Menú

Chile celebra el final del rescate de los 33 mineros

Después de casi 23 horas de angustia, la operación de rescate de los 33 mineros atrapados en la mina San José ha llegado a su fin. A las 21:55 local (4:50 del jueves en España), el topógrafo Luis Urzúa llegó a la superficie y Chile pudo celebrar el enorme éxito logrado.

1
Después de casi 23 horas de angustia, la operación de rescate de los 33 mineros atrapados en la mina San José ha llegado a su fin. A las 21:55 local (4:50 del jueves en España), el topógrafo Luis Urzúa llegó a la superficie y Chile pudo celebrar el enorme éxito logrado.
El último minero rescatado, Luis Urzúa, saluda al presidente chileno, Sebastián Piñera. | EFE

Después de la llegada del último minero, cientos de personas tomaron las calles de las principales ciudades de Chile que se tiñeron de los colores de la bandera nacional en una explosión de júbilo que lo inundó todo.

 

En Santiago, apenas unos minutos después de que el topógrafo chileno Luis Urzúa saliera de las profundidades de la mina, cientos de chilenos empezaron a llegar a la céntrica Plaza Italia, a la que suelen acudir los santiaguinos para celebrar los triunfos deportivos. "Mineros supersónicos" o "Fuerza mineros" eran algunos de los mensajes que podían leerse en las decenas de pancartas que se desplegaron. Las celebraciones se sucedieron en diferentes ciudades a lo largo de todo el país, entre las que se cuentan Linares, Punta Arenas, Talca, La Serena y Osorno, entre otras.

 

Destacaron los festejos de la norteña ciudad de Copiapó, a tan sólo 45 kilómetros de la mina San José, desde donde miles de personas siguieron en directo el rescate a través de pantallas gigantes que fueron instaladas en plazas y parques. La ciudad que componen más de 200 mil personas se convirtió en un verdadero carnaval, tras la salida exitosa de los mineros.

 

Luis Urzúa, el último en ser rescatado

 

Urzúa fue izado en una cápsula de hierro que tardó diez minutos en recorrer los 622 metros de distancia entre la superficie y el refugio. Su llegada desató la alegría en el "campamento Esperanza". "Tengo el privilegio de informarle de que todos los mineros han sido rescatados, incluido el jefe de turno, el señor Urzúa, y que están en perfectas condiciones", comunicó solemnemente uno de los rescatistas al presidente Sebastián Piñera.

 

A continuación, Urzúa se dirigió al presidente Piñera y le dijo: "Le entrego el turno y espero que esto nunca más nos vuelva a ocurrir. Gracias a todos, gracias a todo Chile y a todas las personas que han cooperado. Me siento orgulloso de ser chileno". "Recibo su turno y lo felicito por cumplir con su deber, saliendo el último", le contestó Piñera al hombre que este miércoles entró contra su voluntad en el Libro Guinness de los Records. Ambos hombres se fundieron en un largo abrazo tras lo cual el presidente gritó eufórico "¡Viva Chile, mierda!" y todos los presentes entonaron el himno nacional.

 

Después de la llegada de Urzúa a la superficie, comenzó el ascenso de los seis rescatistas que bajaron hasta las profundidades de la mina para ayudar a los mineros. Poco a poco fueron subiendo por el mismo sistema que los 33 rescatados.

 

Piñera: "Chile es ahora más respetado"

 

Tras concluir el rescate, el presidente Sebastián Piñera afirmó que tras el exitoso rescate, "Chile es más respetado, más valorado en el mundo entero". "Chile no es el mismo país que teníamos hace 69 días, cuando ocurrió el accidente", sostuvo el mandatario chileno con voz entrecortada por la emoción. "Hoy es más respetado, más valorado", dijo Piñera que considera este rescate una "muestra de unidad" de los chilenos.

 

Recordó que sus compatriotas actuaron de esa misma forma para superar los efectos del terremoto y maremoto del 27 de febrero "y con el mismo espíritu con que se celebró el Bicentenario", apostilló. "Lo hicimos a la chilena", dijo el mandatario visiblemente emocionado al realizar un breve balance de un operativo que, en menos de 24 horas, logró sacar con vida a los 33 mineros. Piñera agradeció a todos los que participaron en la gesta, y anunció un nuevo trato para los trabajadores, sin mencionar que una negligencia "oficial" mantuvo abierta la mina siniestrada. Piñera volvió a destacar nuevamente la figura de los mineros al comentar que "nos dieron una lección de lealtad, compañerismo y trabajo en equipo", y confirmó que están invitados con sus familias a La Moneda (sede del Ejecutivo).

 

Este miércoles el diario La Tercera difundió que el coste de la operación fue de unos 22 millones de dólares. Según los datos que entregó el matutino, en la cifra no está incluida la manutención de las familias en el Campamento Esperanza, donde en los últimos días, entre periodistas y familiares se reunieron cerca de 3.000 personas. Agregó el análisis que el nivel de gasto en el rescate superaría las deudas de la Minera San Esteban, propietaria del yacimiento San José, que ascienden a unos 19 millones de dólares.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios