Menú

Los generales de cuatro estrellas podrían llegar a la Guardia Civil

Fernández Díaz pide un "uso eficiente de los recursos" y Fernández de Mesa defiente la naturaleza militar del cuerpo.

0

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, defendió este lunes la posibilidad de que la Guardia Civil pueda contar en el futuro con un general de cuatro estrellas, una medida que se está estudiando en el seno de su departamento, a petición del director general de la Benemérita, Arsenio Fernández de Mesa.

Esta medida es una de las opciones que baraja el Gobierno de Mariano Rajoy para controlar de una forma más eficiente a los altos mandos del Instituto Armado, después de que los ocho años de Gobierno Zapatero inflasen de manera desproporcionada el número de generales en la cúpula, que pasó de los 17 que había en 2004 a los 34 que hay en la actualidad.

Por si fuera poco, Rubalcaba blindó en abril de 2009 a muchos de estos generales afines, modificando la ley para que ya no puedan pasar a la reserva a partir de los 58 años, sino que tengan que estar en el cargo hasta los 63 años. De este modo, complicaba a un posible futuro gobierno del PP la colocación de generales de su confianza en los puestos más altos del Instituto Armado.

De confirmarse la aprobación de esta medida, este general de cuatro estrellas, cuya denominación oficial no se conoce todavía, tendría el mismo nivel que el que tienen los Jefes del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Aire y la Armada y tendría bajo su mando a los más de 75.000 agentes que componen la Guardia Civil, la estructura de naturaleza militar con más integrantes.

Las palabras del ministro llegaron tras el acto de toma de posesión del nuevo Mando de Operaciones de la Guardia Civil, el teniente general Pablo Martín Alonso, que se celebró en el patio principal del Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, situado en la localidad madrileña de Valdemoro.

Al acto asistieron, entre otros, el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó; el secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán; el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera; y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

El Mando de Operaciones de la Guardia Civil, con nivel orgánico de subdirección general, es uno de los nuevos departamentos creados en la última reestructuración de la Dirección General del Instituto Armado, acordada mediante el Real Decreto 400/2012, de 17 de febrero, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio del Interior.

Este Mando, a cargo de un teniente general de la Guardia Civil en situación de servicio activo, depende directamente de la Dirección Adjunta Operativa, siendo responsable de la conducción operativa de los servicios, de acuerdo con las directrices operacionales y criterios generales en vigor.

De este Mando dependen el Estado Mayor, la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva, la Jefatura de Información, la Jefatura de Policía Judicial, la Jefatura Fiscal y de Fronteras, la Jefatura de la Agrupación de Tráfico y la Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza.

Durante su intervención en el acto castrense, Fernández Díaz llamó a los miembros del Instituto Armado a hacer un "uso eficiente de los recursos asignado en estos tiempos de crisis económica" y les recordó que su cometido principal es "garantizar los derechos de los ciudadanos y su seguridad". Además, tuvo un emotivo recuerdo para todos los guardias civiles que fallecieron en acto de servicio, especialmente, para los asesinados por la banda terrorista ETA.

El director general de la Guardia Civil destacó una vez más la importancia de la naturaleza militar del cuerpo e insistió en que "se va a mantener" mientras el PP esté en el Gobierno de la Nación. "Sabían a dónde venían, nadie os ha engañado", añadió.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios