Menú

Turquía e Irak arrancan un acuerdo de mínimos para incrementar la lucha antiterrorista

Tras meses de desencuentros y amenazas por parte del Ejército turco de intervenir en Irak contra los terroristas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, los presidentes Erdogan y Maliki se comprometieron a intensificar su cooperación en lucha antiterrorista, especialmente, contra el terrorismo del PKK, pero lo hicieron de un modo generalista y más bien superficial. La negociación en Ankara fue dura con múltiples diferencias en asuntos sensibles y estuvo a punto de romperse en un momento.

0
Tras meses de desencuentros y amenazas por parte del Ejército turco de intervenir en Irak contra los terroristas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, los presidentes Erdogan y Maliki se comprometieron a intensificar su cooperación en lucha antiterrorista, especialmente, contra el terrorismo del PKK, pero lo hicieron de un modo generalista y más bien superficial. La negociación en Ankara fue dura con múltiples diferencias en asuntos sensibles y estuvo a punto de romperse en un momento.
L D (EFE) En rueda de prensa conjunta con el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, el jefe de Gobierno turco en funciones, Recep Tayyip Erdogan, dijo que ambas partes llegaron a un "memorando de entendimiento" para realizar "todo esfuerzo posible para dar fin a la presencia del PKK en el norte de Irak".
 
El acuerdo que concluyeron ambas partes es un texto de mínimos que deberá ser concretado por los "expertos en la lucha antiterrorista" de ambos países que viajarán en el futuro a Turquía, según explicó Al Maliki.
 
El dirigente iraquí dijo que su gobierno "está de acuerdo con Turquía sobre la lucha contra el terrorismo" y agregó que "Irak no permite (al PKK) estar presente en su territorio y no lo permitirá (tampoco) en el futuro".
 
"Hemos acordado que debemos juntar nuestros esfuerzos contra el terrorismo en general, inclusive el del PKK", señaló Al Maliki.
 
Durante las negociaciones, se detectaron fricciones entre Ankara y Bagdad debido a la negativa del iraquí de firmar ciertos puntos del texto, por lo que la reunión hubo de prolongarse una hora más de lo esperado, según informó la cadena televisiva NTV.
 
Acuerdos generales
 
Turquía no obtuvo hoy respuestas concretas a sus peticiones de extradición de varios lideres del PKK o para una actuación militar conjunta que le permita acabar con las bases del grupo en Irak.
 
Sin embargo, logró que tanto el portavoz gubernamental iraquí, Alí Al Dabbagh, como el propio primer ministro iraquí calificaran hoy oficialmente al PKK como "organización terrorista", tal y como es considerada por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos.
 
"Como ya hemos dicho anteriormente, creemos que el PKK es una organización terrorista", indicó Al Maliki.
 
Erdogan añadió que su gobierno reiteró la "importancia del mantenimiento de la integridad territorial de Irak", pues teme que la Región Autónoma del Kurdistán Iraquí, la más próspera del país, se declare independiente y siente así un precedente para los más de 12 millones de kurdos que viven en Turquía.
 
Al Maliki fue recibido también por el Presidente turco, Ahmet Necdet Sezer, quien se ha negado en repetidas ocasiones a invitar a su homólogo iraquí, el kurdo Jalal Talabani.
 
La delegación iraquí también repitió su negativa a que el ejército turco, que ha enviado en los últimos meses decenas de miles de soldados a la frontera con Irak para frenar infiltraciones del PKK, realice una operación militar transfronteriza.
 
Otro tema delicado tratado en Ankara fue el referéndum sobre la anexión de la ciudad petrolífera de Kirkuk a la Región del Kurdistán Iraquí, que el gobierno autónomo kurdo tiene previsto convocar para finales de este año.
 
Ankara reclama que la consulta popular sea pospuesta ya que "podría contribuir a aumentar el caos en Irak", como dijo Erdogan, y se opone a la inclusión de Kirkuk, con una importante minoría de origen turcomano, en la región kurda.
 
Durante su visita de un día a Ankara, la delegación iraquí, compuesta por 30 representantes y los ministros de Exteriores, Interior, Petróleo, Tecnología y Desarrollo y Juventud y Deportes, mantuvo contactos con sus colegas turcos para reforzar las relaciones energéticas y comerciales entre los dos países.
 
"Turquía apoyará por todos los medios posibles a Irak para conseguir estabilidad, paz y bienestar en el país", aseguró Erdogan y añadió que su gobierno ayudará al país vecino a integrarse en el sistema comercial internacional.
 
También se decidió la apertura de consulados turcos en las ciudades iraquíes de Mossul (norte) y Basora (sur), y Al Maliki aseguró que pretende hacer lo propio en la ciudad turca de Gaziantep (sureste).

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD