Menú

Bauzá gana, Delgado abre la puerta a la democracia interna en el PP

José Ramón Bauzá es el nuevo presidente del PP de Baleares por decisión de los militantes. Ha conseguido el 69,17% de los votos. La participación, bajísima: un 48%. Al inicio de su proclamación hubo abucheos por el uso del mallorquín: "¡en castellano, en castellano!".

0
José Ramón Bauzá es el nuevo presidente del PP de Baleares por decisión de los militantes. Ha conseguido el 69,17% de los votos. La participación, bajísima: un 48%. Al inicio de su proclamación hubo abucheos por el uso del mallorquín: "¡en castellano, en castellano!".
Rajoy y Bauzá este sábado | PP
El PP de Baleares lo intenta de nuevo. El hombre de Mariano Rajoy, José Ramón Bauzá, ha sido reelegido presidente de la formación con el apoyo de más del 69 por ciento de los votos. Su oponente, el alcalde de Calviá Carlos Delgado, reconoce la derrota, y se postula como el garante de que la nueva dirección cumpla con el programa electoral, principalmente en materia lingüística. Recabó el 30,83 por ciento de los sufragios. Del total de militantes (19.078) sólo votaron 9.259, por lo que la abstención alcanzó más de la mitad del total: un 51,53 por ciento.

El partido ha vivido una jornada histórica que abre las puertas a la democracia interna en el PP. Atrás quedaban los compromisarios; Delgado ha conseguido forzar el primer congreso asambleario de la historia de los populares. Este sábado, en las cuatro islas, todos los militantes valían lo mismo: un voto. Rajoy nunca quiso evaluarse con este sistema. Pero la respuesta de la militancia ha sido decepcionante. La mayoría han dado la espalda a esta oportunidad y ni siquiera han participado.

A las nueve y media de la mañana abrían los 76 puntos de votación con "total normalidad" a juicio de fuentes de una y otra candidatura. Poco antes, Bauzá y Delgado presentaban sus avales así como sus listas. Estallaba la polémica. El candidato oficialista excluía de su candidatura a todos los barones del partido a nivel regional, muy ligados a la era de Jaume Matas. Era una mero gesto de cara a la galería, ya que tiene previsto incorporarles una vez se produjeran las votaciones. "Pretende dar una imagen de renovación ante las acusaciones de continuismo", replicó entonces el entorno del regidor de Calviá. El ambiente se enrarecía.

Una hora después del cierre de los colegios, a las siete, Rajoy y Bauzá llegaban juntos al colegio Lasalle de Palma, convertido en centro de operaciones, y poco después se daban a conocer los resultados definitivos: el hombre de Génova continuaría al frente del PP balear. El encargado de hacer público el anuncio era el presidente cónclave, Joan Flaquer, que lo hacía en mallorquín. Los abucheos fueron sonoros: "¡en castellano, en castellano!".

Pasado el trance, Bauzá subió a la tribuna, donde lanzó el siguiente mensaje a su contrincante: "Hoy iniciamos una nueva etapa en la que no sobra absolutamente nadie. En este barco cabe todo el mundo y el capitán tiene el rumbo definido. Aquí hay camarotes para todos pero no hay sitio para polizones".
 
El líder del PP balear remarcó que "tenemos que estar unidos" y fue recibido por las más de 1.000 personas al grito de "presidente, presidente". "Más de uno debería mirar a nuestro espejo y ver lo que significa la decisión de la mayoría de los afiliados", recalcó, refiriéndose así a la situación de minoría en las instituciones de las islas, donde gobierna el PSOE con las minorías a pesar de sumar menos votos que los populares en las pasadas elecciones autonómicas de 2007.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 70 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation