Menú

Montero, Mayoral y Del Olmo, de las Juventudes Comunistas a la cúpula de Podemos

Fuentes del entorno de Montero, Mayoral y Del Olmo consultados por LD destacan su papel a la hora de infiltrar el comunismo en las filas de Podemos.

0
Fuentes del entorno de Montero, Mayoral y Del Olmo consultados por LD destacan su papel a la hora de infiltrar el comunismo en las filas de Podemos.
Juan Manuel del Olmo, Rafa Mayoral, Pablo Iglesias e Irene Montero en una de las asambleas de Vistalegre. | Cordon Press

El exletrado de Podemos, José Manuel Calvente, aseguró este jueves en la Audiencia Nacional que el caso Dina fue "un montaje y una patraña" urdida por Pablo Iglesias y su entorno más cercano en la cúpula de Podemos. Es decir, la ministra de Igualdad, Irene Montero; el diputado Rafa Mayoral y el nº 2 de Iglesias en la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, Juanma del Olmo.

Montero, Mayoral y Del Olmo comparten un presente en la cúpula de Podemos y también compartieron un pasado en el Partido Comunista, concretamente en la Unión de Juventudes Comunistas de España UJCE, donde se hicieron muy amigos entre ellos y de otros actuales altos cargos de la formación morada.

La actual ministra de Igualdad, Irene Montero, se afilió a la Juventud Comunista de Madrid en 2005/2006. En el marco de la endogamia que siempre ha estado presente en los actuales dirigentes de Podemos, Montero fue pareja de Juanma del Olmo o de Rafa Mayoral.

En las Juventudes Comunistas, Montero fue ascendiendo y adquirió mayores responsabilidades en la organización en el ámbito de movimientos sociales. Posteriormente, consiguió gran protagonismo gracias a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca PAH. Sus propios compañeros maliciosamente le pusieron el mote de "la chica de los secretarios generales".

El diputado Rafa Mayoral creó cooperativas con miembros de las Juventudes Comunistas y del Partido Comunista, entre ellas Kinema. El origen de los fondos ha generado muchas suspicacias internas. Como miembro del Partido Comunista de Madrid fue miembro de su Comisión Permanente y candidato a la Secretaría General de la rama madrileña de las UJCE en 1998.

Mayoral acabó siendo estrecho colaborador del actual líder del PCE, Enrique Santiago, una de las personas con más poder en el PCE e IU y que se ha convertido en la mano derecha de Iglesias. También fue asesor de la PAH aprovechando el 15-M. Alguna de sus exnovias llegó a contar a otros dirigentes del partido una inquietante anécdota y es que el dirigente podemita un día "metió en el teléfono móvil en la nevera". Eso sí, desconocen la razón y si fue reincidente en tal extraña actuación.

Juanma del Olmo fue secretario Político de la Juventud Comunista de Madrid en 2005 y volcó su actividad en fomentar la presencia del Partido Comunista en internet creando medios digitales como Tercera Información. Es en esta época, cuando entabla relación con Rocío Val, actual gerente de Podemos, que está imputada en el Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid. También conoció en esa época al actual secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez; a Amanda Meyer, hija del eurodiputado de IU Willy Meyer y al citado Mayoral.

Del Olmo es considerado el fontanero de Podemos para los trabajos sucios, el Rasputín de Iglesias que trabaja en la sombra. En el partido, le pusieron el sobrenombre de "el carnicero", porque dicen "tiene muy pocos escrúpulos a la hora de tomar decisiones o poner en práctica las estrategias políticas de todo tipo para salvaguardar los intereses del partido".

Actualmente, es pareja de la diputada de la Asamblea de Madrid, Isa Serra, que fue designada portavoz de Podemos por Pablo Iglesias, tras ser condenada a 19 meses de prisión y de inhabilitación para la política por delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños. Serra insultó a una agente de Policía Municipal de Madrid llamándola "cocainómana, hija de puta o zorra, que te follas a todos los policías municipales".

La "infiltración" del comunismo a través de Podemos

Fuentes del entorno de Irene Montero, Rafa Mayoral y Juanma del Olmo destacan su papel a la hora de infiltrar el comunismo en las filas de Podemos, especialmente Del Olmo. "El objetivo era expandir las ideas comunistas pero dejando atrás su estética histórica". Una suerte de comunismo moderno 2.0.

Cuando Montero, Mayoral y Del Olmo estaban en las Juventudes Comunistas se fijó una estrategia para comenzar a "infiltrarse" en asociaciones de cualquier tipo (estudiantiles, vecinales, de inmigrantes) para conseguir liderarlas y llevarlas a los planteamientos ideológicos de la UJCE. Su objetivo era "promocionar el chavismo, los supuestos éxitos en la dictadura de Venezuela, crítica al imperialismo Estadounidense, defender el modelo sanitario y educativo Cubano o apoyar a Palestina".

Según las mismas fuentes, el éxito de Podemos fue "haber podido realizar esta infiltración a mayor escala, explotando el 15-M y movimientos cómo la PAH, en principio disociados de una ideología manifiestamente comunista, y, sobre todo, de su liturgia y simbología, que siempre alejaba a mucha gente. No obstante, el núcleo duro de Podemos sigue siendo indiscutiblemente marxista-leninista", concluyen.

Montero, Mayoral y Del Olmo, en la palestra judicial

En la actualidad, Irene Montero, Rafa Mayoral y Juanma del Olmo han saltado a la palestra judicial, tras la denuncia del exletrado de Podemos, José Manuel Calvente.

Tal y como desveló Libertad Digital, Irene Montero sabía que las obras de la sede de Podemos en la calle Villaespesa nº 18 de Madrid adjudicadas por 1,3 millones habían sido licitadas por la mitad de esa cantidad, 649.936,68 euros, ya que el 20 de mayo de 2019 asistió a la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos para aprobar dichas obras.

En la denuncia presentada por Calvente ante la Guardia Civil y que investiga el titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, también aparece Rafa Mayoral, ya que su cooperativa Kinema gestionó las nóminas de Podemos sin "licitación" y podría haber desviado fondos de la llamada Caja de Solidaridad del partido.

Por último, el actual director de Estrategia y Comunicación en la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, Juanma del Olmo, actualmente está imputado en el Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid por haber ordenado, presuntamente, suscribir contratos ficticios con importes muy elevados con la consultora Neurona.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios