Menú
Agapito Maestre

Cambio histórico

Los resultados de Andalucía son el comienzo del fin del Sanchismo.

Andalucía, la realidad política de esta comunidad autónoma marcará, junto a Madrid, el devenir de España. El cambio político es de tal entidad que cambiará la entera política española. Pronto se estudiarán sus repercusiones en nuestra historia reciente. Doy tres vivas por el cambio de Andalucía. Es histórico, real y consolidado.

Sí, el cambio es histórico, recoge la real envergadura de los cambios que se han venido operando en la sociedad andaluza en el último lustro. Sí, los resultados de las elecciones autonómicas de Andalucía confirman la existencia de un cambio real, valga el oxímoron, en la política española. Ese giro comenzó hace tres años y medio, cuando Moreno Bonilla llegó a la presidencia de la Junta de Andalucía apoyado por VOX y C´s. Esa transformación fue consolidada con los resultados del PP en las autonómicas de Madrid, la verdadera locomotora de España, y hoy, 19 de junio, ha sido ratificada. El cambio, pues, ya se ha dado. No es una quimera. Quien ponga en cuestión esa existencia, no se ha enterado de nada. Sí, ahora poco nos importan las ideologías, las encuestas, las malas o buenas campañas electorales de los diferentes partidos y candidatos, porque lo real, la realidad política surgida de estos comicios, no es otra que la consolidación de la transformación del ciclo político español que se inició en la anterior legislatura.

Repitamos, pues, lo obvio: en Andalucía el cambio político en 2018 consistió en que la gente le perdió el miedo "a la PSOE". El ciudadano se percató no tanto de las deficiencias de ese partido cuanto de su absoluta inutilidad. El PSOE dejó entonces de existir como partido político. Era solo una excrecencia de una agencia de intereses particulares, que tarde o temprano terminará desapareciendo. Lo real arrasó la ideología socialista, y, de paso, llevó a un personaje, correcto y de buen talante, a la presidencia de la Junta de Andalucía con el inapreciable apoyo de VOX. He ahí la tercera gran mutación política de Andalucía, aunque algunos crean que es la primera; VOX apareció en esa comunidad para que el PP no perdiese el sentido de la realidad, o sea, la mayoría de los ciudadanos querían y siguen queriendo que nadie, ni siquiera el PP, límite esos cambios. El cambio es, pues, histórico, porque el PSOE y el resto de la izquierda ha vuelto a perder estrepitosamente las elecciones. El nuevo ciclo político está consolidado. Ya nadie puede dudar de su intensidad.

Los resultados de Andalucía son el comienzo del fin del Sanchismo.

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador