Menú

La hemeroteca deja en evidencia el discurso de Rajoy y Basagoiti

División en el PP a cuenta de la postura sobre ETA; recuerdan las promesas incumplidas de Rajoy y Basagoiti. Rubalcaba lo aprovecha.

0
División en el PP a cuenta de la postura sobre ETA; recuerdan las promesas incumplidas de Rajoy y Basagoiti. Rubalcaba lo aprovecha.
Basagoiti, con sus "aliados" López y Ares | Archivo

Para Mariano Rajoy, la postura del Partido Popular en materia antiterrorista ya está saldada. Ahora, dicen en Génova, toca estar "muy vigilantes" y reclamar al Ejecutivo diligencia si la coalición Bildu (ETA, según el Supremo y la Policía) hace cualquier tipo de alegato en pro de los terroristas en la campaña electoral.

Por ello, el líder de los populares, que protagonizó este sábado un mega-acto en la plaza de toros de Toledo para sacar músculo en apoyo a María Dolores de Cospedalno volvió a mentar el espinoso asunto -que, cree, le quita votos por el centro- centrándose así en lo suyo, la situación económica que atraviesa el país.

Sin embargo, en su partido el río anda revuelto. De hecho, sólo el discurso del líder fue tibio. El de sus autorizadísimos fue de posición de ataque contra el Constitucional, mientras que los más contundentes apuntaron directamente contra el Ejecutivo. "ETA está en las instituciones porque así lo han querido los socialistas", enfatizó Esperanza Aguirre, pese a las presiones internas de la víspera.

Quienes fueron líderes del PP vasco, Jaime Mayor Oreja yCarlos Iturgaiz, dieron en la diana de la cuestión: ¿y qué pasa con los pactos? Según avanzó este diario, Rajoy plantea blindarlos, a priori, hasta después del 22-M. Para que el anuncio no manche su campaña. El problema es que incluso él introdujo un elemento decisivo para dinamitarlos, como así recoge la hemeroteca y le echan ahora en cara algunos de los suyos:

"ETA, Batasuna o cualquiera de sus franquicias no pueden presentarse. Si así es, porque el Gobierno actúa con contundencia y democráticamente, yo lo apoyaré, y si no lo hace y deja presentarse a Batasuna a unas elecciones, yo lo denunciaré" (marzo de 2010)

En privado, destacados miembros del PP no disimulan sus sospechas de que "todo estaba calculado" y que, por lo cual, el Gobierno es otro actor más en "el espectáculo" del Constitucional. Mayor Oreja "ha tenido razón, ahí tenemos la prueba, ¡por qué no hacemos nada!", se queja un diputado nacional, en conversación informal.

Oficialmente, no obstante, el PP se queda con de que el Gobierno hizo todo lo posible, al instar a la Abogacía del Estado a actuar. Sin embargo, hasta no hace poco, "la prueba de fuego" era el 22-M. Si ETA se colaba, se rompería el Pacto Antiterrorista y la alianza que permite a Patxi López ser lehendakari por incumplir las bases. Así lo dijeron tanto María Dolores de Cospedal, en calidad de portavoz de Génova, y Antonio Basagoiti, actual presidente del PP vasco.

En una entrevista a este diario, Basagoiti aseguraba en 2010 no tener "nada que perder" personalmente al hacer estallar por los aires la unión con el PSE, y añadía: "Si López no hace lo que debe, las cosas no irán bien y el pacto quedará roto". El lehendakari, en la víspera del fallo, presionó al TC alineándose con Bildu.

"Nosotros no vamos a respaldar nada que pueda suponer que Batasuna vuelva a coger aire. El Gobierno debe hacer todo lo que esté en su mano, lo opuesto que hizo con ANV y el PCTV, para impedir una lista contaminada", solemnizó el líder autonómico, para rematar a continuación: "Si se cuela una lista contaminada y el Gobierno no ha hecho nada para impedirlo estaría incumpliendo el acuerdo".

Aún más, el hecho de que los etarras -así consideran en el PP que es Bildu- tuvieran papeletas electorales ya era la constatación, en su día, de que el Gobierno y ETA mantienen una negociación política. "Lo fue en la pasada legislatura", recuerdan. Ahora, micrófonos abiertos, no es así, pero muchos en el partido lo tienen claro: "Nos la están colando, y lo peor es que lo sabemos".

Tal vez conocedor del tremendo descontento de la formación, Rajoy ha abierto el puño; permite varios discursos, pero sí que reclama moderación en el tono. Algo que no están aceptando quienes ven en ciernes un futuro desolador; el de ETA otra vez en las instituciones. "Con la legitimación de Bildu los pactos anteriores se han quebrado ya y son inexistentes", remató Mayor Oreja.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 44 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation