Menú

Último adiós a las víctimas en Newtown

Comienzan a celebrarse los primeros funerales de las víctimas de Newtown. Sus habitantes están "traumatizados".

0
Comienzan a celebrarse los primeros funerales de las víctimas de Newtown. Sus habitantes están "traumatizados".
Comienzan los funerales

Tras un fin de semana de vigilia, los habitantes de Newtown, en Connecticut, comienzan a celebrar los funerales de la veintena de niños y seis adultos (además del asesino y su madre) fallecidos en la matanza de la escuela Sandy Hook. Dos de las primeras ceremonias han sido las dedicadas a Noah Pozner y Jack Pinto, ambos de seis años. Una se ha celebrado en Fairfield y la otra en el propio Newtown, ambos en Connecticut.

Las escuelas de Newtown no han abierto este lunes y todavía no se ha decidido cuándo volverán las clases. Por el momento, el Ayuntamiento ha organizado juegos y deportes para mantener a los niños entretenidos. La comunidad tiene que decidir qué va a hacer con la escuela Sandy Hook, escenario de la tragedia. Por el momento, se sabe que los niños recibirán lecciones en una escuela que estaba vacía en una ciudad vecina.

"Todo el mundo en Newtown está traumatizado por lo que ocurrió, especialmente los niños. Recuperar la normalidad tan rápido como sea posible es fundamental", indicó a la cadena CBS el director ejecutivo de la asociación de superintendentes de escuelas públicas de Connecticut, Joseph Cirasuolo.

El superintendente también indicó que en un principio los niños del colegio de Sandy Hook, donde se perpetró el tiroteo, se trasladarán a la cercana escuela de Monroe. A largo plazo, aunque no descartó que el colegio "jamás vuelva a abrir", apuntó la posibilidad de que suceda algo similar a lo ocurrido tras el tiroteo en la escuela de Columbine (Colorado) en 1999: "El colegio permaneció cerrado hasta el siguiente curso y, cuando los estudiantes volvieron en septiembre, el edificio era completamente diferente", aseguró.

Los heridos se recuperan

Las dos personas que resultaron heridas en el tiroteo se recuperan en el hospital en el que fueron ingresadas, según informó este lunes la policía. Los informes iniciales indicaban que el tiroteo perpetrado por Adam Lanza y que acabó con la vida de 27 personas, entre ellos 20 niños, y la suya propia, sólo dejó un superviviente herido, una cifra que ahora se amplía a dos.

"En cuanto su estado de salud mejore, les interrogaremos", indicó en declaraciones a los medios en Newtown el teniente de la Policía de Connecticut Paul Vance, quien añadió: "Mientras tanto, seguiremos interrogando testigos y analizando todas aquellas pruebas que encontremos tanto en la escuela como en casa de Lanza". "Hay muchos, muchos testigos", prosiguió Vance, para añadir que cualquier entrevista o contacto con los niños se hará "con extrema precaución".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD