Menú

Interior acrecienta sus amenazas para que los guardias multen más

La huelga de bolis caídos que están siguiendo muchos guardias civiles, y que ha reducido drásticamente el número de multas, está poniendo nervioso a los responsables del ministerio del Interior. AUGC y UO han denunciado el aumento de las presiones a los agentes para que multen más.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La AUGC: "Interior intimida a los guardias civiles para poner más multas" Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "La AUGC: "Interior intimida a los guardias civiles para poner más multas"" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
La huelga de bolis caídos que están siguiendo muchos guardias civiles, y que ha reducido drásticamente el número de multas, está poniendo nervioso a los responsables del ministerio del Interior. AUGC y UO han denunciado el aumento de las presiones a los agentes para que multen más.
Agentes de la Guardia Civil. | Archivo.

Días después de que el Gobierno Zapatero anunciase la reducción de salario para los funcionarios públicos, con el objetivo de reducir el déficit, el descontento de los guardias civiles empezó a quedar plasmado en los principales foros de internet en los que se reúnen los miembros de la Benemérita. Fue en estos foros donde surgió la idea de llevar adelante una huelga de bolígrafos caídos, algo que fue calando entre los agentes y, finalmente, fue apoyado abiertamente por muchas de las asociaciones profesionales del Cuerpo.

La misma se llevaría realizando desde el mes de junio y, aunque no hay datos reales y exactos del impacto que está teniendo, sí hay algunas informaciones que permiten hacerse una idea. Y es que hace unos días la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) hizo públicos los datos que manejaba, según los cuales, los agentes de la Benemérita habrían puesto 60.000 denuncias durante el mes de junio, cuando en el mismo mes de 2009 se impusieron 188.000 sanciones por infracciones de tráfico. Es decir, que en el primer mes la reducción en el número de sanciones puestas por los agentes habría llegado al 70 por ciento, aunque en algunas provincias, la caída habría llegado hasta el 90 por ciento.

Esta huelga de bolis caídos coincide, además, con el malestar generado, tal y como denunció Libertad Digital, por la última circular enviada por el General Jefe de la Agrupación de Tráfico, Antonio Dichas Gómez, en la que se aclaraba las puntuaciones que debe recibir cada agente en función de qué actuaciones realiza, y en las que, casualmente, las intervenciones con multas económicas más caras eran las mejor valoradas.

La actitud de los guardias civiles comienza a inquietar a los responsables del ministerio del Interior, tal y como denunciaron este jueves dos de las asociaciones profesionales con representación en el Consejo de la Guardia Civil.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, AUGC afirma que el ministerio "está solicitando el número de denuncias formuladas al mismo tiempo que pide el nombre de los guardias civiles que menos multas han puesto" y aseguran tener "conocimiento de guardias que han sido propuestos para perder cerca de 250 euros mensuales" por "bajo rendimiento".

Junto a las advertencias que amenazan con bajar el sueldo, la asociación dice que "se intimida a mandos intermedios" ya que, si los guardias a su mando no denuncian, pueden perder los complementos retributivos de productividad. A su juicio, todo esto está sometiendo a tensión y a presiones a los agentes.

AUGC también pone de manifiesto que la situación que "sufren" los agentes de tráfico se está trasladando a las Unidades de Seguridad Ciudadana, "en un intento de intimidar a los guardias civiles para que incrementen su labor denunciadora". Asimismo, recrimina que el ministerio del Interior se sirva del carácter militar del cuerpo para "amenazar la frágil economía de las familias de los guardias civiles".

En parecidos términos se expresa la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), quien denuncia que las "presiones" de Interior para que se multe más "no sólo se dan entre los agentes de Tráfico sino que se están extendiendo de manera preocupante al resto de Unidades. Se insiste a los mandos con órdenes, siempre verbales, que hagan seguimiento de la labor de cada guardia civil y se le recuerde que la ley obliga a denunciar. Así queda claro que si no hay denuncias, serán los mandos los que pierdan sus complementos".

La asociación dice que "la huelga de bolígrafos caídos de los agentes de Tráfico y el consecuente descenso de denuncias realizadas está poniendo de los nervios al ministro Rubalcaba y al Director General de Tráfico", y que, "en respuesta a esta medida han ideado un maquiavélico sistema de puntos con el que valorar a los agentes de Tráfico y hacer que su sueldo dependa de ello", en alusión a la circular del pasado 22 de julio.

"Pese a que el ministro Rubalcaba ha insistido en declarar que su única preocupación es la seguridad vial y no el afán recaudatorio, menospreciando incluso a quién insinúe lo contrario, lo cierto es que el baremo de puntos desacredita por completo las palabras del Ministro. Y es que resulta cuanto menos contradictorio que se puntúe hasta cuatro veces más por una denuncia en materia de transportes, con sanciones muy elevadas, que por un auxilio en carretera", añaden.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 20 comentarios guardados

    Servicios