Menú
José García Domínguez

Muerte accidental de una cocinera

Lo lógico era dejar solo con una mujer y rodeado de cuchillos a un tipo que estaba en la cárcel por haber seccionado el cuello a otra mujer con otros cuchillos.

Nuria López, cocinera en una cárcel gestionada por la Generalitat, fue asesinada la semana pasada por un preso al que la administración de prisiones consideraba de su plena confianza; de ahí que se consintiera al recluso en cuestión, cierto súbdito rumano condenado a 11 años por haber degollado con un cuchillo de grandes dimensiones a una prostituta, no solo moverse con libertad por el interior del centro, sino también ocuparse como ayudante de cocina en el mismo establecimiento, empleo en la que tenía que utilizar un amplio surtido de cuchillos, machetes y objetos punzantes como útiles de trabajo.

Por lo demás, dado ese estatus personal suyo reconocido en base a los protocolos de la Consejería de Justicia, se le permitía permanecer sin vigilancia durante horas con la única compañía de su futura víctima. Pues lo lógico, entendían las autoridades catalanas del ramo, era dejar solo con una mujer y rodeado de cuchillos a un tipo que estaba en la cárcel por haber seccionado el cuello a otra mujer con otros cuchillos. Así las cosas, Nuria hubiese salvado la vida si los responsables del establecimiento la hubieran alejado de modo definitivo de su inminente asesino cuando éste agredió con extrema violencia a otro recluso.

Pero, tras unos días de sanción, el degollador volvió a sus cuchillos y a sus ocupaciones gastronómicas con la única compañía de la cocinera del recinto. Hasta que, por fin, un día se animó a matarla. Luego, con el cadáver de cuerpo presente, la consejera catalana de Justicia aseguró que no dimitirá porque "eso sería lo fácil". Quizá tenga razón. Porque lo difícil era que ella, Gemma Ubasart, antigua animadora callejera del 15-M designada en su momento por Pablo Iglesias para dirigir Podemos en Cataluña, llegase algún día a donde ha llegado. Pero ahí la tienen. Aunque las funcionarias de prisiones pueden sentirse bien tranquilas: Ubasart aseguró de modo solemne el pasado 8 de marzo que "muchas internas que están entre rejas en Cataluña son damnificadas de un sistema económico y patriarcal que las ha empujado hasta ahí". Por cierto, tampoco nadie la ha cesado.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro