Menú
Jaime de Berenguer

El tapado es Íñigo Errejón

Esta izquierda, esta pandilla bolivariana, tratará de recuperar el poder perdido como ya hiciera en Argentina, Bolivia, o más recientemente en Brasil.

Esta izquierda, esta pandilla bolivariana, tratará de recuperar el poder perdido como ya hiciera en Argentina, Bolivia, o más recientemente en Brasil.
Yolanda Díaz se abraza a Íñigo Errejón al llegar al Polideportivo Magariños en el acto de Sumar | Europa Press

El gran tapado de la operación Sumar es Iñigo Errejón. Yolanda Díaz es solo el trampantojo. Emboscado como número 3 de Sumar en Madrid, y consciente él y quienes le arropan de que el proyecto Más País no pasa de tres escaños presentándose en solitario, Sumar es la herramienta trampolín perfecta para hacer crecer en visibilidad a Errejón desde el Congreso y lanzar, otra vez, su mensaje radical, en esta ocasión, versión Más-Podemos con contorno blanqueado. No volverán a cometer los mismos errores.

Errejón aparece como candidato a convertirse en uno de los referentes de la izquierda la próxima legislatura, al menos, por dos cuestiones. Por una parte, la suerte parece sonreírle desde un punto de vista circunstancial, el escenario que se está dibujando parece muy propicio para sus intereses. El próximo Congreso de los Diputados apunta a un páramo en la zurda, con un PSOE en desbandada, achicharrado por el pésimo gobierno de Pedro Sánchez y que, como colofón a su disparatada trayectoria, presenta unas listas electorales repletas de amigos y cómplices, y carente de una figura que pueda dar lustre a algo parecido a un socialismo decente, es decir, a la europea. Yolanda Díaz no aguanta un asalto a nadie y Podemos quedará fuera del Congreso de los Diputados o, todo lo más, detrás de alguna columna. La situación de Errejón, a pesar del castigo que su partido ha recibido en Madrid en las recientes elecciones (7 concejales ha perdido en el Ayuntamiento de la capital), parece ganadora. Si la izquierda pasa a la oposición será una de sus caras más visibles dentro de un grupo parlamentario con un buen puñado de diputados donde irá ganando protagonismo y fagocitándose todo lo que se mueva. Si yo fuera el PSOE me andaría con ojo porque acaba con ellos.

Por otra parte, el varapalo electoral general a la izquierda deja a Errejón como el único político en activo de lo que fue el desembarco del populismo chavista de marca hispana, lo que le convierte en un recurso escaso y sumamente valioso para los que sueñan con convertir España en una tiranía bolivariana con base en Europa. Le van a apoyar a muerte.

Llevan algún tiempo tratando de hibernarlo para poder utilizarlo como plan B, tal como ahora, pero Iñigo Errejón no es ningún desconocido, muy al contrario, es la parte cerebral y ladina del tándem que forma con Pablo Iglesias. Tan comunista, radical y colaborador con las dictaduras Iberoamericanas como Iglesias y Monedero, Errejón ha tratado de cultivar una imagen más moderada y fresca, aguardando su momento, cual célula durmiente. Juntos, Errejón, Iglesias y Monedero, fueron los encargados de fundar y organizar Podemos, una maquinaria terrible de hacer política dirigida a dividir y enfrentar a los españoles para lograr su tan ansiada hegemonía. Todos ellos estuvieron al servicio de Chávez, de sus think tank, y de los intereses del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla. Aún resuena la arenga a las masas que pronunció Errejón, puño en alto, en el funeral político de Hugo Chávez, con aquel "Chávez vive, la lucha sigue". Hablamos del mismo Errejón que en una entrevista concedida a la publicación chilena The Clinic salía en defensa del régimen de Maduro para decir que los venezolanos comían tres veces al día y respondía con evasivas ante la realidad del éxodo provocado por la dictadura que tanto admira. Errejón forma, desde sus inicios, parte del proyecto de la izquierda internacional más retrógrada y radical, cuya cabeza hereda ahora y que con tanta ansia ha buscado. Una izquierda internacional que no piensa irse de nuestro país porque nos han visto débiles, que como el propio Errejón dejó claro en un vídeo que debería hacerse viral para la campaña, tiene que refugiarse en los chiringuitos creados por ellos mismos mientras gobierne la derecha y se dé una nueva oportunidad de asaltar el poder. De eso no tengan duda, esta izquierda, esta pandilla bolivariana tratará de recuperar el poder perdido como ya hicieron en Argentina, Bolivia, o más recientemente en Brasil.

El proyecto chavista no descansa y una vez han completado su etapa institucional Pablo Iglesias, Echenique y Montero le toca coger el relevo a Errejón. Los astros de la política se han alineado, su momento ha llegado. ¿Y si Sumar estuviera orquestado solo para esto?

Del resto de damnificados espero poco pero Pablo Iglesias está muy vivo fuera del Congreso. En ese plan de la destrucción de la España constitucional, cada uno ejercerá su papel, uno desde dentro, jugando el rol "institucional", otro desde fuera, jugando a quemacalles. Uno poniendo el volante y la retórica, otro el motor de explosión y la acción a base de combustible. Nunca dejaron de formar tándem.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso