Menú

Yolanda Díaz, a la bancada popular: "Se pueden ir a la mierda todos"

El micro abierto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha jugado una mala pasada a la vicepresidenta del Gobierno.

El micro abierto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha jugado una mala pasada a la vicepresidenta del Gobierno.

Sesión de control de alto voltaje en el Congreso de los Diputados, con el PP centrado en las informaciones sobre Begoña Gómez y en las mentiras de Pedro Sánchez.

En una primera intervención muy dura, el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, acusó a Sánchez de mentir: "Usted no se fue a reflexionar, se fue a preparar su defensa". El PP no quería dejar pasar el balón de oxígeno que en plena campaña le ha llegado al conocerse que el juez Fernando Peinado atribuyó desde un principio la condición de investigada a Begoña Gomez, tras la denuncia de Manos Limpias contra la mujer de Pedro Sánchez. "Usted lo sabía y lo tapó", añadió el presidente de los populares para luego recordar que este martes "se conoció que su esposa estaba siendo investigada con anterioridad al 25 de abril, fecha en la que usted firmó esa carta".

Como nos tiene acostumbrados, Pedro Sánchez ha seguido con su estrategia de convertir las sesiones de control al Gobierno en sesiones de control a la oposición, acusando a la derecha y la ultraderecha de poner en marcha la máquina del fango y de los bulos, para evitar contestar las preguntas de Feijóo sobre la presunta corrupción de su Gobierno, su partido y su entorno.

Fue al terminar su intervención cuando el micro del presidente Sánchez se ha quedado abierto y se ha colado un exabrupto de una de las dos vicepresidentas: o María Jesús Montero o Yolanda Díaz, que enviaban amablemente a la mierda a la bancada popular, aunque era difícil discernir en esos momentos quién era la autora del insulto.

Y eso que la semana pasada el presidente del Gobierno dijo querer inaugurar una nueva fase basada en la concordia y dejando fuera los insultos.

Ha sido posteriormente Elías Bendodo el que se ha referido al incidente, identificando a Yolanda Díaz como autora de los insultos ("a la mierda, se pueden ir a la mierda todos"), calificando el hecho como una "vergüenza" y un "bochorno". "En un Gobierno serio, una vicepresidenta por menos dimitiría, señora Díaz".

La misma Yolanda Díaz que envía biquiños empalagosos y reparte abrazos a diestro siniestro, y que no se cansa de decir que ellos han venido a hacer una política distinta, envía a la mierda a la oposición desde su asiento azul en el Congreso de los Diputados.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro