Menú

Alonso explica el mutismo de Zapatero tras el ataque: "Estando yo, ha estado él"

El ministro de Defensa insiste en airear la vulnerabilidad generalizada de los cascos azules en Líbano, para escudarse de las críticas a la falta de protección de los soldados españoles. La indiscreción ha irritado al resto de países que participan en la FINUL. Alonso también contradice la alerta lanzada hace dos meses por el Gobierno libanés sobre el riesgo de atentados terroristas. Para el ministro, ese riesgo "era bajo" y por eso no se habían instalado aún los inhibidores de frecuencia que habrían salvado la vida a los seis militares atacados  el pasado domingo.

Defensa dice que el riesgo no justificaba los inhibidores Beirut pidió a la FINUL que reforzara su seguridad
0
El ministro de Defensa insiste en airear la vulnerabilidad generalizada de los cascos azules en Líbano, para escudarse de las críticas a la falta de protección de los soldados españoles. La indiscreción ha irritado al resto de países que participan en la FINUL. Alonso también contradice la alerta lanzada hace dos meses por el Gobierno libanés sobre el riesgo de atentados terroristas. Para el ministro, ese riesgo "era bajo" y por eso no se habían instalado aún los inhibidores de frecuencia que habrían salvado la vida a los seis militares atacados  el pasado domingo.
Rodríguez Zapatero y José Antonio Alonso.
LD (Efe) El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, afirmó que el Estado Mayor de la Defensa "se ha ocupado" de que se "elimine" en el Líbano "cualquier riesgo" de atentado con explosivos activados a distancia, hasta que no haya inhibidores de frecuencia en los vehículos militares.

En declaraciones a TVE, Alonso respondió así al ser preguntado por el hecho de que el convoy que fue objeto del atentado el pasado domingo en el sur del Líbano en el que murieron seis soldados españoles, no llevara inhibidores de frecuencia en sus blindados.

Alonso no precisó cuándo estarán instalados los inhibidores encargados para la misión del Líbano, y recalcó que dará información "punto por punto" sobre su proceso de adquisición e instalación en el Congreso de los Diputados.

Recordó que el Ejército español no ha tenido "nunca" inhibidores "en ninguna misión" en el exterior, hasta que el Gobierno decidió su implantación en el verano de 2005 para la misión de Afganistán.

Además, insistió en que ninguno de los contingentes desplegados bajo mando de la ONU en el Líbano había dotado a sus fuerzas de estos aparatos, y en que el riesgo de que hubiera un atentado de estas características en el Líbano "era bajo".

En cualquier caso, recalcó que el Estado Mayor de la Defensa y el Mando de Operaciones, atendiendo a la "pura lógica", ya se han ocupado "de que se elimine cualquier riesgo inherente a la virtualidad de un atentado terrorista utilizando radio frecuencia, hasta que no estén ya los inhibidores instalados en los vehículos".

"Van a estar dotados con toda la inmediatez que sea posible, con toda la inmediatez y, mientras tanto, se van a evitar esas situaciones de riesgo sobre el terreno", agregó Alonso.

Preguntado por si será posible que los tres colombianos muertos en el atentado reciban la misma indemnización que los españoles, al no haberse publicado aún en el BOE la reforma legal que así lo permite, Alonso respondió que "será posible hacer una aplicación del espíritu de la ley",

"Vamos a hacer todo lo posible y lo imposible por que se arregle, por supuesto, porque no es justo. Es una discriminación intolerable e inconsentible", añadió Alonso.

Ante las críticas por la falta de una declaración pública del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Alonso recordó que él está al frente del Ministerio de Defensa "en lo bueno y en lo malo", porque es su "responsabilidad", y dijo que decidió viajar inmediatamente al Líbano para apoyar a los militares.

"Fui a ver a mi gente, a los militares", prosiguió Alonso quien añadió: "Estando yo, ha estado el presidente del Gobierno, no tenga ninguna duda".
 
Por otra parte, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) ha dado instrucciones para que salgan "urgentemente" hacia el Líbano cuatro vehículos BMR con inhibidores nuevos, según informó un portavoz oficial del Ministerio de Defensa, quien añadió que durante esta semana saldrán hacia la zona otros tres vehículos más de este tipo. Asimismo, este portavoz apuntó que un grupo de técnicos y especialistas del Ejército de Tierra se trasladarán a la base Miguel de Cervantes (Marjayún) con "casi treinta inhibidores, para instalarlos allí" en otros vehículos. Finalmente, subrayó que esto se hará en el "tiempo mínimo indispensable", ya que cada BMR necesita un "tratamiento específico para que los inhibidores sean compatibles con los sistemas de transmisiones de los vehículos y conservar así todas sus capacidades".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation