Menú

El Gobierno pide a PP y Cs que rompan sus "pactos territoriales con la ultraderecha"

Sánchez, Calvo e Iglesias forman un frente común para acabar con el poder del PP en Madrid, Andalucía y Murcia.

0
Sánchez, Calvo e Iglesias forman un frente común para acabar con el poder del PP en Madrid, Andalucía y Murcia.
Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno. | EFE

El Gobierno tiene claro su próximo objetivo político: acabar con el último reducto de poder del PP obligándoles a romper con Vox en Madrid, Andalucía y Murcia. Pedro Sánchez no va a desaprovechar la oportunidad de minar todavía más a los de Pablo Casado e Inés Arrimadas, en su momento de mayor debilidad, tras la debacle electoral en Cataluña.

"Pactar con la ultraderecha trae consecuencias, yo le pido que rompan sus pactos territoriales y locales con la ultraderecha", reclamaba Pedro Sánchez a la líder de Cs por cuestionar su pacto con el vicepresidente, Pablo Iglesias, que ha puesto en duda la calidad democrática de España.

El presidente del Gobierno apuntaba y su vicepresidenta, Carmen Calvo, remataba: "Vox está detrás de los gobiernos autonómicos sin dar la cara, para ir sueltos, sin ninguna responsabilidad, arrastrando al PP y Cs a destrozar todas las políticas de igualdad en todos los territorios", aseguraba en su respuesta al portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que hurgaba en la herida de la falta de unidad entre el PSOE y Podemos.

El frente impulsado por los de Abascal contra las políticas de género del Gobierno motivaba que Calvo les acusara de provocar un "desatino" en aquellas regiones en las que sostienen a los gobiernos de PP y Cs, saltándose, decía, "el modelo de constitucional de igualdad entre hombres y mujeres".

Iglesias a Casado, "el pagafantas de la ultraderecha"

Pablo Iglesias aprovechaba también la coyuntura para reprochar al PP sus acuerdos con Vox, durante la interpelación de la secretaria general del grupo, Macarena Olona. "Después de lo que pasó el domingo se confirma lo que le advertimos, señor Casado: llegó a un partido rodeado de corrupción y va a terminar como pagafantas de la ultraderecha, patético", aseguraba, sin responder a la diputada, que le acusaba de estar en el Ejecutivo para su propio beneficio personal.

El Gobierno profundiza en la estigmatización de Vox, valiéndose del giro dado por Casado en la moción de censura a Sánchez, al sacar fuera de la Constitución a los de Abascal, con la clara intención de dificultar cualquier acuerdo con ellos. Una forma de reducir el poder de los populares, refugiados ahora en los gobiernos regionales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD