Menú

Acebes: "A veces es peor la política que la guerra, en la guerra sólo te matan una vez"

El que fuera secretario general de los populares, Ángel Acebes, ha reaparecido públicamente este jueves para asegurar que no se arrepiente "de ninguna de las batallas" que ha dado por defender "nuestros principios y valores". Frente al relativismo imperante, pide al PP "no oscurecer sus ideas".

Perfil de Ángel Acebes
0
El que fuera secretario general de los populares, Ángel Acebes, ha reaparecido públicamente este jueves para asegurar que no se arrepiente "de ninguna de las batallas" que ha dado por defender "nuestros principios y valores". Frente al relativismo imperante, pide al PP "no oscurecer sus ideas".
"
LD (Pablo Montesinos) Siete meses distan desde que Ángel Acebes comunicara al presidente del PP, Mariano Rajoy, su decisión de no continuar al frente de la Secretaría General. Desde entonces y hasta ahora muchas cosas han cambiado en el seno del partido, pero el que fuera ministro del Interior sigue siendo “un referente ideológico” para militantes y simpatizantes.  
 
Así quedó demostrado el jueves por la noche en la tradicional cena de Navidad del PP del Distrito de Salamanca. Un evento en el que Ángel Acebes recibió el galardón a la Trayectoria Política por encarnar “los valores y los principios que siempre nos han identificado”.
 
Parafraseando a Churchill, el ex secretario general de los populares destacó que “a veces es peor la política que la guerra” ya que “en la guerra sólo te matan una vez” mientras que en política se dan “muchísimas batallas”. Eso sí, “os tengo que confesar que no me arrepiento de ninguna de las batallas que he dado con el PP para defender nuestras ideas, nuestros principios y nuestros valores”. “No me arrepiento de nada”, insistió, para después añadir: “si te resignas a no defender en lo que crees, posiblemente no te maten o te intente matar” pero darás la espalda “a quienes confían en nosotros”.
 
En su intervención, interrumpida en constantes ocasiones por los aplausos, Ángel Acebes presentó al Partido Popular como remedio ante “la moda del relativismo”. “Esas ideas de plastilina, que se pueden estirar, encoger o meter en un molde y que se adaptan a lo que está ocurriendo en un momento determinado”. Sin embargo, el ex secretario general de los populares no está de acuerdo con esa forma de hacer política: “creo que sigue habiendo cosas buenas y malas, cosas blancas y negras”.
 
Por ello, agrega, “esa moda del relativismo no debe ni puede entrar ni prender en nuestro partido”. Y es que “es imposible ganar renunciando a tu posición política, acercándote a los demás”. Un modelo que, en opinión de Acebes, lleva a la derrota y nunca a la victoria.
 
“El PP no tiene ningún motivo para escurecer sus ideas; tiene que dejar muy claro lo que es, lo que somos. Debemos estar orgullosos de nuestras ideas y de nuestros proyectos políticos”, defendió.
 
Pero, “¿qué estamos defendiendo? la libertad y la igualdad”. La libertad “para hablar en castellano en cualquier parte de España, para educar a nuestros jóvenes sin dirigismos, para defender el derecho a la vida y para defender esa misma libertad en aquellos lugares donde más la necesitan, como el País Vasco”. Todo ello, sentenció, “sin que nos persigan o nos insulten”.
 
Una libertad en la que encuadra la lucha contra el terrorismo, que él lideró cuando era responsable de la cartera del Interior. “¿Qué es ese debate de si hay los requisitos legales o de si no los hay para poder echar a los terroristas de los ayuntamientos? Lo hizo el Gobierno de Aznar, nosotros los echamos y ahora también se puede hacer”, aseguró.
 
La defensa de la libertad, pero también de la igualdad: “igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley vivan donde vivan y sin discriminaciones, porque todos somos ciudadanos de una gran nación, España”.
 
La crisis económica
 
Tampoco faltaron referencias a la crisis económica. Ángel Acebes puso encima de la mesa como José Luis Rodríguez Zapatero sólo ha traído “paro, despilfarro y crisis” pero, sin embargo, “nosotros somos quienes nos tenemos que callar” pese a que fue el PP el que propició “progreso, prosperidad y empleo”. “Lo hicieron los gobiernos de José María Aznar y tenemos que estar orgullosos”, recalcó.
 
Por último, también pidió no caer en el error de no luchar por las ideas ya que “no podemos renunciar ni a discutirlas ni a defenderlas”. En este sentido, y ya como colofón final, el ex ministro lanzó un mensaje a las bases del partido: “os invito a defender las ideas con claridad, tenemos una enorme ventaja y es éste gran partido”. “Hay millones de ciudadanos que quieren ver en el PP su esperanza de futuro, que quieren algo seguro donde fijar su ideología y eso sólo se lo puede dar el PP”. Y concluyó: “es bueno que nos diferenciemos del PSOE” ya que “a nosotros no nos estorba la libertad”.
 
Ana Botella elogia “la lealtad” de Acebes
 
Previamente subieron al estrado, entre otros, Ana Botella e Iñigo Enríquez de Luna, presidente del PP del distrito de Salamanca. En sus discursos no ahorraron en elogios hacia el ex secretario general de la formación. La concejala de Madrid, que recibió el premio Marqués de Salamanca,  dijo de Acebes que “ha demostrado muchas cosas que no son fáciles” como la honestidad, el trabajo, el pensar en el bien común o el estar en cada momento donde el partido le ha pedido. “Es una persona leal en sí misma, y la lealtad no es algo fácil”, sentenció.
 
Por su parte, en declaraciones a Libertad Digital previas al acto, Enríquez aseguró que con el homenaje a Ángel Acebes se hace justicia “a una persona que lo ha dado todo por el partido y que ha estado en el punto de mira de la izquierda sectaria y revanchista”. El motivo, describe, “es que simboliza lo más importante del PP; sus ocho años de gobierno”.
 
Muchos aplausos, pero no para todos
 
El acto también estuvo lleno de gestos. A él acudieron dirigentes políticos tan importantes como Ignacio Astarloa o la diputada Cayetana Álvarez de Toledo. La Comunidad de Madrid también estuvo representada en el consejero de Inmigración y Cooperación Javier Fernández Lasquetti. Sin embargo, no asistió nadie de la actual dirección del Partido Popular, pese a que las invitaciones sí que llegaron a Génova. Iñigo Enríquez justificó las ausencias de María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy argumentando “problemas de agenda”.
 
Las menciones, y la reacción de los más de trescientos simpatizantes allí presentes, también dieron mucho de que hablar. Cuando se mencionó a María San Gil hubo un espontáneo “viva María” que acabó con una sonada batería de aplausos. Sin embargo, ni un ruido se escuchó cuando los nombrados fueron el alcalde Alberto Ruiz Gallardón o los ya citados Rajoy y Cospedal.
 
Independientemente de ello, a la salida de la cena todos los asistentes consultados por Libertad Digital coincidían en lo mismo: “Ángel Acebes ha vuelto a demostrar por qué es un referente moral para el Partido Popular”.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios