Menú

La Fiscalía Europea quiere saber dónde está el dinero de la trama Koldo tras los chivatazos que alertaron a la trama

Para febrero de 2024 los miembros de la trama habían sido ya alertados para esquivar la investigación judicial.

Para febrero de 2024 los miembros de la trama habían sido ya alertados para esquivar la investigación judicial.
Koldo García, en el Senado para asistir a la comisión de investigación. | EFE

La Fiscalía Europea dejó claro hace ya tiempo que quería saber qué había pasado con los contratos de mascarillas de Baleares y Canarias relacionados con la trama PSOE-Koldo. Su sospecha es obvia: puesto que parte de esos contratos acabó cargada a los fondos europeos, quieren saber si la trama de corrupción se llevó en el fondo los recursos entregados por la UE para ayudar a combatir el covid y evitar un colapso económico. Pero su última reclamación de información a la Justicia española ha incluido un punto más allá de lo habitual. Y es que ha reclamado los "informes de la AEAT posteriores al ya aportado de fecha 2
de febrero de 2024". No los ya conocidos.

El último decreto de la Fiscalía Europea sobre el caso Koldo-PSOE no es repetitivo ni meramente reiterativo de su deseo de obtener información. Avanza una línea de investigación que puede desvelar nuevos lazos de la trama de corrupción con las mascarillas.

El decreto solicita que "a la vista del contenido del atestado nº35/2024 de la Unidad Central Operativa de detención de 14 personas y práctica de 26 registros, se remitan a esta Fiscalía Europea" determinada información y oficios.Y entre los informes reclamados figuran los "de la AEAT posteriores al ya aportado de fecha 2 de febrero de 2024, en caso de que hayan sido emitidos".

Es decir, los posteriores a la información ya conocida, donde se destacaban, desde los negocios cruzados de Víctor de Aldama –el contacto de Begoña Gómez– y sus sociedades con Globalia, hasta los extraños beneficios obtenidos que podrían explicar los movimientos de salida del dinero con destino a República Dominicana.

Los antecedentes

Hay que recordar que el 22 de enero de 2024 se fechó el mandamiento judicial por el que se reclamaron las actuaciones inspectoras de la, hasta ese momento, denominada sólo como trama Koldo. El informe completo de la inspección fue remitido a la Justicia. Y en él se puede leer el siguiente párrafo: "Al conocer los hechos que se manifestaron durante la tramitación de la comprobación, se puso de manifiesto la importancia de ampliar la actuación inspectora al señor D. Víctor De Aldama y a sus dos sociedades, MTM 180 Capital SL y Deluxe Fortune SL". Porque "no puede entenderse el conjunto de hechos que se narrarán sin haber comprobado estos expedientes".

Ese mismo día, la Agencia Tributaria, de hecho, cuyo máximo responsable es la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, decidió solicitar la elevación de la inspección fiscal a la pareja de Isabel Díaz Ayuso a causa penal por medio del traslado de la correspondiente denuncia a la Fiscalía. Ya era bastante escandalosa la coincidencia de fechas entre ambos hechos. Pero la cosa va a más al analizar el citado informe completo remitido a la Justicia. Y es que el informe, efectivamente, decidió "ampliar" la investigación a Víctor de Aldama y narró la relación con Air Europa. Justo el contacto de Begoña Gómez, mujer del presidente Pedro Sánchez, y justo en las fechas en las que se reunió con Globalia –matriz de Air Europa– en plena negociación del rescate multimillonario del Gobierno a la compañía.

El texto del informe de la AEAT sobre el caso, hasta ese momento, Koldo, arroja mucha luz sobre lo ocurrido esos primeros días del actual 2024. Y es que el inspector encargado del informe no se limitó a reseñar la "ampliación" de la investigación al contacto de Begoña Gómez. Además incluyó un apartado titulado "Los posibles socios "ocultos" en el negocio de las mascarillas". Allí el informe explicó que "en la misma inspección así se justificó por Soluciones de Gestión [una de las empresas de la trama] y, de la misma forma, por las personas requeridas que ahora se dirán; la imposibilidad de constituir una UTE y articular el reparto de beneficios en el "negocio de la venta de mascarillas" es la explicación que visualiza un modelo de negocio que iremos analizando. La imposibilidad de constituir una UTE supone que la forma jurídica de materializar el reparto de beneficios entre "los socios" del "negocio" se articule con contratos y facturas de prestación de servicios, comisiones y la retribución de un "préstamo parciario" que Soluciones de Gestión considera deducibles fiscalmente". Y señala el informe fiscal: "Ello supone que, en la actividad de venta de mascarilias, Soluciones de Gestión ha actuado con "socios" con los que debe repartir las ganancias".

El informe señaló a esos socios: "A los reconocidos por ellos mismos como "socios" de este reparto, y a los efectos de explicar su presunta actividad, voy a denominarlos "intermediarios facilitadores" e "intermediarios financiadores". Y allí apareció el contacto inicial de Begoña Gómez en Globalia: Víctor de Aldama.

Ahora, la Fiscalía de la UE reclama información fiscal posterior. Para ese febrero de 2024 los miembros de la trama habían sido ya alertados para esquivar la investigación judicial. Ahora Europa quiere saber cómo se movió el dinero y a quién fue tras esa fecha.

Temas

En España

    0
    comentarios