Menú

EEUU mantiene el terrorismo como principal amenaza a su seguridad nacional

Seis años después de la matanza del Once de Septiembre, EEUU mantiene el terrorismo como la principal amenaza a su seguridad nacional. En el informe anual "National Stretegy For Homeland Security" presentado este miércoles se incluye también ciertas amenazas de naturaleza no terrorista pero que pueden provocar significativos daños en la población como las catástrofes naturales o fallos en las infraestructuras. Respecto a la estrategia, los estadounidenses no abandonan la línea ofensiva en el interior ni en el exterior.

0
Seis años después de la matanza del Once de Septiembre, EEUU mantiene el terrorismo como la principal amenaza a su seguridad nacional. En el informe anual "National Stretegy For Homeland Security" presentado este miércoles se incluye también ciertas amenazas de naturaleza no terrorista pero que pueden provocar significativos daños en la población como las catástrofes naturales o fallos en las infraestructuras. Respecto a la estrategia, los estadounidenses no abandonan la línea ofensiva en el interior ni en el exterior.
"
(Libertad Digital) En el informe anual, que defiende un mismo marco para todo EEUU, se centra en cuatro objetivos. El primero es prevenir e interceptar atentados terroristas. "Nosotros estamos trabajando para prohibir la entrada al país de terroristas y armas relacionadas con elementos terroristas" resume una nota sobre el informe que se puede encontrar en la página web de la Casa Blanca.
 
El segundo, "proteger a la sociedad norteamericana, nuestras críticas infraestructuras y nuestros recursos". En el texto se asegura que se debe "minimizar las consecuencias de un ataque o un desastre que pueda ocurrir". En el tercer lugar, se encuentra  precisamente "responder y reconstruir los incidentes". El cuarto y último objetivo es "continuar reforzando las bases que aseguran nuestro éxito a largo plazo". Así las cosas, se aseguran que se deberá hacer hincapié en "los principios, sistemas, estructuras e instituciones" relacionadas con la seguridad estadounidense.
 
Respecto a la estrategia, la administración Bush piensa que la seguridad de EEUU no puede descansar en "aproximaciones defensivas" pues se reconoce que no se puede abandonar las líneas defensivas en el interior y en el exterior del país.
 
En el informe sobre el estado de la seguridad nacional, también, se hace mención a la importancia de mantener el difícil equilibrio entre la garantía de la seguridad nacional y las libertades fundamentales. Y anuncia nuevas reformas en la "Foreign Intelligence Surveillance Act" de 1978, una ley federal que regula los procedimientos físicos y electrónicos de recogimiento de información de inteligencia en el extranjero.
 
En todo caso, en el texto se felicitan por el "extraordinario progreso" realizado por las fuerzas de seguridad estadounidenses a la hora de interceptar múltiples y potenciales tramas terroristas que querían volver a golpear el país.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios