Menú

El odio de Junqueras a las matemáticas y a Iceta

LaSexta emitió una entrevista de Jordi Évole al golpista Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners.

0
LaSexta emitió una entrevista de Jordi Évole al golpista Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners.
Un momento de la entrevista. | LaSexta

Oriol Junqueras es un señor que, como todos los presos, considera que ha sido injustamente encarcelado. Hasta ahí, su caso no presenta ninguna especificidad que deba preocupar al equipo de atención psicológica del departamento de prisiones. Lo que hace distinto a Junqueras del resto de la población penitenciaria es que no actúa con cinismo, sino absolutamente convencido de que es un mártir por las libertades reprimido por un Estado que apalea y encarcela a los demócratas de verdad.

Tan es así que jamás perdonará a los dirigentes del PSC que aplaudieran el encarcelamiento de los golpistas que, como él, resultaron condenados por el Tribunal Supremo por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Su odio a los socialistas catalanes adquiere tintes psicóticos en el caso de Miquel Iceta, al que desprecia con una inquina especial porque el líder del PSC lo conoce personalmente y eso, en opinión de Junqueras, demuestra que sabe que es inocente. Porque ¿en qué cabeza (catalana, por supuesto) cabe que alguien como Oriol puede haber cometido algún mal?

Pero Junqueras no solo tiene problemas con Iceta; tampoco soporta a las matemáticas, esa ciencia españolista. Jordi Évole puso en serios aprietos al líder de ERC recordando los números de las elecciones de 2015, en las que el independentismo sacó menos de la mitad de los votos. Pero es que el nacionalismo cuestiona hasta la aritmética cuando no se ajusta a sus planes, que es prácticamente siempre. Y como el presentador de La Sexta insistió una y otra vez en la dura frialdad de las cifras, Junqueras se iba poniendo cada vez más histérico porque si las matemáticas no dicen lo que él quiere, pues "una puta mierda" para las matemáticas, faltaría más.

La imagen de un dirigente político enrabietado porque la realidad desmonta sus mentiras refleja perfectamente el grado de alucinamiento colectivo del mundo separatista, incapacitado para salir de la realidad paralela que le ha construido TV3. La esquizofrenia se agrava cuando ese mismo dirigente avala las negociaciones de su partido con el PSOE, mientras afirma que jamás de los jamases hablará con la filial catalana de Sánchez por su odio africano a Miquel Iceta, a pesar de que el compañero de dancing de Sánchez lleva toda la semana haciendo el ridículo con su petición de un indulto subrepticio para los golpistas

De hecho, y como consecuencia del descacharre emocional agudo que sufre el separatismo encarcelado, Junqueras no aseguró que vaya a aprobar los presupuestos de Sánchez, un aviso al Gobierno de que la legislatura puede tener los días contados. La de Cataluña ya se la ha cargado sin salir de Lledoners. Pocas bromas con Oriol, que está muy cabreado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios