Menú

Los fundadores de IU claman contra la coalición con el PSOE en Andalucía

Advierten de la pantomima en la que puede participar IU si se adultera la comisión de investigación sobre los ERE.

0

Julio Anguita y Luis Carlos Rejón son, sin duda alguna, los fundadores e inspiradores nacionales de Izquierda Unida muy por encima de otros. Desde luego, fueron los impulsores de IU en Andalucía y los que lograron votos y respeto con tal iniciativa. Ahora, se están convirtiendo en propulsores de un movimiento por la regeneración política nacional. Concretamente, llama la atención la crítica detallada que hacen de la coalición de gobierno impulsada por Diego Valderas, devenido desde la alcaldía de un pequeño pueblo onubense a la portavocía de IU en Andalucía tras haber participado en el equipo directivo de IU en tiempos de Rejón y Anguita. Este último tilda de desastre el horizonte al que se dirige IU en Andalucía y Rejón advierte de la pantomima en la que puede participar IU en Andalucía si se adultera la comisión de investigación sobre los ERE. 

El ex coordinador general de IU califica de incoherente el apoyo al PSOE en temas que criticó cuando era oposición. En una entrevista concedida a El Mundo, Anguita ha afeado la contratación de familiares de IU para altos cargos de la Junta de Andalucía y, sobre todo, lanza un llamamiento de la dirección nacional para que se plantee si el acuerdo PSOE-IU en Andalucía no puede llevar a la desaparición el proyecto de toda IU. 

El hecho es que IU ha asumido los recortes de Griñán cuando estuvo en contra. Pero ahora "no se puede ir en plan kamikaze porque lo que aprueba el Gobierno en Madrid es de obligado cumplimiento". 

Anguita señala que los dirigentes andaluces de IU habían tomado con mucha antelación la decisión de apoyar un gobierno de coalición con el PSOE. Es una decisión que se había tomado cuando IU de Extremadura dejó gobernar al PP. Recuerda Anguita las críticas a aquella decisión por parte de los dirigentes andaluces. "Colocaron en la picota a los compañeros extremeños que obraron con un exquisito sentido de la responsabilidad y de la democracia, se votó como aquí, y paradójicamente después han parado los recortes del PP junto con el PSOE. En Andalucía, los han tenido que asumir."

De incoherencia personificada estima Anguita a la dirección andaluza de IU contagiados por "la magia de gobernar con el PSOE sin atender al programa ni a la coyuntura. Una especie de atracción fatal. Pues ahí está, ha salido fatal."

A la pregunta de si espera una guerra interna de las bases contra la dirección, considera que las bases fueron las que decidieron entrar en el gobierno aunque ahora algunos se desdigan. De las tres opciones que había tras las elecciones, se eligió sin duda la peor. Anguita subraya la inconsciencia con la que IU produce la voladura de su propio proyecto con un torpedo en la línea de flotación lanzada por sí misma. "Es una especie de autoinmolación en nombre de un principio absurdo que toda mi vida he combatido: todos contra el PP. La política de derechas no sólo la hace el PP, la ha hecho el PSOE también. Es una incoherencia tremenda, pero decir todos contra el PP es una buena capa que todo lo tapa."

Al actual vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, coordinador general de IU de Andalucía simultáneamente, ha dirigido Anguita la crítica de decir una cosa y hacer otra. "En campaña escuché manifestarse al compañero Valderas con rotundidad y he leído el acta notarial que se presentó en Jaén. Debe haber una relación causal entre las declaraciones y la realidad. Cuando no la hay, es que pasa algo. Al hacer las declaraciones, sobre todo en campaña, hay que ser más mesurado y saber que si las posibilidades pueden venir, si se apuesta por gobernar, hay que levantar un poco el pie del acelerador de los decibelios lingüísticos."

Igualmente, Anguita considera que Griñán debería ir a la Comisión de Investigación de los ERE porque, fue lo que pidió IU cuando estaba en la oposición y porque, cuando afecta a un consejero, el presidente tenía que haber estado informado. Para demostrar que IU influye algo en el gobierno, "la comisión ha de darse en las condiciones que esta fuerza planteó. Aquí no valen medias tintas". Tampoco vale, según Julio Anguita, echar las culpas al presunto partidismo de la juez Alaya. "Me recuerda mucho esto a cuando se le echa la culpa del árbitro. No me parece correcto. Cuando su señoría ha decidido mandar a la trena de manera preventiva a determinadas personas tendrá algunas evidencias... Recuerdo que IU, a bombo y platillo, planteó en Madrid que cuando hubiese una imputación, por el simple hecho de haberla, se dimitía, se fuese inocente o no....Si es difícil exigir la dimisión de Griñán formando parte del Gobierno, que busquen la cuadratura del círculo."


El "soberbio" Rejón o la igualdad pepino=tomate

En un demoledor artículo publicado en el mismo diario, Luis Carlos Rejón recuerda lo que le dijo José Rodríguez de la Borbolla cuando se constituyó la comisión de investigación sobre el Edificio Presidente, hace más o menos 25 años: "Mira, niño, a ver si aprendes que, en democracia, se puede votar que un pepino es igual que un tomate y además se aprueba". Pocos minutos antes había ocurrido que Rejón esgrimió un informe oficial de la Cámara de la Propiedad Inmobiliaria de Sevilla que evidenciaba el saqueo de las arcas públicas por el PSOE y que fue rechazado por el PSOE porque en sus papeles aparecía el escudo del Estado franquista.

Rejón se pregunta por qué la Comisión de Investigación sólo ha conseguido un perfil bajo en sus reprersentantes socialistas y añade: "¿Y esto por qué? ¿Es ése el perfil de todo el grupo parlamentario socialista? ¿O es que ya tienen las conclusiones hechas y sólo tienen que presentarlas? ¿Se va a prestar IU a esa pantomima? ¿Votarán que un pepino es igual que un tomate?".

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios