Menú

Rubalcaba dice que no perdió la cabeza: "Es una solemne estupidez"

Rubalcaba niega la mayor. Dice que no perdió la cabeza, como asegura el PP, y que nunca amenazó a Floriano. Alegó que se había limitado a decir que les escuchaba y les veía "en las radios y en las teles".  José Bono, por su parte, habló de "una conversación normal".

0

El ministro del Interior ha convocado una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados para "aclarar" la bronca que mantuvo con el diputado del PP Carlos Floriano tras la sesión de control al Gobierno.

En una difícil rueda de prensa, Rubalcaba ha negado la mayor y ha dicho que él nunca perdió los papeles, como asegura al PP. Acusa tanto a Floriano como a Esteban González Pons de mentir y añade que "es una solemne estupidez" que haya amenazado al parlamentario.

Según su versión de los hechos, no le dijo -a Floriano- que ve todo lo que hace y todo lo que escucha gracias al sistema SITEL sino que le profirió que "escucha y ve en las radios y en las televisiones que hablan de espionaje ilegal" por parte del Gobierno. "Ésta es la reproducción exacta, lo que les estoy contando", espetó.

Sin embargo, los periodistas, muchos de los cuales observaron la secuencia de los hechos, no se mostraron nada convencidos y han insistido una y otra vez sobre este asunto. Hasta tal punto se ha visto airado Rubalcaba que ha llegado, incluso, a dejar con la palabra en la boca a uno de los informadores.

"¿Cómo voy a decirles en la Cámara que no pueden acusar al Gobierno de escuchar a la oposición porque es mentira y luego fuera les voy a decir que veo y escucho todo lo que hacen?", añadió el ministro, que si bien admitió haber tenido "una conversación tensa" con ambos, reiteró que había sido igual que el enfrentamiento mantenido durante en la sesión de control. "Están mintiendo en lo gordo y en lo menos gordo", apuntó. 

Una conversación "normal" a juicio de Bono

También ha hablado José Bono, otro de los protagonistas de los hechos. El presidente del Congreso ha asegurado que no percibió que hubiera falta de respeto en la tensa conversación que el ministro del Interior mantuvo en los pasillos de la Cámara con los diputados del PP Esteban González Pons y Carlos Floriano a cuenta del sistema de escuchas SITEL.

A su juicio, fue una discusión "normal" de las que suceden en el Parlamento y su intervención en la misma se debió a que había quedado para tomar un café con el ministro, no porque se viera obligado a tener que deshacer esa reunión, como han sugerido desde el PP.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios