Menú

Rubalcaba: "Lo paramos" porque los controladores "iban a montarla"

Como Blanco, Rubalcaba saca pecho por la gestión de la huelga de controladores y la fecha de aprobación del decreto. Según el que ha sido portavoz del Gobierno en toda la crisis, la "mancha de aceite" habría llegado a Navidad si no hubieran actuado. Chacón emplaza al PP a aclarar "del lado de quién están".

0

En una entrevista en RNE, Alfredo Pérez Rubalcaba ha defendido la gestión de su Gobierno, tanto en lo relativo a la negociación y la aprobación del decreto sobre las horas trabajadas de los controladores, como en lo referido al estado de alarma. Para el ministro del Interior, hasta ahora "nadie se había atrevido a tocarlos", algo que su Gobierno, sostuvo, sí ha hecho. Quieren, insistió, "desmontar el edificio de privilegios que tienen montado" porque la situación es ya de "pesadilla intolerable". "Todo ese sistema de privilegios hay que cortarlo y eso es lo que ha decidido el Gobierno", insistió.

Defendió la aprobación del decreto el pasado viernes. El vicepresidente indicó que el conflicto de estos días con los controladores surgió a raíz del cálculo "peculiar" que hizo el colectivo sobre las horas que tenían que trabajar. Como algunos empezaban a abandonar sus puestos alegando que ya habían trabajado las horas estipuladas, empiezan a surgir problemas de personal, y esto se convierte, según Rubalcaba, en una "mancha de aceite que se va extendiendo".

"Los controladores sabían que iban a montarla, porque eso lo paramos. Si no, la mancha de aceite se habría extendido también en Navidades", dijo el vicepresidente, que consideró que el argumento de los controladores de que el Gobierno les había provocado resulta "infumable".

"Desde que soy pequeño, mi vida y la de muchos españoles ha estado asociada a los controladores: en el verano eran el bañador, la playa y los controladores; en Semana Santa eran el tiempo y los controladores; en Navidad, los polvorones y los controladores. Han formado parte de nuestra vida, pero no para bien. De lo que se trata ahora es que de eso no pase y el controlador pase a ser como un maestro, un médico, es decir, un trabajador que cobra de la administración pero que no amenaza periódicamente a los ciudadanos para defender sus privilegios", ha dicho.

"La Justicia dirá quién paga"

No aclaró hasta cuándo durará el estado de alarma. Aún no se ha tomado una decisión, indicó el ministro del Interior. Respecto de las sanciones a los huelguistas después de que Blanco centrara sus críticas en la cúpula del sindicato, afirmó que a los que lo organizaron "no les va a salir gratis". "Uno no puede marcharse a su casa y dejar tirados a todos los ciudadanos", sostuvo.

Explicó que hay una vía laboral abierta así como dos judiciales, que son las correspondientes a las que ha iniciado la Fiscalía General del Estado para reclamar las responsabilidades penales y otra civil para que los que se sientan perjudicados acudan. "Todo eso está en marcha", dijo Rubalcaba, quien añadió que hay muchos Juzgados trabajando al mismo tiempo por el caos aéreo.

"La Justicia será la que diga si hay que pagar y, en su caso, quién paga", ha aseverado el vicepresidente del Gobierno.

Chacón, al PP: "Dejen claro del lado de quién están"

Por su parte, la ministra de Defensa, Carmen Chacón, señaló este miércoles que el Partido Popular tiene mañana "una magnífica oportunidad para dejar claro del lado de quién están", en la comparecencia en el Congreso de los Diputados del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicar el estado de alarma decretado el sábado ante la huelga encubierta de los controladores aéreos.

En declaraciones a la Cadena Ser, Chacón expresó su convicción de que el decreto que instauró el estado de alarma "fue definitivo" para restaurar la normalidad del espacio aéreo, y señaló que con él el Gobierno demostró "valentía para tomar las decisiones que ha tomado y cerrar la crisis en 24 horas". Por eso, cuestionó las reacciones al mismo por parte de dirigentes populares como Esteban González Pons.

Por lo demás, la ministra narró la llegada de 150 oficiales del Ejército del Aire a las torres de control el viernes por la tarde y que desde la declaración del estado de alarma "los controladores pasan a ser personal militar y están a las ordenes del personal militar" que ya está desplazado a ellas. No obstante, aseguró que la relación entre los controladores y sus mandos militares es "muy buena" y se desarrolla en la "normalidad más absoluta".

Chacón calificó de "impecable" la actuación del Ejército del Aire y su comandante el general Jiménez Ruiz, que aclaró que también tenían planificado su puente de la Constitución, y recalcó que el Estado "es muy fuerte" y tiene garantías para asegurar que nadie pueda "abusar, no de sus derechos sino de sus privilegios, para tratar de doblegar a un país". Un ejemplo sería la declaración del estado de alarma; una "decisión tan valiente como necesaria" y "proporcional a los hechos", según la ministra.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios