Menú
La prensa de un vistazo

Irene Montero, "vuelta la burra al trigo" para "marcar bronca"

Sánchez se autohomenajea mientras se avecina una nueva bronca en el Gobierno.

Sánchez se autohomenajea mientras se avecina una nueva bronca en el Gobierno.
Irene Montero, a voces en un acto con su equipo. | EFE

El Mundo

"Hacienda obliga al Rey Emérito a pagar por el regalo de las cacerías". Qué pereza da el Emérito. "Feijóo se lanza a por los "restos" de Ciudadanos: "Necesitamos que termine de morir"". Ardua tarea se ha impuesto el gallego. Vamos, don Alberto, seguro que usted es capaz de tareas más complicadas que acabar con un muerto, trabaje un poco, hombre.

Y la última melonada de Sánchez. "Sánchez asegura que pasará "a la Historia": "Yo exhumé al dictador del Valle de los Caídos"", modestia aparte. Este tío necesita ayuda psiquiátrica pero ya.


Mientras, en el Gobierno de coalición progresista se prepara una nueva guerra. "El sprint electoral de Pedro Sánchez "multiplica los frentes" de tensión con Podemos en el Congreso tras la ruptura por la Ley Trans". Así que Iglesias pondrá en marcha la "máquina del fango" para ayudar a su churri, la enloquecida Irene soltará lagrimitas, machistas, fascistas, etc y todos a una arremeterán contra los periodistas, jueces y lo que se les ponga por delante.

"Los medios de comunicación y la separación de poderes son los cimientos de la democracia y en España los jueces y los periodistas están siendo atacados, señalados e injuriados por el Gobierno en campañas de difamación, nunca conocidas hasta ahora en nuestra democracia", denuncia Raúl del Pozo. "Desde que Trump se refirió a los periodistas como enemigos del pueblo y dijo que la basura del New York Times, Washington Post y CNN, apestaban, no se había visto nada parecido hasta que Pedro Sánchez enarboló EL MUNDO". Bueno, digamos que Pablo Iglesias inauguró la cacería contra los medios que no le bailaban el agua. Ahora también les ha tocado a los que le encumbraron. Sánchez solo se ha sumado al carro. "Los políticos gubernamentales hacen el papel de predicadores y practican escraches morales" contra todo el que se oponga o simplemente opine diferente a las directrices sanchistas.

Maite Rico comenta el extraño feminismo de las chicas de Pablo Iglesias. "Cómo les gustan los vídeos a Irene Montero y a los teletubbies de Igualdad. De la tarta sorpresa de cumpleaños de la señorita Escarlata hemos pasado a la conmovedora entrega de un ramo de flores en desagravio por el sofocón del Congreso". Ay, ay, esos fascistas que me hacen llorar. Como dice Maite, "el nepotismo es lo que tiene", o adoras al que te puso por la cara o estás en la calle a la de ya. "Nada como una buena escenificación martirológica para tapar el fiasco de la ley del sólo sí es sí. Vamos ya por diez violadores excarcelados y 34 rebajas de condena, con el desgarro que eso supone para las víctimas, pero Alejandra Jacinto, diputada regional de Madrid y escracheadora de una Begoña Villacís a punto de dar a luz, dice que se trata de hechos «anecdóticos». Para Podemos, la única víctima aquí es Irene Montero, dónde vamos a parar". "Y todo el que critique la ley, aunque sea con comedimiento, pagará las consecuencias", no dejan títere con cabeza. "Lo único positivo de esta espiral de sectarismo es que empieza a crear anticuerpos". Hace tiempo que creó anticuerpos, Maite, lo que pasa es que en El Mundo no se habían dado cuenta hasta que Sánchez fue a por ellos.

Julio Valdeón sale en defensa de Pablo Motos, víctima de la violencia política de Irene Montero con dinero público. "Si yo fuera Motos estaría cachondo. De orgullo y rabia. No todos los días recibes el privilegio de una campaña de heces a cuenta del BOE. Lo suyo quedará como la enésima cancelación ensayada por las rapaces. Su principal urdidora, Irene Montero, pasará a la historia como arquitecta de una ley obscena, empeñada en equiparar los supuestos de abuso sexual y de agresión sexual hasta lograr que cientos de violadores rebajen sus condenas. Qué éxito, tía, o sea". Y a lloriquear a casita, nena.

Y Arcadi Espada comenta el tremendo bofetón que le ha arreado el Tribunal Supremo británico a Pedro Sánchez. "La calidad de la respuesta política a los planes del Gobierno ha tenido un ejemplo indiscutible en el perfecto silencio de la oposición ante la sentencia del Tribunal Supremo británico que prohíbe el referéndum de autodeterminación escocés. Un silencio aún más enojoso cuanto que la decisión del Tribunal coincidió con la reforma de la sedición". "La ejemplar sentencia niega, incluso, la posibilidad de un referéndum no vinculante y manda un reproche retrospectivo a Mariano Rajoy, sobre su defección dudosamente legal en el 9-N de Artur Mas. Y una advertencia de futuro al actual presidente del Gobierno, siempre tentado por la serpiente: «Aunque el referéndum no tenga consecuencias jurídicas inmediatas -razona el Tribunal-, sería un acontecimiento político con importantes consecuencias políticas»". Pero claro, en Reino Unido no tienen un traidor en Downing Street.


El País


"Pedro Sánchez renueva el Constitucional con el exministro de Justicia Juan Carlos Campo". "El Gobierno nombra magistrados a Campo y Laura Díez, ex alto cargo de Moncloa, sin esperar al CGPJ, bloqueado por los conservadores". Nuevo golpe de Sánchez a la justicia, esta vez al Constitucional, que va a generar un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y el Poder Judicial.

Laura Díez, cuenta Carlos Cué, periodista de cabecera de Pedro Sánchez, que Díez "en ningún caso es una persona cercana al independentismo, sino más bien especializada en estudiar los modelos federales". ¿Modelos federales? España es una monarquía constitucional. "Ahora empezará la discusión jurídica". Y no se hablará de otra cosa en el metro.

"Pedro Sánchez: "Una de las cosas por las que pasaré a la historia es por haber exhumado al dictador"". ¿Cómo alguien puede decir algo así de sí mismo? Claro, que después de la serie se puede esperar cualquier cosa.

Víctor Lapuente contrapone un gobierno de la derecha con la del actual Gobierno. "Hay dos razones para ser conservador: defender los valores de la comunidad o preservar el orden legal. Y nuestra derecha es muy legalista, por tradición y vocación". "Lo lógico es pensar que, si gobiernan, las políticas de Vox serán socialmente dañinas, terribles en muchos sentidos, pero transitarán dentro del carril constitucional", al contrario que Sánchez y su banda, que han hecho políticas tan socialmente benignas como liberar a violadores, acabar con la sedición y están a punto de legalizar el robo de fondos públicos. Y es que "nuestra derecha" "tienen una concepción sagrada de la ley", no como Sánchez, que se pasa la ley por el forro o la usa a su conveniencia. Al fin alguien dice una verdad en el panfleto sanchista.


ABC


Abre el periódico de Vocento con la crisis china. Ignacio Camacho se descojona de Sánchez y su falta de pudor. "A Sánchez le ponen un atril y se sube a él para pavonearse como un gallo en un palo. Dado que en la calle no le piropean mucho debido a la fobia social que despierta, prefiere los recintos cerrados llenos de partidarios o los masajes complacientes de sus palmeros mediáticos". Ni eso, se piropea a sí mismo, que ya es el colmo del ridículo. "El peloteo" de la Internacional Socialista "le supo a poco y ayer aprovechó un homenaje a Almudena Grandes para fanfarronear de haber desenterrado un cadáver. Lleno de modestia se desentendió por un ratito de la desaparecida escritora para proclamar que la exhumación de Franco es «una de las cosas por las que pasaré a la Historia». Nótese la humildad del sintagma «una de las cosas», confesión recatada que permite colegir una pronta enumeración de las otras". Y se quedó tan ancho.

Le hace Camacho una lista de cosas por las que pasará a la historia por si su "timidez" le impide enumerarlas. Son muchas y conocidas por todos, la sedición, los pactos con separatistas, comunistas y terroristas… "Pero el verdadero fondo de su legado, a falta de lo que aún pueda hacer en un año, es por una parte la polarización civil, el regreso a la política de enfrentamiento de bandos, la demonización del adversario, y por otra la deconstrucción de las instituciones y el vaciado de los mecanismos de control y contrapeso". "Tal vez nada de eso figure en el recuento presidencial de éxitos pero como balance histórico tiene mucho más peso que la hazaña de remover de su tumba a un muerto". Esperemos que pronto el reinado de Sánchez se quede en una pesadilla pasajera.

Isabel San Sebastián es optimista. "Salvo error monumental de Feijóo, los días del tándem PSOE-Podemos están contados. El hermano mayor resiste gracias al trasvase de votos procedente del descalabro de los morados, pero juntos no consiguen sumar ni agachando la cabeza ante todo el independentismo. Lo cual no significa que todo el pescado esté vendido. El PP no puede aflojar ni refugiarse en la economía, donde se encuentra más cómodo. Debe dar la batalla de los principios y la Ley frente a un Sánchez dispuesto a todo, sin descartar maniobras hoy por hoy inconcebibles en un marco democrático". Y todo es todo.

La Razón

"La ley trans revuelve al Gobierno". El Gobierno siempre está revuelto, revuelve a los demás y luego se dan un besito de buenos hermanitos por la cuenta que les tiene.

Toni Bolaño dice que "parece que alguien, cada cual que saque sus conclusiones, está empeñado en que la desunión y el conflicto permanente se instalen en el Gobierno de coalición". "Que haya diversidad de opiniones no es malo en sí mismo, lo negativo de verdad es transmitir que el Ejecutivo es lo más parecido al Corral de la Pacheca". No, lo negativo es que del Ejecutivo salgan leyes que liberen a violadores. Con la ley Trans, a Irene Montero le ha faltado tiempo para salir "a marcar bronca", que es su estilo de siempre, igual que el de su machirulo Iglesias. "No parece que el fiasco de la Ley del «solo sí es sí» haya hecho mella en el Ministerio de Igualdad". Más bien han salido como fieras contra todos, todas, todes y todus. "Airear el mal rollo pone el viento de cara a la izquierda. A no ser, que ese sea el objetivo que algunos persiguen y tras el fracaso presentarse como los adalides de las esencias. Hasta ahora no ha funcionado, pero el virus sigue inoculando las actitudes de Podemos que sigue con su «vuelta la burra al trigo»". Tu lo has dicho, Toni, simplemente son unos burros con orejeras.

Abel Hernández está indignado con el PSOE. "El último cambio histórico en el partido centenario del puño y la rosa sucedió, con nocturnidad y alevosía, en la madrugada del pasado viernes, 25 de noviembre, en el Congreso de los Diputados, cuando el grupo parlamentario socialista apoyó unánimemente la reforma del delito de sedición, acordada por Pedro Sánchez con los secesionistas catalanes y vascos". Sánchez ya lo había anunciado hace meses, no sé dónde está la sorpresa.

"La estricta sumisión de los representantes socialistas al «sanchismo» y a los tenebrosos acuerdos de Sánchez con los enemigos declarados de la unidad de España significa para la mayor parte de los observadores independientes un cambio de rumbo histórico en la larga trayectoria del Partido Socialista Obrero Español. En la noche del «black Friday» el PSOE se hizo el harakiri". "La supresión del delito de sedición, con el pretexto de pacificar los ánimos de los separatistas y con la idea de permanecer en el poder, se hace en contra de la trayectoria histórica del partido, del programa electoral y de la mayor parte de la militancia socialista. Bien pueden decir esta vez los electores que los diputados sanchistas ya no les representan". Se ve que Abel es de los que creen que todavía quedan socialistas buenos. Pero lo cierto es que lo que estamos viendo en los últimos años es que el electorado socialista se ha podemizado totalmente, ya no se distingue a un socialista de Pablo Iglesias. Pero soñar no cuesta dinero.

En España

    0
    comentarios