Menú

Un chat de Podemos revela que la Fiscalía filtró datos a Iglesias en el caso Dina

Un chat de Podemos, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que la abogada de Iglesias manejó datos clave de la causa antes de abrirse.

0
Un chat de Podemos, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que la abogada de Iglesias manejó datos clave de la causa antes de abrirse.
El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias | EFE

Un chat de Telegram del equipo jurídico de Podemos, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que la abogada de Pablo Iglesias en el caso Dina, Marta Flor, manejó datos clave de la causa incluso antes de que esta fuera abierta.

Según este diario, los fiscales Anticorrupción del caso Villarejo proporcionaron a la letrada de la formación morada información de la pieza secreta en la que se investiga el supuesto robo del móvil de la exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham.

El instructor de la operación Tándem, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, retiró a Iglesias la condición de perjudicado por la difusión de los datos que estaban almacenados en el teléfono de Bousselham tras descubrir que recibió una copia del dispositivo en enero de 2016 y no se la entregó a su legítima propietaria al menos hasta cinco meses después, a pesar de que la memoria contenía "fotos íntimas" y otro material "vejatorio" para su compañera de partido. En el momento de la devolución, además, la tarjeta se encontraba "parcialmente quemada", según un informe pericial incorporado al sumario. El instructor sospecha que Iglesias la destruyó para que ni Bousselham ni ninguna otra persona pudieran acceder de nuevo a sus archivos, lo que ha dejado al político al borde de una doble imputación en el Tribunal Supremo por los delitos de revelación de secretos y daños informáticos.

Del contenido de los mensajes y las afirmaciones de Marta Flor se deduciría que los fiscales del caso, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, podrían haber facilitado la estrategia de Pablo Iglesias sobre la supuesta conspiración de las cloacas del comisario Villarejo y determinados medios de comunicación contra él.

La pieza Dina fue creada el 19 de marzo de 2019. Más de un mes antes, Flor, que formaba parte del equipo jurídico de Podemos, escribió en el chat interno del grupo para contarles que "Ironman", el nombre en clave que usaba para referirse a uno de los fiscales, se había puesto en contacto con ella. "TÁNDEM. Nos ha avisado Ironman que aparte de nuestra reunión mañana a las 10:00 horas, hay declaraciones martes, miércoles y jueves de Iron y Land", escribió la letrada el 4 de febrero de 2019 a las 9:06 de la mañana.

Podemos estaba personado como acusación popular en Iron y Land, dos de las primeras piezas del caso Villarejo, pero no es habitual que la Fiscalía prevenga a una de las partes de que hay declaraciones programadas. El cauce para este tipo de comunicaciones son las resoluciones del juzgado, que se remiten por igual a todos los actores.

El Confidencial también señala que unas de las comunicaciones más comprometedoras son del 25 de febrero de 2019, cuando aún faltaban tres semanas para que se incoara la pieza número 10. A las 13:46, Gámez escribió que una tal "Patricia" le había dicho que las "piezas de Dina y Podemos" ya eran "visibles" en el juzgado. "Me pregunta si le damos permiso para dar la exclusiva", comentó el abogado. "Nosotros no le hemos pasado nada en particular, así que... Sí me da miedo que se desvele e Inda pueda tomar alguna precaución al respecto. Aunque creo que si Patricia ya lo sabe, Inda también", añadió Gámez a las 13:48 de ese 25 de febrero.

Solo dos minutos después, Flor respondió con una advertencia. "Como publiquen lo de Dina nos arruinan el registro". "¿Qué registro?", preguntó Gámez. "El registro a OkDiario", contestó la abogada personal de Iglesias y Bousselham hasta la semana pasada. "Inda sabrá que en la pieza de Dina él está involucrado; con tiempo suficiente para destruir lo que sea", zanjó.

Al parecer, la Fiscalía tenía previsto en esas fechas pedir el registro de la sede de OkDiario para tratar de encontrar pruebas de una hipotética vinculación entre el robo del móvil y la posterior publicación de parte de los datos del teléfono en ese medio. Stampa y Serrano llegaron a formular esa propuesta verbalmente al instructor del caso. Sin embargo, semanas después, este trasladó que no autorizaría una medida tan contundente contra un medio de comunicación sin tener indicios claros de esa conexión e invitó a los fiscales a plantear de nuevo la diligencia más adelante si aparecían nuevas pistas. Finalmente, los fiscales optaron por no solicitar el registro de OkDiario por escrito para evitar que el juez se lo denegara.

En España

    0
    comentarios

    Servicios