Menú

"¡Nunca me he envuelto en banderas!"

Tras hacer un idílico balance sobre la presidencia europea, que ha calificado de "útil", Zapatero ha respondido a las críticas casi unánimes de los grupos. A Rajoy le llamó "antiguo" por hablar de "protectorado". A Díez, le acusó de utilizar la bandera española en la que él "no se envuelve".

/MERCEDES. R. MARTÍN
0
Tras hacer un idílico balance sobre la presidencia europea, que ha calificado de "útil", Zapatero ha respondido a las críticas casi unánimes de los grupos. A Rajoy le llamó "antiguo" por hablar de "protectorado". A Díez, le acusó de utilizar la bandera española en la que él "no se envuelve".
Rosa Díez. | Archivo.

Debate parlamentario sobre el último Consejo Europeo que le ha servido al presidente del Gobierno para hacer balance de los seis meses de Presidencia de turno de España. Ocasión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprovechado para repasar las diversas Cumbres celebradas en el seno de su mandato, aunque le ha faltado una: EEUU.

"Nos hubiera gustado, sin embargo...", se lamentaba Zapatero, "haber celebrado también otras Cumbres como la transatlántica con Estados Unidos". Los motivos por los que, a juicio del Presidente del Gobierno, "ha sido imposible su celebración" fueron "la proximidad de la anterior Cumbre celebrada en noviembre de 2009", en primer lugar; y "la propia agenda de la Administración americana", en último término.

El jefe del Ejecutivo se ha consolado diciendo que ello "no ha supuesto un freno en las relaciones" y ha presumido de algunos acuerdos. "Puedo anunciarles que mañana, día 24 se firmará un Acuerdo de Servicios Aéreos entre Estados Unidos y la Unión Europea, conocido como Acuerdo de Cielos Abiertos". El citado acuerdo supone la creación de una zona común de aviación que abarcará el 60% del tráfico mundial de pasajeros.

Apoyo al tijeretazo

Una intervención de Zapatero que ha comenzado recordado las palabras del presidente Permanente del Consejo, Herman Van Rompuy, el pasado 17 de junio en Bruselas: "Son las diez y media y no hay crisis".

"Al expresarse así, no negaba la crisis", explicaba el presidente, "sino que, de forma irónica, evocaba el clima en el que los Jefes de Estado y de Gobierno nos habíamos visto compelidos a adoptar decisiones inéditas y de urgencia". Y en este sentido ha enmarcado las medidas emprendidas en España y se ha congratulado por el efecto que éstas tuvieron en Bruselas. "Pude constatar el firme apoyo de los Estados miembros al esfuerzo de España en la adopción de medidas necesarias para afrontar la crisis y promover la estabilidad de nuestra economía. Fue positivo para Europa, y también lo fue para nuestro país".

Ni una palabra sobre las tensiones con la canciller alemana Angela Merkel tras los rumores publicados en la prensa sobre un supuesto Plan de rescate europeo para España. Tan sólo ha abogado el jefe del Ejecutivo por "restaurar la calma en los mercados, disuadir la especulación injustificada y devolver la confianza". En este sentido se enmarcan medidas como la acordada en el Consejo sobre la publicación de los "stress test", o pruebas de resistencia de las entidades de crédito europeas, que "serán publicadas en la segunda quincena de julio".

Zapatero también ha calificado de "satisfactoria" la actuación de España durante un semestre en el que el Gobierno "se ha sentido útil" en situaciones "difíciles" en las que España ha tenido "la oportunidad de ostentar un papel activo en una etapa decisiva".

Molesto con Rajoy, irritado con Díez

En la réplica, Zapatero cargó contra Rajoy por hablar de "protectorado" y le reprochó tener una visión "antigua", y "decimonónica" de las relaciones internacionales y de la Unión Europea. "Qué ridícula reflexión sólo por intentar dañar la imagen de un Gobierno", afirmó.

"Nada hemos oído del G20 ni de su posición, ni de la regulación financiera, nada ha aportado ni se pronunciará porque esa es su estrategia", le reprochó el jefe del Ejecutivo, añadiendo que a Rajoy no le interesa "nada que suponga actitud de miras ni sentido de la responsabilidad ni compromiso".

Una y otra vez, Zapatero proclamó que la economía española "no está intervenida" como tampoco lo están la francesa, la alemana o la británica, cuyos gobiernos también han anunciado planes de recorte. "Y todo lo demás es pura demagogia", añadió. "¿Sólo España está vigilada? No, lo 27 estamos sometidos a reglas comunes, y bienvenidas sean", manifestó Zapatero.

En una larga y tediosa réplica, al presidente se le vio especialmente exaltado en su respuesta a Rosa Díez, quien le había acusado de "envolverse" en la bandera española para esquivar las críticas. Zapatero contestó alardeando de que él no se ha envuelto nunca en una bandera, "con las veces que la hemos visto a usted envolverse en una". Dijo que él tampoco ha hecho "discursos exagerados en torno a los patriotismos" como, apuntó, la líder de UPyD ha hecho "en los últimos años".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 30 comentarios guardados

    Servicios