Menú

Cospedal "refuerza" su poder interno en el PP

El paso de Cospedal por la AN también tiene una potente lectura interna, más aún a tenor de los previsibles cambios en su organigrama.

24

Los autodenominados cospedalistas no dudaron en mostrar músculo político tras la declaración de la jefa ante la Audiencia Nacional. Otra prueba, adujeron, de la "valentía" de la número dos del PP, con la que "refuerza" su poder interno de cara a los cambios orgánicos en los que trabaja Mariano Rajoy, y que podrían formalizarse en la convención nacional de otoño.

Así, y con las distintas familias de la formación posicionándose y marcando terreno, diputados y senadores próximos a María Dolores de Cospedal no dudaron en renegar de los "pocos versos sueltos" que, denuncian, la atacan "por la espalda". Porque "la inmensa mayoría está con ella y ha agradecido que haya dado la cara" en el caso Luis Bárcenas.

Los cambios en la estructura del PP se harán "entre Rajoy y Cospedal, codo con codo", según defienden. La interlocución entre ambos es directa, sin intermediarios. Así ha quedado de manifiesto en vísperas a su paseíllo por la Audiencia mientras que, en el curso político, se suelen reunir habitualmente en la Moncloa -encuentros, por supuesto, discretos y fuera de agenda-. Fuentes consultadas aseguran que estas citas llegan a ser semanales, en un deseo del presidente de no descuidar el partido, que tantos quebraderos de cabeza le están generando.

Una confianza mutua con la que desterrar la idea de que, precisamente mediante esa reestructuración, Cospedal pudiera quedar apartada de la Secretaría General, tal y como sugirió El País. Un "no" tajante se impone entre los consultados. También se duda "muchísimo" que se pudiera recuperar la figura de coordinador o que se volviera a la etapa de Aznar, con sus vicepresidentes en las estructuras nobles de Génova, como así han sugerido algunos cargos próximos a la vicepresidenta. Los cospedalistas afirman que la relación con los vicesecretarios Carlos Floriano y Esteban González Pons es hoy "muy buena"; ellos conforman el auténtico núcleo duro, reconocen fuentes de la dirección popular, y Cospedal apostaría por que así siguiera siendo.

Si algo se elogia de puertas para adentro, destacan los suyos, es su determinación: primero, para forzar la salida de Bárcenas y, posteriormente, para declararle abiertamente la guerra, incluyendo la vía judicial. "Esto lo han tenido muy presente las bases, los militantes", afirman. En una reciente Junta Directiva del PP de Castilla-La Mancha previa a las vacaciones, la ovación a Cospedal fue total: "Le llamaron valiente, le aplaudieron a rabiar", reproducen varios presentes.

Una fuerza interna con la que contrarrestar los ataques. "Arenas puede decir lo que quiera", aseguran nombrándole, pero "ha quedado de manifiesto que su estrategia con Bárcenas ha sido un rotundo fracaso". Y lo más importante, agregan: "Rajoy también se ha dado cuenta". Le acusan de comer con periodistas y "meter cizaña" pero "quien ha salido todos los lunes a defender a Rajoy ha sido ella".

Mitin en Sotomayor de Rajoy

Desde Moncloa se observan los acontecimientos con "tranquilidad" oficial. Saben que la vuelta de las vacaciones será dura, aunque Rajoy intentará insuflar ánimos y desterrar fantasmas en el mitin de Sotomayor del día uno. Previamente presidirá el Consejo de Ministros, el día 30 de agosto, siendo Soraya Sáenz de Santamaría la que retome las ruedas de prensa. Sobre este caso, Bárcenas y derivados, la estrategia se mantiene: "El Gobierno se dedica a trabajar y a sacar a España de la crisis". Esto es, es el partido el encargado de dar respuesta al caso y de intentar proteger el gabinete.

Un partido que, tras el trance judicial, intentará por todos los medios rebajar la tensión interna y mediática. Se vuelven a imponer las vacaciones: los cargos que regresaron a Madrid volverán a sus lugares de descanso en las próximas horas. "El parón pretende ser total", reconocen. "Tenemos que buscar la fórmula de recuperar la iniciativa", sigue siendo el lema, no sin admitir que el paso de Cospedal en la Audiencia -y esto lo dicen no solo cospedalistas- ha dado, dicen, una sensación de "firmeza". Aunque, dicho esto, "el problema es que los españoles ya no nos creen digamos lo que digamos. El verdadero problema es que van a seguir creyendo a Bárcenas antes que a Rajoy", y eso seguirá estando ahí en septiembre.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation