Menú

Camps declara ante el juez que pagó los trajes en metálico

En total fueron unos 2.400 euros los que pagó Francisco Camps por los trajes comprados en Forever Young. Camps ha declarado al juez que pagó en metálico, algo que tiene por costumbre –añadió– ya que su mujer tiene una farmacia y dispone de efectivo. Los trajes de Milano los devolvió.

En total fueron unos 2.400 euros los que pagó Francisco Camps por los trajes comprados en Forever Young. Camps ha declarado al juez que pagó en metálico, algo que tiene por costumbre –añadió– ya que su mujer tiene una farmacia y dispone de efectivo. Los trajes de Milano los devolvió.
LD (C.Jordá) La investigación sigue su curso por lo que el presidente de la Generalidad valenciana sigue jurídicamente imputado. La alegría mostrada por Mariano Rajoy se debe a que el juez no ha dictado medidas cautelares contra Camps y no a que haya salido de la Sala sin cargos.

Según ha podido saber Libertad Digital, Francisco Camps ha basado su declaración en la forma en la que abonó los trajes que figuran en la acusación como pago en especie que reflejaría el delito de cohecho y en las contradicciones entre las distintas declaraciones del falso sastre José Tomás. 

Camps asegura que devolvió los trajes de Milano y que abonó en metálico y en la tienda el importe de los trajes adquiridos en Forever Young. Eso sí, el presidente de la Generalidad reconoce que no dispone de facturas, pero explica que esto es, sencillamente, porque no las pidió.

Los hechos: cuatro trajes buenos y cuatro malos

La relación de Camps con José Tomás empezó por recomendación de Álvaro Pérez cuando el falso sastre trabaja en una tienda Milano de la capital. Camps lo visitó en uno de sus viajes a Madrid y le encargó cuatro trajes.

En otra visita posterior el político popular probó los trajes pero no quedó satisfecho con el resultado, por lo que pidió un nuevo arreglo. Meses después, cuando José Tomás va a abandonar su puesto de trabajo en esa tienda, le manda los trajes a Camps a Valencia, pero éstos seguían sin ser arreglados convenientemente y, finalmente, el presidente de la Generalidad los devuelve sin haber hecho ningún desembolso.

Meses después, y ya trabajando en Forever Young, el falso sastre vuelve a ponerse en contacto con Camps y le invita a acudir a su nueva tienda, donde los trajes son algo más caros que en Milano pero de mayor calidad.

En una nueva visita a Madrid Camps se pasa por la tienda, ve los trajes y encarga dos. Tras varios meses sin ir a probárselos por fin conciertan una cita y Camps se queda con dos trajes, que paga en metálico.

Dinero en metálico


Algún tiempo después encargaría otro y más tarde un cuarto. Según fuentes cercanas al político del PP el precio de cada uno de los trajes rondaba los 600 €, por lo que Camps desembolsa un total de 2400 pero en tres pagos diferentes y bastante separados en el tiempo, uno de unos 1200 euros y otros dos de 600.

Se trata de pagos en metálico por unas cantidades que pueden parecer sorprendentes para un ciudadano común, pero para las que, según ha podido saber Libertad Digital de fuentes cercanas al propio Camps, hay una explicación bastante sencilla: la esposa del político valenciano es propietaria de una farmacia, un negocio que genera cantidades significativas de dinero en metálico, por lo que la costumbre familiar es usar este dinero para realizar los más diversos pagos. Dicho de otro modo, Camps no utiliza casi nunca su tarjeta de crédito.

Esas mismas fuentes explicaban que, obviamente, no tendría mucho sentido llevar el dinero generado por la farmacia al banco para luego tener que ir al banco a sacarlo, así que la familia Camps vive prácticamente sin “dinero de plástico”.

Coincide por tres veces con el testimonio de Tomás


Esta versión que Francisco Camps ha defendido este miércoles ante el juez coincide prácticamente punto por punto con las tres primeras declaraciones del sastre José Tomás, en las que cuenta lo ocurrido con los trajes de Milano y admite expresamente que Camps abonó sus compras en Forever Young.

Sin embargo, Tomás cambió su versión e implicó al presidente valenciano en una cuarta declaración que se dio en circunstancias un tanto peculiares, pues fue tomada por el juez Baltasar Garzón cuando éste ya se había inhibido del caso en favor de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Barcelona.

Temas

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso