Menú

La pesadilla que le espera a Pedro Sánchez en 2019

Último día del año con varios frentes abiertos de cara al 2019. Sobresalen el golpe separatista, las elecciones con la irrupción de Vox.

0

El Mundo abre con una encuesta que dice que "El 74% de los españoles reclama elecciones inmediatas", incluso desde el PSOE. Ya sabemos que eso a Pedro le trae sin cuidado, emperrado en el yo sigo. Dice el editorial que "anclado en la numantina cerrazón de agotar una legislatura no nacida en las urnas, a Pedro Sánchez apenas le quedan balas para intentar sortear un adelanto electoral que se presenta ineludible (...)No le queda otra salida que las urnas". Me temo que sí le queda una bala, la más importante, la prerrogativa de convocarlas. El Mundo dedica hoy un especial a la figura del Rey, al que ha nombrado "Personaje del Año 2018". Felipe VI se lo ha agradecido en una carta en la que insiste en "su compromiso con la defensa de la concordia y la convivencia democrática". Su Majestad tiene muy buen corazón, qué duda cabe. Pero como dice Rosell, sus buenas intenciones están siendo respondidas con "desprecio, insultos y falta de respeto de independentistas y populistas de izquierda", así que más le vale que esté al loro. No obstante, como dice Rosell, "quien ataca hoy al Rey está atacando a la nación entera", Felipe VI que no está solo, aunque lo parezca. Y en el último día del año, Tadeu, que deja claro que es un colectivo, no una persona, hace examen de conciencia. Ha reeleído las 300 y pico piezas del año y "no se reconoce en un buen tercio de los textos, y de los dos tercios restantes no suscribiría a fecha de hoy ni la mitad (...)Y es que uno no es consciente de sus sesgos hasta que los examina con ojos ajenos". Esperemos que entre esas cosas de las que se arrepiente esté la de colocar a Ortega Lara al lado de Otegui. Cada uno es muy libre de que Vox le caiga mejor o peor, pero eso estuvo muy feo.

El País dice que "Torra llama a la unidad de los secesionistas y pide ‘elevar la presión’". Más de lo mismo. Poca cosa que destacar del periódico que dirige Soledad Gallego, salvo la última barrabasada de Almudena Grandes. A doña Almudena le resulta una "inocentada" que Ciudadanos responsabilice al PSOE "de que vaya a tener que aceptar los votos de Vox para gobernar con el PP en Andalucía. Que no se los han pedido, que conste, pero ¿cómo les van a hacer el feo de decirles que no? ". Pues lo mismo que hizo Pedro Sánchez con los votos de los golpistas, aceptarlos y dejar claro que él no se lo había pedido. Y estos sí que se habían saltado la Constitución y el Estatuto de Cataluña. No es extraño que a Almudena Grandes sus columnas le parezcan tontas. Los árboles del sectarismo no le dejan ver el bosque de la realidad.

ABC dice que "Sánchez quiere tomar ya el control del PSOE andaluz". ¿Es que no lo tenía controlado? Porque los diputados andaluces en el Congreso también votaron el pacto vergonzante de Pedro Sánchez con separatistas y ultraizquierda en la moción de censura, ahí ni Dios dijo ni mu. Hoy es día de balances y vaticinios. Por ejemplo Isabel San Sebastián dice que "si 2018 ha sido el año de los engaños, 2019 promete ser el de la verdad", que "vamos al fin a poder votar", aunque sea sólo un poquito. "Pedro Sánchez se las promete muy felices, atrincherado en el despacho mereced a sus pactos vergonzosos y vergonzantes, pero le espera una pesadilla". Y es que "Sánchez es el mejor aliado de Vox. Su más firme sostén. Cuanto más tiempo permanezca al frente del Gobierno mejor les irá a los de Abascal en las urnas". Feliz Año, presidente, de parte de Isabel. "Los vientos vienen cargados de ira, de radicalidad y de venganza". Jo, Isabel, que se nos van a atragantar las uvas.

La Razón lleva una portada muy estilo La Razón. "España". Marhuenda da en el clavo con el principal problema al que se enfrenta el país, y no es Cataluña. "Por primera vez en estos últimos cuarenta años, el PSOE no es una garantía de estabilidad institucional y de asegurar los grandes consensos que necesita España. La llegada al Gobierno de Pedro Sánchez con partidos que se habían situado fuera de la Constitución ha sobrepasado una línea hasta ahora infranqueable". Y encima, el "incumpliendo de convocar elecciones en el menor tiempo posible no ayuda en nada a normalizar la vida política". Una última oración por el PSOE, que nos ha dejado este año tras una larga enfermedad.

La Vanguardia hace un ejercicio de equilibrismo digno de admiración. "Torra pide dialogo, pero llama a ‘rebelarse ante la injusticia’". El editorial es muy optimista. "Creemos que lo más relevante que puede pasarle a Catalunya en el 2019 es que progrese por la senda del realismo y del diálogo: nadie debe renunciar a su objetivo político, pero nadie puede imponerlo a los demás por encima de diálogo y la legalidad democrática". Pues hijos, el diálogo y la legalidad se compadece poco con los alaridos del molt honorable.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation