciones de Hisdesat, puede detectar movimientos del terreno de hasta un milímetro de profundidad, lo que permite conocer si alguna parte de una vía férrea o de un puente se está hundiendo y puede haber fallos a futuro… o si un volcán va a entrar en erupción; o controlar manchas de petróleo en el mar; o realizar un mapa de inundabilidad, para saber cuando un río se desborda qué partes del terreno se van a anegar.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Mossos: el juguete roto del separatismo
    3. Luis Herrero: 'La conjura de Lledoners'
    4. Ya van nueve ‘youtubers’ que se marchan a Andorra huyendo del infierno fiscal español
    5. Carolina Punset traiciona a Cs y se pasa al separatismo insultando al partido al que debe el escaño
    0
    comentarios

    Servicios