print
UN DÍA ANTES DE QUE SE DEBATA EN LA EUROCÁMARA

Mayor Oreja dice que votar "no" en el referéndum venezolano es lo "más democrático"

Más por estrategia política que por azar, la crisis abierta y alimentada por el presidente golpista Hugo Chávez contra España coincide en el tiempo con uno de los momentos más decisivos para el proyecto de régimen bolivariano: el referéndum sobre la reforma constitucional, el próximo domingo, que refuerza el poder único. Un día antes de que la Eurocámara, a propuesta del PPE, se ocupe de este asunto, el portavoz popular en Bruselas, Jaime Mayor Oreja, ha considerado que la opción más democrática es votar en contra.

Uribe pone en su sitio a Chávez
La miopía del Gobierno

Noticia publicada el 27-11-2007

(Libertad Digital- R.C.) Mayor Oreja ofreció una rueda de prensa en la sede de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) en la que estuvo acompañado por un representante del primer partido de la oposición Primero Justicia, Juan Manuel Hernández; la profesora de  Derecho Constitucional en la Universidad Católica, Liliana Fasciani y la presidenta del Centro de Estudiantes de la Universidad del Zulia, Milagros Paz.
 
Tras escuchar sus testimonios, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo y vicepresidente del Grupo Popular Europeo, cargó contra un régimen que "pretende coartar la libertad" y que deja como evidencias, el cierre de la cadena independiente Radio Caracas Televisión o la ideologización de las Fuerzas Armadas para que "sean rojas rojillas".
 
Mayor Oreja lamentó que el presidente golpista haya prohibido la presencia de observadores internacionales en las elecciones del próximo día 2 de diciembre, aunque recordó que aún así viajará una delegación del PPE. "No están solos" espetó el portavoz popular en solidaridad con la oposición política y social al régimen.
 

 
Momentos antes el representante de Primer Justicia denunciaba el "fraude constitucional" que supone la aprobación de los 69 nuevos artículos en la Constitución siguiendo un mecanismo contrario al que contempla la Ley de Leyes vigente.
 
Juan Manuel Hernández criticó el cambio encubierto del modelo de estado; de un estado de derecho a un estado policial; de un estado democrático a un estado socialista; de una economía mixta a una economía estatal. Tomando prestadas las palabras de William Churchill, el dirigente venezolano aseguró que Chávez está construyendo  "una cortina de hierro", "un estado comunista inmensamente rico".
 
El representante de Primero Justicia destacó la supresión del derecho a la propiedad privada siguiendo el ejemplo del castrismo y de los efectos que esta puede producir en la inversión extranjera, como una de las cinco bombas atómicas que contiene el texto.
 
También subrayó la reelección "indefinida" del presidente; la modificación territorial por la que se otorga la potestad de "eliminar gobernaciones" a su antojo, minando la soberanía popular; la creación de un nuevo Poder Popular, un órgano elegido directamente por el presidente con el que "asumiría las facultades de los tres poderes" el ejecutivo, legislativo y judicial; además de la derogación de la ley que regula la declaración de los estados de excepción. 
 
Juan Manuel Hernández, no sin cierta alarma, subrayó la referencia que se incluye en los nuevos artículos de la Constitución a "los enemigos externos e internos" de Venezuela y recordó las pretensiones nucleares anunciadas recientemente por Chávez con las que quiere completar un "estado armamentístico".
 
El dirigente de Primero Justicia puso de relieve la contradicción en la que cae el mandatario venezolano que es capaz de criticar el imperialismo cuando él se ocupa de construir el "imperio del petróleo para financiar al eje del mal y el comunismo anacrónico" en la región, es decir, Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua.
 
Hernández se mostró cautelosamente optimista con el rechazo de la reforma constitucional pues todas las encuestas indican que "va a ganar el no". De ahí, el "nerviosismo evidente" del presidente golpista.
 
En el caso de que después del 2 de diciembre nos encontremos en ese escenario, la profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Católica de Caracas, Liliana Fasciani auguró que quienes "conocemos a Chávez sabemos que le va a costar asimilarlo y acusará al Consejo Nacional Electoral de haberle traicionado". "No se va a conformar, no lo va a aceptar, va a insistir en su proyecto", advirtió para concluir que "transformará la derrota en una victoria".
 
El alegato más emocionado lo hizo la joven presidenta del Centro de Estudiantes de la Universidad de Zulia, Milagros Paz, quien calificó al presidente venezolano como una "amenaza y un peligro para Latinoamérica", y denunció la "violación de los derechos fundamentales por parte de las fuerzas de seguridad" en la represión de las manifestaciones estudiantiles.
 
"No somos hijos del imperio y no representamos la conciencia de nadie" subrayó. Milagros Paz hizo un llamamiento para que Venezuela en masa participe en "el referéndum revocatorio". "No vamos a descansar aunque tengamos que morir en las calles, hasta que Venezuela sea libre".
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados