Menú
Pablo Planas

La clase de Primero B

Ha pasado en Mallorca porque en Cataluña es imposible que una bandera nacional esté en clase antes, durante o después de un partido de la Selección.

Ha pasado en Mallorca porque en Cataluña es imposible que una bandera nacional esté en clase antes, durante o después de un partido de la Selección.
Varios alumnos han sido expulsados de clase en el instituto La Salle de Palma de Mallorca por colgar una bandera de España. | Alamy

A los chicos y chicas de Primero B de Bachillerato del instituto La Salle de Palma de Mallorca les han echado de clase por colgar en el tablón del avisos una bandera de España para apoyar a la selección nacional de fútbol en el Mundial. En Argentina y Brasil les habrían dado una medalla. En Canadá o en los Estados Unidos no les habría pasado nada porque la bandera nacional está presente siempre en las aulas, igual que en México, Uruguay, Francia, Portugal, Alemania, Corea del Sur, Japón, Ghana, etcétera, etcétera.

Los portavoces de los Hermanos de La Salle alegan que los muchachos no respetaron el "pacto" de que la bandera sólo estuviera presente en clase durante los partidos de la Selección y que se insubordinaron contra la profesora que retiró el "trapo" fuera del horario mundialista. Los muy cristianos hermanos de La Salle prestaron sus instalaciones en Barcelona para celebrar el referéndum separatista del 9 de noviembre de 2014, ensayo del golpe de Estado de 2017 en el que la comunidad docente de San Juan Bautista de La Salle no tuvo reparo en colaborar, al igual que Maristas, Escolapios y Jesuitas por el "derecho a decidir". Sin embargo, les molesta la "insubordinación" de la clase de Primero B de un instituto mallorquín, críos y crías de 16 años que enarbolan la enseña nacional.

Terrible gamberrada. Tarjeta roja. La bandera de España en clase, qué barbaridad. ¿A dónde iremos a parar y dónde se ha visto una bandera española en un aula de los 'países catalanes'? Menudo escándalo. Revuelta juvenil en Mongolia. Miles de "escuelas catalanas" están plagadas de eslóganes, símbolos y banderas separatistas. En muchas de ellas se han celebrado referéndums independentistas. La aparición de una bandera de España no se contempla, es un elemento disruptivo, una provocación, peor que poner chinchetas en la silla del profesor.

Los chavales y chavalas de Primero B son unos fascistas, "punks" fachas o fachas "punks", un grupo conflictivo encabezado por unos padres peligrosos que no comprenden ni asumen el rasero de la "escola". Ha pasado en Mallorca porque en Cataluña es materialmente imposible que una bandera nacional pueda estar en clase antes, durante o después de un partido de la Selección, aunque la llamen "la Roja". Es como exhibir folios blancos en China. Que alguien le pregunte a Luis Enrique en eso del "Twitch". Unas palabritas de ánimo serían lo mínimo.

En Opinión

    0
    comentarios