Menú

Humala y Fujimori inician la búsqueda de alianzas en Perú

Tras confirmarse el pase a la segunda vuelta del nacionalista Ollanta Humala y Keiko Fujimori, ahora ambos se ven obligados a buscar alianzas.

0
Tras confirmarse el pase a la segunda vuelta del nacionalista Ollanta Humala y Keiko Fujimori, ahora ambos se ven obligados a buscar alianzas.
Ollanta Humala y Keiko Fujimori, tras conocer los resultados. | EFE

Ya con el 92% de votos escrutados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), se confirma que Humala es con claridad el candidato más votado, con un 31,7% de los votos, seguido por Keiko Fujimori, que cosechó un 23,4%. Tras ellos se situó el economista Pedro Pablo Kuczynski (18,6%), que ya este lunes reconoció su derrota ante la imposibilidad de poder remontar la distancia que le separaba con la hija de Alberto Fujimori.

Viéndose ambos ya en segunda vuelta, tanto Humala como Fujimori se ven obligados ahora a buscar consensos. En principio, la líder de Fuerza 2011 parece mejor situada en lograr los votos de la derecha. Kuczynski no se ha querido pronunciar con claridad sobre a quién podría endosar sus votos porque "Ollanta Humala es más peligroso pero Fujimori también tiene sus bemoles", y adelantó que cualquier apoyo se decidirá con arreglo a tres premisas: respeto a los derechos humanos, libertad de prensa y deslinde con la corrupción. Sin embargo, otros dirigentes de la alianza que lideraba Kuczynski, como Marisol Pérez Tello, ya se han pronunciado a favor de apoyar a Keiko, mientras que otros aliados como Máximo San Román -que iba también como vicepresidente- y Yehude Simón aún no han hablado sobre el asunto aunque se duda de un apoyo claro sobre todo porque fueron perseguidos durante el régimen de Fujimori (1990-2000)

Desde el partido de Toledo, el legislador Carlos Bruce y jefe de su bancada parlamentaria, comentó que decidir entre Humala y Fujimori "no es fácil". Bruce agregó que su partido tiene "fundadas razones para desconfiar sobre que esas dos opciones vayan a respetar el sistema democrático, los derechos humanos, la libertad de prensa y el crecimiento económico", pero dijo que van a intentar "ver si podemos encontrar puntos de vista en común".

La candidata de Fuerza 2011 se recluyó este lunes en su casa y no quiso ofrecer declaraciones, mientras que Ollanta Humala sí lo hizo para mostrar su disposición a dialogar tanto con el grupo de Kuczyniski como con el partido Perú Posible de Alejandro Toledo.

Quien sí hizo declaraciones fue el presidente Alan García, que felicitó a Ollanta Humala por haber sido capaz de "expresar una ansiedad, una vocación de 30% de peruanos que quisieran más obras y más atención", en alusión al carácter de "protesta" que siempre se atribuye al nacionalismo. En cuanto a Keiko Fujimori, García dijo que "ha representado una bandera de orden, un recuerdo de obras pequeñas en favor de los más humildes", en referencia a las políticas de corte autoritario y asistencialista que encarna la candidata. Aún queda por definir a quién apoyará el APRA, el partido de Gobierno, aunque muy pocos dudan de que pedirá el voto para Keiko Fujimori, en especial por la muy buena relación -con algunos paréntesis tal vez- que han mantenido desde 1990.

De los dos candidatos ganadores, ha sido el equipo de Ollanta Humala el que comenzó a multiplicar su aparición en programas de radio y televisión lanzando mensajes de moderación y en busca de consensos. Dos de los "pesos pesados" del nacionalismo, los congresistas Daniel Abugattás y Marisol Espinoza, ya han comenzado a "cortejar" a Beatriz Merino, la respetada ex Defensora del Pueblo y nada sospechosa de izquierdismo, como una posible futura primera ministra en una eventual victoria de Humala en segunda vuelta. Merino ha guardado un prudente silencio. Al fin y al cabo, hoy es solo el primer día de digestión de los resultados y quedan todavía dos largos meses de campaña por delante.

¿Tiempo de incertidumbre?

Los resultados del domingo no han sentado bien a la Bolsa de Valores de Lima, que terminó cerrando con una caída de 3,1 puntos, que los analistas atribuyeron al temor de los mercados ante los resultados, y más concretamente el miedo a una victoria de Humala por sus propósitos de reformar la Constitución y reequilibrar el modelo económico con fines más redistributivos.

Al respecto, Alan García lanzó un mensaje muy claro contra toda veleidad de cambio en política económica: "El mundo sabe que, quien quiera que sea elegido presidente, hombre o mujer, estará sujeto a los compromisos que ya existen".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios