Menú

El etarra Yurrebaso que negoció sobre Navarra con Zapatero: "Hay voluntad de que se permita la independencia"

Libertad Digital y esRadio han tenido acceso a la declaración del etarra Carlos Yurrebaso ante la juez francesa Laurence Le Vert en mayo de 2007.

0
El etarra Yurrebaso que negoció sobre Navarra con Zapatero: "Hay voluntad de que se permita la independencia"
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero | EFE

El etarra Carlos Yurrebaso que negoció con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desveló a las autoridades judiciales francesas la "voluntad de que se permita la independencia" del País Vasco y Navarra por parte del Ejecutivo socialista. Esradio y Libertad Digital han tenido acceso a la declaración íntegra del terrorista ante la juez francesa Laurence Le Vert en mayo de 2007.

La detención del etarra un mes antes de su declaración en sede judicial fue clave para conocer la negociación del Ejecutivo socialista con la banda terrorista. El arresto de Yurrebaso y del también etarra Pedro María Súárez Huarte se produjo en el suroeste de Francia en un control rutinario llevado a cabo por la Gendarmería.

El 2 de mayo de 2007, el etarra Yurrebaso en su declaración ante la juez antiterrorista francesa Le Vert se refería a la negociación con el Gobierno de Zapatero en la que él mismo participó: "Este caso tiene un aspecto político muy importante y que espero que no se le dé de lado. Cuando digo político, hablo de decenas de años de conflictos armados".

"En este preciso momento de este proceso", añadía, "no estoy autorizado a hablar en nombre de ETA, pero puedo recordar que hay una voluntad de que, en este estadio del proceso, se llegue a una situación democrática que permita, en las cuatro provincias de la península ibérica (Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra, según ETA), elegir cualquier postura incluida la de la independencia y que la población de cuatro provincias pueda ejercer su derecho de autodeterminación. Estos son los parámetros de la solución política cuya consecución es asunto de todos".

No es la primera vez que el Zapatero hablaba sobre el futuro de Navarra con la banda terrorista. De hecho, tal y como figura en las actas de negociación, el Gobierno socialista puso sobre la mesa el Acuerdo de Loyola, que preveía la creación de un órgano común con atribuciones ejecutivas para el País Vasco y Navarra.

LD desvelaba además que los enviados del Gobierno se disculparon con ETA por un "lapsus" de José Luis Rodríguez Zapatero al anunciar el inicio de las conversaciones oficiales en junio de 2006. El supuesto lapsus era haberse referido durante su discurso institucional, pactado palabra por palabra con los etarras, al País Vasco como "Euskadi"en lugar de "Euskal Herria". Éste último término empleado por Batasuna y ETA incluye la anexión de Navarra y del llamado País Vasco francés.

Durante su discurso, Zapatero subrayaba que "los ciudadanos de Euskadi disfrutan del mayor autogobierno que han tenido nunca" y señalaba que "el futuro de Euskadi exige un gran acuerdo de convivencia política". Esta mención a Euskadi, en lugar de a Euskal Herria no sentó nada bien a los etarras capitaneados por Josu Ternera que negociaban con los emisarios socialistas encabezados por Jesús Eguiguren.

Su 'salvoconducto' si eran detenidos

El etarra Carlos Yurrebaso desveló también a la justicia francesa que poseía cuatro números de teléfono que tenía apuntados en su móvil. Dos pertenecientes al Ministerio del Interior español y otros dos al francés, para emplearlos como 'salvoconducto' por si era detenido.

Los teléfonos de contacto español que tenía Yurrebaso eran utilizados por el que era en aquel momento director general de la Policía Nacional, Víctor García Hidalgo, que meses después fue imputado en la causa del chivatazo en el bar Faisán de Irún. Los otros pertenecían al comisario de la Policía francesa Christian Lambert, hombre de confianza en aquellos momentos del por entonces presidente galo, Nicolás Sarkozy.

"En el proceso de negociación entre ETA y el Gobierno español hay una garantía confirmada y garantía para el Gobierno español en la mesa de negociación, de la cual forman parte igualmente las autoridades francesas: la de que, ante un eventual e hipotético arresto en territorio francés o en territorio español, yo, como miembro de la delegación de ETA, tengo unos números de teléfono que iban a permitirme, en caso de un hipotético arresto, ser puesto en libertad así como el compañero que estaba conmigo", indicaba Yurrebaso a la juez Le Vert.

"Respecto a la importancia de la garantía que nos dio el Gobierno español", añadía el etarra, "y por mediación del Gobierno español, el Gobierno francés, nos fue asegurado que cualquier miembro de la delegación arrestado fortuitamente, así como todo acompañante de un miembro de la delegación, sería puesto en libertad".

"Para poder solucionar el incidente de un arresto fortuito de uno de nosotros, nos dieron unos números de teléfono españoles y franceses, que son aquellos que aparecían en un papel que llevaba yo. Es por eso por lo que los tuve en cuenta cuando los policías me arrestaron pidiéndoles que llamasen a uno de los números, sin especificar a cuál: al francés o al español. Concretamente les dije que era miembro de la delegación de ETA que estaba negociando con el Gobierno español, que era un asunto muy grave y les pedí que llamasen a esos números", concluía el terrorista a las autoridades judiciales galas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation