Menú
EDITORIAL

"Papelitos" y "compromisos adquiridos"

¿Por qué no salió entonces nadie del PSOE a desmentir a El País y a negar esos compromisos previos a la tregua, que trataban al pacto por las libertades como algo todavía más despreciable que un simple "papelito"?

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega se ha quejado de las acusaciones de "ambigüedad" dirigidas contra el Gobierno tras su reacción por el último atentado de ETA en Barajas. Estamos dispuestos a darle la razón, siempre y cuando, más que de "ambigüedad", hablemos de una clara disposición del Gobierno del 14-M a proseguir en la senda de apaciguamiento colaboracionista, con "más energía y determinación que nunca", que diría Zapatero.

Prueba de ello es la forma nada "ambigua" con la que la propia vicepresidenta se ha referido al más combativo, útil y claro pacto antiterrorista de cuantos se han firmado en España, como fue el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo, y que Fernández de la Vega ha despreciado como un "papelito" que ya no es útil porque "el tiempo hoy ya no es el mismo que en el 2000".

Si Rajoy ha estado bien al exigir a Zapatero una rectificación a lo manifestado por la vicepresidenta, todavía mejor ha sido su petición de que el Gobierno retire la oferta de "fin dialogado de la violencia", que el PSOE y los nacionalistas aprobaron en sede parlamentaria cuando ni siquiera ETA había hecho público su comunicado de "alto el fuego". La respuesta negativa de Rubalcaba a retirar esa indigna e ilegítima oferta deja de nuevo en evidencia hasta qué punto eran mentira sus recientes palabras de "ruptura" y de "liquidación" de ese proceso que el Ejecutivo maquilló, y seguirá maquillando, con la "paz" y el "diálogo".

De hecho, los socialistas vascos ya han mantenido, tras el atentado de Barajas, una nueva reunión con ETA-Batasuna, tal y como informaba El Mundo, y es público y notorio que se van a manifestar con los separatistas del PNV con un lema que reivindica, precisamente, ese envilecido "diálogo".

Menos afortunado, sin embargo, ha estado Rajoy dándole a Zapatero una oportunidad de hacernos creer que el comunicado de alto el fuego de ETA no es el resultado de unos compromisos adquiridos previamente con el Gobierno. En lugar de denunciar algo que ETA no ha hecho más que confirmar en sus comunicados, Rajoy –absurdamente temeroso de que le culpen de dar credibilidad a ETA– se ha limitado a pedir al Gobierno que lo desmienta, algo que Zapatero puede hacer encantado el próximo lunes.

Cuando mantenemos que ETA, más que desvelar, ha confirmado la existencia de unos "compromisos previos" al alto el fuego por el Gobierno que preside Zapatero, no nos referimos exclusivamente al vago compromiso de diálogo en sede parlamentaria que antes señalábamos; ni siquiera a aquel otro genérico compromiso de Zapatero de que, con una tregua, "todo tendrá cabida, tenga el alcance que tenga". Nos referimos además a unos compromisos mucho más concretos que, desde El País y por una tregua "cuanto antes", "fuentes socialistas" quisieron o tuvieron que desvelar –en todo o en parte– el pasado 22 de mayo de 2005, casi un año antes del "alto el fuego". Además de dar "solución a la situación de los presos" –infame eufemismo para referirse a su impunidad–, también se comprometían a incluir "a la izquierda abertzale", es decir, a los representantes políticos de la banda, en unas negociaciones destinadas a acabar con el actual Estatuto de Guernica. Y todo ello, insistimos, antes del comunicado de "alto el fuego" y a cambio de una tregua "cuanto antes".

Si esos compromisos, políticos, penitenciarios y previos al "alto el fuego" no eran ciertos, ¿por qué no salió entonces nadie del PSOE o del Gobierno a desmentir a El País y a retirar esa oferta socialista a ETA que trataba al Pacto por las Libertades como algo todavía más despreciable que un simple "papelito"?

A muchos el atentado de Barajas les ha hecho recuperar la sensibilidad, pero no la memoria. Afortunadamente, y a falta de actas de reuniones clandestinas, disponemos de hemerotecas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro