Menú

Policía y testigos coinciden en que el senegalés no estaba siendo perseguido

Se desplomó en la calle y la policía acudió a socorrerle. Los mensajes en las redes sociales incendiaron Lavapiés.

0

Agentes municipales aseguran en un atestado policial que el mantero que falleció ayer en el barrio madrileño de Lavapiés no huía de un control cuando sufrió un paro cardíaco, sino que la operación contrael top manta se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol, lo que contrasta con la versión de vecinos y compatriotas.

Fuentes policiales han explicado hoy a Efe que así lo relatan en uno de los atestados los agentes que intervinieron en el suceso, ocurrido a las cinco de la tarde en la calle del Oso, donde Mmame Mbage, senegalés de unos 35 años, falleció tras sufrir un infarto.

Esta versión contrasta con la ofrecida ayer mismo por algunos vecinos que aseguraron que Mmame corría delante de dos policías municipales que iban en moto cuando se desplomó. Sin embargo un testigo de nombre Manuel que lo vio todo desde su balcón, corrobora la versión de la policía. Según Manuel, que vive en la calle del Oso, cuando Mame Mbage se desplomó en la calle "no le perseguía nadie". Iba andando por la calle, se cayó y un amigo acudió a atenderlo, y al ver a la policía en las cercanías pidió ayuda. La policía se acercó al senegalés para intentar reanimarle. "Estuvieron alrededor de una hora y media intentando reanimar al inmigrante y durante ese tiempo se fueron congregaron decenas de africanos" que creyeron que la muerte era causa de una persecución policial. Según otras informaciones, el fallecido ni siquiera era top manta.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid investiga si el mantero era perseguido o no por los agentes en el momento de su muerte y el resto de circunstancias del suceso, analizando los atestados y comparecencias de Policía Municipal y Nacional.

Relato policial

Según el relato policial, antes de las cinco de la tarde agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios manteros habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza. En esta intervención fueron detenidos dos manteros y los agentes buscaron a un tercero.

Dicha actuación, según aseguran los agentes, no tiene nada que ver con lo ocurrido luego en la calle del Oso, donde una patrulla que debía entregar una citación judicial a una persona, fue requerida por un hombre para que prestará ayuda a un amigo que se encontraba mal, según las fuentes consultadas por Efe.

Dos policías iniciaron maniobras de reanimación a esta persona, a las que se sumaron otros cuatro hasta que llegó el Samur y atendió al hombre, que finalmente falleció.

Cuando estaban en esa labor ya fueron increpados por varias personas y luego se registraron disturbios en la zona. Al parecer, fueron españoles radicales los que calentaron las redes sociales atizando los disturbios.

Varios responsables municipales se encuentran reunidos para analizar los diferentes atestados y comparecencias policiales a fin de dilucidar lo ocurrido, han explicado a Efe fuentes del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio ha suspendido un acto que había previsto a primera hora de esta mañana en la Sección Canina de Policía Municipal y al que iba a asistir el concejal de Seguridad, Javier Barbero, porque han dado prioridad a la investigación de los hechos ocurridos ayer, según esta fuentes.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD