Menú

Problemas para otro aliado de Chávez: ahora le toca a Rafael Correa en Ecuador

Además de los problemas que tiene Chávez en Venezuela, parece que el proyecto bolivariano se sigue desinflando. A las dificultades de Ortega en Nicaragua, ahora se suman los de Rafael Correa en Ecuador: el 40% de los ciudadanos se muestra a favor de revocar su mandato.

0
Además de los problemas que tiene Chávez en Venezuela, parece que el proyecto bolivariano se sigue desinflando. A las dificultades de Ortega en Nicaragua, ahora se suman los de Rafael Correa en Ecuador: el 40% de los ciudadanos se muestra a favor de revocar su mandato.
Problemas para Rafael Correa en su país. | EFE

La propuesta de convocar a una consulta para la revocatoria del presidente Rafael Correa fue lanzada por Carlos Vera, un ex periodista convertido hoy en día en político y uno de los principales opositores del gobierno.

En palabras del propio Vera a medios de comunicación, "vamos a ejercer nuestro derecho de ponerle freno a un mandato que nos llevará a quitarnos libertad, seguridad y empleo", aunque también apuntó que si no logra su objetivo "será porque algo hicimos mal o el Ecuador cree que estamos bien". Ante las críticas del oficialismo que le acusa de crear inestabilidad, el político aclaró que el que la provoca es el mismo presidente "que intimida la inversión sana y solamente privilegia la que viene de Irán, de Venezuela, de China o de Rusia".

La Constitución de Ecuador señala en su artículo 105 que "las personas en goce de los derechos políticos podrán revocar el mandato a las autoridades de elección popular. La solicitud de revocatoria del mandato podrá presentarse una vez cumplido el primero y antes del último año del periodo para el que fue electa la autoridad cuestionada". Además, detalla que "durante el periodo de gestión de una autoridad podrá realizarse sólo un proceso de revocatoria del mandato", algo muy similar a lo ocurrido en Venezuela contra Chávez.

También apunta a la cantidad de firmas necesarias para hacerlo: "La solicitud de revocatoria deberá respaldarse por un número no inferior al diez por ciento de personas inscritas en el registro electoral correspondiente. Para el caso de la Presidenta o Presidente de la República se requerirá el respaldo de un número no inferior al quince por ciento de inscritos en el registro electoral". En este caso, Vera tendrá la obligación de reunir algo más de 1,5 millones de firmas, aunque él mismo ha apuntado que logrará hasta 200.000 más.

Un 40% se muestra favorable

Según una encuesta hecha pública este domingo por el diario La Hora, el resultado de las ocho provincias en las que se realizó el estudio es que un 40,89% está a favor de la revocatoria y un 48,09% en contra. Aunque algunos creen que este apunte sería suficiente para asegurar que el momento no es el adecuado, algunos promotores de la iniciativa creen que en un buen punto de partida.

Para Doris Soliz, ministra de Coordinación Política, no existe nada que apunte a que sea necesaria la solicitud de revocatoria de mandato ya que este pedido constitucional suele aplicarse cuando el funcionario en cuestión, en este caso el presidente del país, no cumple con sus objetivos. Soliz declaró hace ya varias semanas al diario el Telégrafo que el periodista "está aplicando una campaña prematura de promoción política, sin proyectos de gobierno, sino sobre una base de acciones negativas".

En aquel momento, el propio Correa se mostraba entusiasmado con esta posibilidad: "Aceptamos con alegría este nuevo desafío para consolidar la revolución. Ahora estamos más unidos que nunca, así que a prepararnos para nuestro séptimo triunfo electoral consecutivo, para una nueva victoria popular sobre los mismos de siempre". Además, apuntó que "es un favor que me están haciendo los de siempre en su soberbia. Ni siquiera pudieron buscarse un títere más decente: payasos con corbatas de franjas y estrellas los 4 de julio, para hacer méritos ante los imperios. Corruptos que, como ministros, organizaban sus festines de cumpleaños". El presidente se refería a que Carlos Vera fue ministro de Información y Turismo en el Gobierno de Sixto Durán Ballén, que fue presidente entre 1992 y 1996, aunque sólo Vera sólo estuviera en el cargo unos meses, entre el 30 de diciembre de 1993 hasta el 5 de marzo de 1994.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios