Menú
Pablo Molina

Andalucía libre de socialismo

Como dijo Díaz Ayuso, del socialismo se sale, algo que solo vamos a poder comprobar definitivamente el 19 de junio.

Como dijo Díaz Ayuso, del socialismo se sale, algo que solo vamos a poder comprobar definitivamente el 19 de junio.
Juanma Moreno, López Miras y Díaz Ayuso en el Comité Ejecutivo Nacional del PP. | EFE

Las elecciones autonómicas andaluzas del próximo mes de junio tienen una importancia añadida, más allá del cumplimiento del mandato democrático que obliga a consultar cada cuatro años a los ciudadanos. Se trata de las segundas elecciones tras la llegada al poder del Partido Popular y la prueba de fuego para comprobar si Andalucía ha logrado salir del socialismo, adicción que cursa con episodios agudos de ansiedad y depresión a causa del síndrome de abstinencia.

Los andaluces han estado consumiendo socialismo durante 36 años, siete meses y nueve días, una condena importante que deja irreconocible al que la sufre; pero, como dijo Díaz Ayuso, del socialismo se sale, algo que solo vamos a poder comprobar definitivamente el 19 de junio.

Los transiciólogos decretaron que el paso de la dictadura a la democracia en España solo quedaría consolidado cuando Felipe González ganara dos elecciones consecutivas. Nos encasquetó no dos, sino cuatro victorias seguidas, para esmaltar definitivamente nuestro marchamo como país que disfruta de una democracia avanzada. Ahora toca hacer lo mismo con Andalucía, que necesita al menos otro Gobierno distinto del PSOE para que su organismo se libere completamente del socialismo, esa droga política que adormila a las sociedades hundiéndolas en la miseria a cambio del placer efímero del subsidio.

Como es natural, las elecciones andaluzas tendrán consecuencias en la política nacional por la importancia de una región que es la primera por número de habitantes, la segunda en extensión y tercera en aportación al PIB. Pero también tendrán una trascendencia especial porque permitirán comprobar a todos los españoles cuál es la política de pactos del Partido Popular si gana las elecciones pero, hundido Cs como sin duda merece, no cuenta con los votos parlamentarios necesarios para formar Gobierno en solitario.

Ahí te quiero ver, Juanma Moreno, incorporando a consejeros del partido de Abascal al Gobierno de la Junta para erradicar medidas socialistas que todavía mantienen lozana su vigencia, medidas a las que son tan aficionados los dirigentes populares cuando están en el poder. O eso o repetir elecciones, con el riesgo que conlleva, y más en un territorio donde el adversario político controla no pocos resortes de la sociedad.

Podemos presumir que lo que haga Juanma Moreno el 20 de junio es lo que hará Núñez Feijóo al día siguiente de ganar las elecciones generales sin mayoría suficiente, que es lo que anuncian todas las encuestas. Entonces veremos si el PP quiere ser una alternativa real al socialismo o, como hasta ahora, aspira simplemente a heredar al PSOE, cuadrarle las cuentas y devolverle respetuosamente el poder sin sacar del BOE ni una sola de sus canalladas.

Temas

En España

    0
    comentarios