Menú

Carod Rovira: de Perpiñán a Sortu

Carod Rovira, el mismo que se reunió con los etarras en Perpiñán, firma junto a otros políticos y artistas catalanes un manifiesto de apoyo a Sortu.

Libertad Digital
0

Un manifiesto que ha sido suscrito por políticos catalanes o gente del mundo de la cultura de esta comunidad, entre ellos el ex vicepresidente de la Generalidad, Josep Lluís Carod-Rovira, pide que se "restablezca la normalidad democrática" en Euskadi, lo que incluye "la libertad de participación política sin exclusiones".

El manifiesto, que lleva por título "Declaración por la paz y la democracia", ha sido presentado este mediodía en Barcelona y, entre sus promotores, figuran, además de Carod, dos expresidentes del Parlamento catalán, Ernest Benach y Heribert Barrera, también de ERC.

Sonado fue el episodio de su reunión, la de Carod, en 2004 en Perpiñán con la cúpula etarra de entonces: Josu Ternera, prófugo ya por aquel entonces, y Mikel Antza. El objetivo de ese encuentro era llegar a un acuerdo con los terroristas para que no atentaran en Cataluña, a cambio de hacer pública una declaración en la que abogaría por el derecho de autodeterminación de los 'pueblos del Estado'".

Ahora, en medio del escándalo de las actas de negociación del Gobierno de Zapatero con ETA y tras el fallo del Tribunal Supremo, vuelve a salir en defensa de los proetarras con este nuevo manifiesto.

También han prestado su apoyo al documento los escritores Isabel-Clara Simó, Víctor Alexandre, Jordi Coca, Margarida Aritzeta y Mathew Tree, los cantantes Lluís Llach y Lluís Gavaldà, el ex consejero de Cultura Joan Manuel Tresserres, el ex dirigente de Unió de Pagesos Pep Riera, y las actrices Carme Sansa, Ariadna Gil y Sílvia Bel.

En la introducción del manifiesto se señala: "En el presente contexto de desaparición definitiva de la violencia (en el País Vasco) consideramos que es el momento de poner encima de la mesa, con carácter de urgencia, el restablecimiento de la normalidad democrática y del respeto a los principios universales de derechos humanos".

Según se indica en el manifiesto, en un momento de "involución política en el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado Español, Cataluña no puede quedar al margen de los esfuerzos imprescindibles para que todos los pueblos puedan defender la totalidad de sus derechos y libertades democráticas sin restricciones, en el marco de la UE".

Con la vista puesta en la reciente sentencia del Tribunal Supremo que ilegaliza a los herederos de Batasuna-ETA, Sortu, los adheridos al manifiesto advierten de que "es inaceptable el uso político de la justicia para limitar derechos constitucionales elementales como son los de reunión, afiliación política y el de constituir candidaturas para concurrir en las elecciones".

"En la medida que el Estado Español mantenga su posición inmovilista en el conflicto vasco -indica el manifiesto-, será cada vez más evidente su obstinada negativa a aceptar el derecho a decidir sobre su futuro, libre y democráticamente expresado".

Se reclama, en este sentido, "al Estado Español la restauración de la normalidad democrática en el País Vasco, es decir, el restablecimiento de los derechos de expresión, manifestación y participación política sin exclusiones, así como la adopción de medidas de normalización jurídica en el ámbito policíaco y penitenciario".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios