Menú

Los hombres y mujeres del futuro Gobierno de Rajoy

Rajoy sigue apuntando nombres en su cuaderno azul: Sáenz de Santamaría, Quiroga, Rupérez, De Guindos, Arias Cañete. Tantea, incluso, a Pablo Isla.

0
Rajoy sigue apuntando nombres en su cuaderno azul: Sáenz de Santamaría, Quiroga, Rupérez, De Guindos, Arias Cañete. Tantea, incluso, a Pablo Isla.
Rajoy, con los futuribles Gallardón y Sánchez Camacho | PP

Mariano Rajoy es consciente de que va a recibir la peor herencia económica de la historia democrática de España. Más grave incluso que la que, en 1996, tuvo que gestionar José María Aznar. Y es que, peor que Felipe González, es José Luis Rodríguez Zapatero, a ojos del Partido Popular. Nunca antes la confianza en la marca España ha estado tan devaluada en el exterior, y "así es imposible", arguyen en Génova.

Por ello, lo primero que quiere hacer el todavía jefe de la oposición cuando suba las escalinatas de La Moncloa ya como presidente del Gobierno será devolver la confianza, primer peldaño para iniciar la senda de la recuperación. Y para ello, Rajoy sabe como nadie que necesita a su lado a los mejores, a un equipo preparado y apto para sus responsabilidades.

El jefe de los populares ya tiene apuntados nombres y apellidos en su particular cuaderno azul. Él no quiere desvelar sus cartas, pero quienes configuran su círculo hacen apuestas, en un clima de cierto estrés por saber cuales serán los elegidos. 

Las tomas de posesión de los presidentes autonómicos de la formación están siendo el escenario perfecto para poner las quinielas encima de la mesa, participando incluso algunos de los protagonistas. Y muchos, muchos, nombres se repiten en voz de los altos cargos populares.

"El único criterio es poner a los mejores. Y a ser posible a unos que sean mejor que yo", asegura Rajoy, conocedor de la expectación interna y externa que provoca su cuaderno azul. Ahora bien, a nadie se le escapa que tendrá que responder a cuotas territoriales así como agradecer con buenos puestos a aquellos que se pusieron alrededor de él en esa guerra que fue la etapa previa al Congreso de Valencia.

Muchos futuribles para muy pocas carteras. El propio Rajoy ya ha dicho que reducirá el actual Ejecutivo dejándolo en lo básico. La única incorporación, el Ministerio de Agricultura y Pesca, que cree fundamental a tenor de la debilidad demostrada en el seno de la Unión Europea en esta materia.

Un Gobierno reducido, y con muchas mujeres. No es de extrañar, habida cuenta de que en esta segunda legislatura socialista se ha rodeado de ellas en su Comité de Dirección. Segura es la incorporación de Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta primera. La propia portavoz del Grupo Popular se descartó de al cartera de Justicia en un reciente acto, dejando entrever cuáles son sus aspiraciones. La confianza de Rajoy en ella es "total", hasta el punto de que deja "toda la actividad parlamentaria" en sus manos.

Una incorporación que parece cada vez más segura es la de Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento de Vitoria. La popular vasca nunca ha dejado de tener citas en Madrid, la última esta misma semana. Y en Génova dicen que casa a la perfección con el perfil que el jefe quiere dar a su equipo. El propio Antonio Basagoiti es consciente de que "se la quieren llevar", y ya ha hecho más de un comentario al respecto.

Elvira Rodríguez también sube como la espuma como ministeriable, una vez se quedó como diputada raso en la Asamblea de Madrid, cuando hasta los comicios era presidenta de la Cámara. Hay, no obstante, variedad de opiniones ya que algunos -los menos- la sitúan con María Dolores de Cospedal. La duda, eso sí, tiene poco recorrido ya que es cuestión de horas que la nueva presidenta de Castilla-La Mancha dé los nombres de su Ejecutivo.

También suenan con fuerza Alicia Sánchez Camacho (concretamente para Sanidad), Lucía Figar (para Educación) o Ana Pastor, que rivalizaría con la líder del PP catalán en cartera si no fuera porque la sitúan al frente de la Presidencia del Congreso de los Diputados. "Correcta, inteligente como la que más y, encima, con un perfecto conocimiento" de la Cámara, explican las fuentes consultadas, recordando que es miembro de la Mesa y siempre ha sentido gran apego a las Cortes.

Un equipo de mujeres que quedaría cojo sin mentar a la sombra de Rajoy, Carmen Martínez Castro. Directora de Comunicación del PP, no falta a ningún evento en el que el presidente del partido tenga asiento reservado. "Y lo sabe todo", además de participar activamente en la estrategia de la formación. Desde hace meses, perfecciona su inglés y ABC avanzó el domingo pasado que la Secretaría de Estado de Comunicación será su próximo destino.

Los posibles ‘hombres’ del presidente también esperan impacientes. Aunque en Génova no descartan que para Economía Rajoy esté pensando en un "fichaje estrella" al ‘estilo Pizarro’ -los populares han tentado a Pablo Isla, presidente de Inditex- es Cristóbal Montoro quien está mejor posicionado. Luis de Guindos, actualmente en el equipo de Jaime Mayor Oreja, también ocupa muchos comentarios.

Alberto Ruiz Gallardón espera que le sitúen al frente de un cargo con enjundia. Su entorno desliza que podría ser una vicepresidencia, si bien el abanico es amplio, desde el Ministerio de Justicia pasando por el de Fomento e, incluso, Interior. En este último confrontaría con Basagoiti, al que destacados del PP quieren traer a Madrid aunque él dice que su sitio está en el País Vasco.

Juan José Güemes (Sanidad), Miguel Arias Cañete (Agricultura y Pesca) y Federico Trillo (al que sitúan en un abanico amplio de carteras, si bien sus fuertes estos años han sido Justicia e Interior) también están en la cabeza de todos.

Capítulo especial cabe dedicar a la cartera de Exteriores. Javier Rupérez, quien fuera embajador de España en Estados Unidos con Aznar, está especialmente posicionado, y su sintonía con Rajoy es "total", según las fuentes. Ahora bien, en las últimas fechas se habla, y mucho, de Esperanza Aguirre, quien el 22-M volvió a ganar por mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid. No le faltan cualidades: desde hace años mantiene relación fluida con jefes de Estado y de Gobierno -todo el que visita la capital pasa por su despacho-, su control de idiomas es admirado por la clase política y, en voz de un destacado dirigente del PP, "nadie se atrevería a poner en duda su defensa de España" en el extranjero.

Otros barones como Ramón Luis Valcárcel también esperan que el futuro presidente les agradezca el servicio prestado un buen puesto en Madrid.

Muchos nombres, y más que van a surgir de aquí a la cita con las urnas. Rajoy todavía no tiene nada decidido, y de ahí que los futuribles se caractericen por la cautela, vayan a molestar al líder. Por su despacho pasan, día tras día, aquellos que pueden conformar su equipo de gobierno, incluidos destacados del mundo de la empresa y de la banca. En este último grupo podría estar ese fichaje estrella que Rajoy busca.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation