Menú

Bildu podría controlar hasta 120 ayuntamientos

Los pactos electorales decidirán el poder municipal y foral que tendrá la coalición los próximos cuatro años.

0
Los pactos electorales decidirán el poder municipal y foral que tendrá la coalición los próximos cuatro años.
Miembros de Bildu, durante la preparación de un acto de campaña en Bilbao.

La coalición electoral conformada por EA, Alternatiba y candidatos independientes escogidos por Batasuna se convirtió este domingo en la segunda fuerza electoral en números de votos en la comunidad vasca y en la primera fuerza política en número de ediles. Destacados fueron también sus resultados en la comunidad navarra.

En total, 313.231 votos y 1183 concejales repartidos entre el País Vasco, Navarra y Burgos, que podría permitir a Bildu controlar hasta 118 consistorios, una cifra muy superior a los 43 con los que contaba ANV, en función de los pactos post-electorales que se alcancen durante los próximos días.

Esta formación política tiene asegurado el control absoluto de los 88 consistorios vascos y navarros en los que consiguió la mayoría absoluta. De ellos, 14 son en Navarra, 7 en Álava, 24 en Vizcaya y 43 en Guipúzcoa. Se trata de los de Lesaca, Goizueta, Arantza, Sumbilla, Bértiz-Arana, Leiza, Basaburúa, Araiz, Huarte-Araquil, Echarri-Aranaz, Bacáicoa, Urdiáin, Olazagutía y Aoiz en Navarra; y los de Aramayona, Aspárrena, Barrundia, Legutiano-Villarreal de Álava, Oquendo, Salvatierra y Urcabustaiz, en Álava.

Se unen en Vizcaya los de Ajánguiz, Arrancudiaga, Axpe Achondo, Aulestia, Bermeo, Busturia, Ceberio, Dima, Ea, Elanchove, Gámiz-Fica, Guernica, Izurza, Larrabezu, Lequeitio, Mallabia, Mañaria, Meñaca, Navárniz, Ondárroa, Ochandiano, Sopuerta, Orduña y Zaldívar.

En Guipúzcoa, son los de Aizarnazabal, Alegria, Alzo, Amézqueta, Anoeta, Anzuola, Arechavaleta, Mondragón, Astigarraga, Ataún, Azpeitia, Berástegui, Berrobi, Bidegoyan, Cestona, Cizúrquil, Elduayen, Escoriaza, Gaztelu, Hernani, Ibarra, Icazteguieta, Irura, Isasondo, Lazcano, Leaburu, Legazpia, Legorreta, Lezo, Lizarza, Mendaro, Motrico, Oyarzun, Oñate, Ordicia, Orendáin, Oreja, Régil, Segura, Usurbil, Vergara, Villabona y Zaldibia.

A esto, se une la posibilidad de que Bildu pueda acceder también al gobierno de los ayuntamientos donde fue la candidatura más votada, aunque no consiguió la mayoría absoluta, si es que las otras fuerzas que tienen representantes no se ponen de acuerdo. Se trata de otros 25 municipios: 3 en Navarra, 5 en Álava, 4 en Vizcaya y 13 en Guipúzcoa.

De estos municipios, sería relativamente sencillo que consiguiesen la alcaldía en la localidad navarra de Villaba y en la guipúzcoana de Ormaeztegui. Por el contrario, la posibilidad de pactos anti-Bildu entre PNV, PSE y PP, para que las alcaldías recayesen en peneuvistas o socialistas, les pondrían las cosas difíciles en municipios como Llodio, Andoain, Lemona, Sopelana, Beasain, Rentería, Urrechu, Placencia de las Armas o el de San Sebastián. En estos casos, entraría también en juego Hamaikabat (H1!), la escisión de Eusko Alkartasuna contraria a pactos con Batasuna y partidaria de continuar los acuerdos con el PNV.

Aralar, una escisión de Batasuna-ETA, que durante los últimos años ha reivindicado la vuelta de las franquicias etarras a las instituciones, será decisiva para que Bildu acceda o no a las alcaldías de Guetaria, Tolosa, Zarauz o Zumaya; como algunas plataformas locales en Ayala, Azkoitia, Igorre, San Millán, Zigoitia o Zulla; o Izquierda Unida en Pasajes.

Además de estos consistorios, Bildu podría dar la sorpresa en otros 5 municipios vascos, donde, pese a no haber sido la fuerza política más votada, podría pactar con plataformas locales para entrar en el gobierno municipal, arrebatando en algunos casos el sillón de mando al PNV. Se trata de los municipios de Artea, Barrica, Mújica, Zarátamo y Idiazábal.

La Diputación y los primeros contactos

Fuera del ámbito municipal, el principal objetivo de Bildu será intentar conformar una mayoría suficiente para poder controlar la Diputación Foral de Guipúzcoa, una institución que ha estado históricamente en manos del PNV, después de que los resultados del domingo les colocase como la principal fuerza política (22 escaños) de las Juntas guipuzcoanas.

Sin embargo, no lo tendrán fácil, pues la suma de los junteros de PNV (14), PSE (10) y PP (4) podrían consolidar una mayoría alternativa que dejase la institución, de nuevo, en manos del partido de Iñigo Urkullu.

Precisamente, el ex subdirector de Gara y cabeza de lista de Bildu a Juntas Generales, Martin Garitano, que hace unos días se negó a condenar el terrorismo de ETA, anunció este lunes que la coalición electoral tiene la voluntad de "liderar" una "ronda de contactos" con todos los partidos políticos que han obtenido representación, sin excluir a ninguno, para conformar gobierno en la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián.

Según avanzó, los acuerdos tendrán que tener entre sus pilares el desarrollo del "proceso político abierto en Euskal Herria, la construcción de un escenario en el cual obtengamos la paz, la normalización política y el respeto de todos los derechos de todos los ciudadanos de Euskal Herria".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios