Menú

Rajoy: "El PP es una casa abierta en la que no se pregunta a nadie de dónde viene"

Lleno total en Cáceres, donde Mariano Rajoy ha querido respaldar públicamente a su candidato por Extremadura, José Antonio Monago. Allí, el líder del PP dijo que en España no hay "un problema de ideología sino de sentido común" e invitó "a sumarse al proyecto de la sensatez". 

0

El Partido Popular ya está en clave electoral, y por ello su líder, Mariano Rajoy, se ha desplazado a una de las plazas más complicadas: Extremadura. Según los sondeos internos que barajan, José Antonio Monago está a las puertas de lograr la mayoría absoluta, pero en Génova son conscientes de lo complicado de bañar de azul tan importante feudo socialista.

A tenor de este panorama, el jefe de los populares ha decidido redoblar su presencia en esta comunidad y no es casualidad que haya elegido Cáceres tras el cónclave celebrado en Segovia, en el que instó a los suyos a ganar unas elecciones –las municipales y autonómicas- en un momento decisivo para España.

"Lo que parece muy difícil también se puede conseguir", le ha dicho a Monago. El camino a seguir: "ser serios, decir cosas sensatas y decir a la gente lo que pasa", prosiguió Rajoy, que reclamó a su candidato que huya de "talantes y eslóganes".

Y es que, a juicio del líder de los populares, España necesita salir de "la pesadilla" provocada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Lo que ocurre no es un problema de ideologías sino de sentido común", sentenció.

Un argumento que utilizó en toda su intervención, centrada en llamar al votante socialista descontento. "El PP es una casa abierta en la que a nadie se le pregunta de dónde viene sino a dónde va", aseguró, recibiendo la ovación de más de tres mil personas, que han abarrotado un polideportivo de la ciudad.

Unas referencias al PP como partido "abierto" en el que "caben todos" que repite con insistencia en sus últimas intervenciones, y que contrasta en mucho con su alocución en Elche, cuando espetó que "si alguno se quiere ir al partido liberal o conservador, que se vaya". Ocurrió en abril de 2008, en plena crisis interna de la formación.

Ahora las aguas están mucho más calmadas, y Rajoy considera fundamental un trasvase de votos de las filas socialistas a las populares. "España necesita menos chapuzas", proclamó, ironizando sobre el talante de Zapatero: "Tanto talante tenía que por primera vez en españa se ha tenido que decretar el estado de alarma", remató. 

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 42 comentarios guardados

    Servicios