Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Chávez, en el aniversario del 11-S: "¡Váyanse al carajo cien veces, yanquis de mierda!"

El gorila rojo no da puntada sin hilo. Anunció que expulsaba al embajador de EEUU, gritando como un energúmeno todo tipo de insultos contra los estadounidenses, y robó todo el protagonismo a su protegido Evo Morales, que previamente había tomado la misma medida. El día que en todo el mundo recordaba a las víctimas del 11-S, Chávez mandó "cien veces al carajo" a los "yanquis de mierda" y se acordó de los "hermanos árabes". EEUU ha respondido con la expulsión del embajador venezolano.  

1
"
LD (EFE) En un discurso ante cientos de seguidores congregados en el estado de Carabobo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que su régimen acordó dar un plazo de 72 horas al embajador de EEUU, Patrick Duddy, para que salga del país. Paralelamente, informó que había ordenado el inmediato regreso a  Caracas del embajador ante Washington, Bernardo Álvarez.
 
Chávez explicó que tomaba esa medida en solidaridad con el régimen de su aliado Evo Morales en la crisis diplomática que Bolivia y EEUU mantienen. La Paz y Washington han expulsado a sus respectivos embajadores.
 
En su encendido discurso, Chávez señaló que "cuando haya un nuevo Gobierno en EEUU mandaremos un embajador. Cuando (llegue a la Casa Blanca) un Gobierno que respete a los pueblo de América Latina". El venezolano estalló a gritos: "¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!...¡Aquí hay un pueblo digno! ¡Váyanse al carajo cien veces!...¡Ya basta de tanta mierda de ustedes, yanquis de mierda!".
 
Unas dos horas más tarde, en una nueva intervención desde el palacio de Miraflores de Caracas y ante miles de seguidores, el venezolano exigió al presidente estadounidense George Bush respetar la "soberanía de nuestros pueblos" latinoamericanos. Los manifestantes acudieron al palacio de Miraflores en respuesta a una convocatoria del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que llamó al "pueblo chavista" a movilizarse contra un supuesto intento de golpe denunciado hace menos de veinticuatro horas en un programa de la televisión estatal venezolana. En varias intervenciones este jueves, el jefe de Estado venezolano atribuyó al Gobierno de Bush los presuntos planes en su contra y también en contra de su colega boliviano.
 
Chávez reveló que comenzó a pensar en pedir la salida del embajador estadounidense el miércoles, después de que así lo decidiera su colega y aliado boliviano. "Ésta es una decisión que la he venido pensando desde ayer en la noche, cuando comenzó a calentarse el tema de Bolivia", y con ella "queremos decirle al mundo solamente que aquí en Venezuela los pueblos del mundo tienen un país solidario (...) y a millones de nosotros dispuestos a pelear por Bolivia", manifestó.
 
Advirtió asimismo de que si, fruto de su decisión, el gobierno estadounidense decide atacar de alguna forma a Venezuela, ordenará adicionalmente la suspensión de las exportaciones de crudo.
 
El régimen venezolano anunció la detención de varias personas en la supuesta conspiración de militares. Según se supo a última hora de la tarde de este jueves, la Fiscalía General Militar de Venezuela formalizó el arresto de un general y de un mayor del Ejército por su supuesta participación en el denunciado complot.
 
Tensión EEUU-Bolivia
 
La intervención de Chávez ha servido para agudizar la tensión diplomática entre Estados Unidos y Bolivia. Las relaciones entre ambos países se tensaron desde este miércoles, cuando el Gobierno de Bolivia declaró "persona no grata" al embajador de EEUU en La Paz, Philip Goldberg. El Gobierno de Evo Morales acusó al diplomático de "encabezar la división" de Bolivia y de promover junto a la oposición las protestas contra su Gobierno, por lo que le pidió que "urgentemente" volver a su país.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, le notificó a Goldberg la medida, al terminar una reunión entre ambos funcionarios en la que discutieron sobre la decisión de su Gobierno de expulsar al Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) de la zona del Chapare, feudo cocalero de Morales ubicado en Cochabamba (centro). Ante esa medida, Estados Unidos respondió con igual dureza y también declaró al embajador boliviano ante la Casa Blanca, Gustavo Guzmán, "persona non grata".

"En respuesta a una acción injustificable y en concordancia con la Convención de Viena, hemos informado oficialmente al Gobierno de Bolivia de nuestra decisión de declarar al embajador Gustavo Guzmán persona non grata", señaló en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack. Guzmán fue informado en el Departamento de Estado de la decisión del Gobierno estadounidense, que previamente, en la mañana de este viernes, había señalado que revisaba "todos los aspectos" de sus relaciones con Bolivia a raíz de la expulsión de Goldberg.
 
El Gobierno de EEUU anunció poco después de las palabras de Hugo Chavez que ya ha notificado la expulsión del país al embajador venezolano, Bernardo Álvarez, en respuesta a igual decisión adoptada antes por Venezuela. "Lamentamos las acciones de los presidentes (de Venezuela), Hugo Chávez, y (de Bolivia) Evo Morales de expulsar a nuestros embajadores en Venezuela y Bolivia respectivamente. Esto refleja la debilidad y la desesperación de ambos líderes frente a los desafíos internos" que padecen en sus países, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Los partidos y las organizaciones separatistas plantan a Puigdemont
    3. La tragedia de un expolicía: "Me piden 20 años de cárcel por defender mi casa y mi vida de unos ladrones"
    4. Cs expulsa a Punset por reunirse con Puigdemont y pasarse al separatismo
    5. Javier Somalo: 'Vota PSBRE'
    0
    comentarios

    Servicios