Menú

Cerrar 'La Razón' y 'Okdiario', próximo objetivo de Sánchez e Iglesias

La izquierda ha encontrado una mina con el dichoso pin parental, una presa que no piensan soltar para atacar a la derecha.

0
La izquierda ha encontrado una mina con el dichoso pin parental, una presa que no piensan soltar para atacar a la derecha.
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. | EFE

El Mundo

"La Justicia confía en la renovación del Constitucional y el CGPJ antes del verano". Dice el editorial que "la legislatura ha arrancado del peor modo posible, con duros golpes asestados a la imagen de la Justicia por parte del Gobierno" y valora la oferta de Casado para "afrontar una reforma de calado en el marco de un pacto de Estado". "El Mundo ha reclamado siempre recuperar el espíritu constitucional en la elección de los miembros el órgano de gobierno de los jueces y acabar con la cacicada de Felipe González (…) Los partidos no pueden repartirse como cromos a los vocales del CGPJ. Tiene Sánchez una oportunidad de demostrar si cree de verdad en los acuerdos de estado". No sé si Rosell vive en los mundos de yupi, si no se ha enterado de qué clase de tipo es Sánchez o simplemente es un ingenuo.

Federico Jiménez Losantos aún no ha salido de su asombro del último consejo de ministros. "Pocos espectáculos de cacofonía verbal e indigencia conceptual tan bochornoso como el ofrecido por la nueva portavoz del Gobierno, Marisu Montero, la ministra de Igualdad, Irene Montero y la de adoctrinamiento escolar Isabel Celaá". "El pijama party del Trío la la lá avergonzaría a cualquiera que haya cursado con provecho el bachillerato elemental. Qué risitas, codacitos y coqueteos de género, qué número el de ese trío cacofónico". Qué pena que no estén las tres todos los martes, nos darían grandes momentos.

El País

Como no podía ser de otra manera, el periódico del régimen sigue dale que te pego con el pin parental. "Casado se vuelca con el veto parental y Cs se desmarca". Almudena Grandes no cuenta un "detallito" por si no habíamos caído en él. "La financiación de los colegios concertados religiosos, que practican la segregación por sexos y se alzan en rebeldía frente a las actividades complementarias cuya obligatoriedad pretende suprimir el pin parental, corre a cargo de los presupuestos generales del Estado. O sea, el Estado es adoctrinador, invasivo y totalitario, pero su dinero no". "¿Por qué tendría yo que verme obligada a consentir que el dinero de mis impuestos contribuya a formar a los españoles machistas, homófobos y racistas del futuro?". Pues lo mismo podrían decir otros de la pública. ¿Por qué tenemos que consentir que el dinero de nuestros impuestos se destine a formar españoles feminazis de ultraizquierda educados para odiar al disidente?

ABC

"El brazo policial del 1-O , al banquillo". Dice el editorial que este juicio abrirá dos incógnitas. "La primera, si el Gobierno de Pedro Sánchez va a experimentar con Trapero su teoría de la desjudicialización del conflicto separatista. La segunda es qué papel va a jugar la nueva fiscal general del Estado". Isabel San Sebastián habla sobre pin parental. "La brutal ofensiva del Ejecutivo contra esta medida no pretende defender ninguna libertad, sino salvaguardar el monopolio del pensamiento políticamente correcto que ostenta la izquierda. Un monopolio cuya preservación pasará necesariamente por cómo ejercer un dominio absoluto sobre los medios de comunicación, con especial acento en las televisiones, y por supuesto, someter el sistema educativo a un férreo control ideológico, que es de lo que se trata". Los niños son un "campo fértil abonado para su siembra sectaria. Totalitarismo puro". No han tardado ni una semana en enseñar los colmillos.

La Razón

Marhuenda se aferra al sueño de que ERC aborte pronto la legislatura. "Es un Gobierno sobredimensionado cuya dirección política está fuera del Consejo de Ministros y que nace con la debilidad de unos socios que harán muy difícil que culmine la legislatura". Date con un canto en los dientes con que dure cuatro años y haya elecciones. Julio Valdeón tampoco es muy optimista. "Iván Redondo y Sánchez no han respirado tranquilos hasta la aparición de Vox, fantasía natural, evocadora y lujuriosa con la que, ahora sí, practicar las abluciones del odio, justificar sus tropelías y alimentar el monstruo". Y oye, lo bordan. Eduardo Inda está acojonado. " A este Ejecutivo se le ha visto el plumero en tiempo récord: busca el pensamiento único por lo civil o por lo criminal. Y cuanto antes, mejor". Se teme Inda que lo siguiente vendrá "de la mano de esa Ley contra la Desinformación, que no es otra cosa que una herramienta para cerrar, o al menos arruinar medios libérrimos y disidentes como La Razón u Okdiario". La Razón puede que se libre, pero que Iglesias irá a por el diario de Inda está fuera de toda duda. "No son unos locos, son gente muy peligrosa que intentará matar civilmente a los que no pensamos como ellos". Mientras solo sea civilmente.

En España

    0
    comentarios

    Servicios