Menú

Marine Le Pen pierde su inmunidad y podrá ser juzgada por tuitear ejecuciones del Estado Islámico

El pleno del Parlamento Europeo ha decidido este jueves retirarle la inmunidad parlamentaria a petición de las autoridades francesas.

0
El pleno del Parlamento Europeo ha decidido este jueves retirarle la inmunidad parlamentaria a petición de las autoridades francesas.
Marine Le Pen en una imagen de archivo | EFE

El pleno del Parlamento Europeo ha decidido este jueves retirar la inmunidad parlamentaria a la líder de la extrema derecha francesa y candidata a presidenta de Francia, Marine Le Pen, a petición de las autoridades francesas, que investigan a la líder del Frente Nacional por difundir a través de las redes sociales imágenes de ejecuciones del grupo terrorista Estado Islámico.

Los eurodiputados han votado a mano alzada y han apoyado la retirada de la inmunidad a Le Pen por "amplia mayoría", según ha constatado el vicepresidente griego de la Eurocámara, Dimitrios Papadimoulis, que supervisaba la sesión de voto.

Le Pen está acusada por la Fiscalía de Nanterre de "difusión de imágenes violentas", un delito castigado en Francia con penas de hasta tres años de prisión y 75.000 euros de multa. La pérdida de la inmunidad parlamentaria implica que la francesa puede ser condenada por este delito, si bien recuperaría esta condición en caso de resultar absuelta.

El caso se remonta a 2015, cuando la eurodiputada francesa publicó en su perfil de Twitter tres fotografías en las que se veía a tres personas ejecutadas por Estado Islámico –una decapitada, otra quemada viva y otra aplastada por un tanque– y con el mensaje "Daesh es esto". El entonces ministro de Interior y ahora primer ministro de Francia, Bernard Cazeneuve, consideró los tuits una "vileza" y "propaganda" del grupo terrorista, por lo que puso el caso en manos de la Policía. La Fiscalía de Nanterre (periferia de París) es la que ha iniciado la investigación por difusión de imágenes violentas y solicitado que se suspenda su inmunidad.

La decisión de retirarle la protección parlamentaria sólo afectará al caso de los tuits y no a otra investigación abierta por el presunto uso fraudulento de fondos europeos por parte de Le Pen, para pagar con ellos los sueldos de un guardaespaldas y de una de sus asesoras.

El parlamentario polaco Janusz Korwin-Mikke, que protagonizó este miércoles unas polémicas declaraciones en las que defendía la inferioridad de las mujeres, abogó por el aplazamiento del levantamiento de la inmunidad a Le Pen hasta después de los comicios franceses, ya que si no –afirmó– "conseguirá 100.000 votos más y ganará las elecciones". "Y si está en prisión ganará seguro, porque estamos inmiscuyéndonos en los procesos internos de Francia", dijo el polaco. Según los sondeos, la líder de ultraderecha conseguirá pasar el 23 de abril a la segunda vuelta de las Presidenciales del 7 de mayo.

Tras el voto de la Comisión de Asuntos Jurídicos el pasado martes, la propia Le Pen declaró a la emisora gala France Infoque la aprobación de su nombramiento "demostraría que las élites están dispuestas a pisotear el Estado de derecho cuando se trata de poner fuera de juego a uno de sus adversarios políticos".

El FN respondió este jueves a la retirada de la inmunidad parlamentaria a su presidenta y dijo que "la censura y la amenaza sistemática de sanciones judiciales" no conseguirá callar "a los defensores del pueblo". La pérdida de la inmunidad "solicitada por el poder socialista marca la diferencia entre los que denuncian y combaten el fundamentalismo islámico y los que quieren esconder las atrocidades", dijo la formación en un comunicado.

El PE ya levantó la inmunidad de Le Pen en julio de 2013 a petición de la Fiscalía de Lyon, durante la instrucción de una demanda presentada contra ella por el Movimiento contra el Racismo y por la Amistad entre los Pueblos.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD