Menú

El chantaje de Iglesias

El debate político de Podemos es serio y afecta a toda España.

0

El debate político de Podemos es serio y afecta a toda España. Guste o disguste, es menester reconocer que el resultado de esa discusión condicionará no sólo el futuro de ese partido sino también de toda la política española. Una gran parte de la prensa no quiere ver ni tratar esa discusión. Le niega al debate relevancia política e ideológica. Se desentiende del problema y, como si se tratara de un asunto ficticio, desprecian a los intervinientes en la discusión de Podemos por revolucionarios de salón, neocomunistas sin oficio ni beneficio o, sencillamente, porque no son de mi cuerda. Tampoco es de recibo despreciar las diferencias entre Errejón e Iglesias por sus coincidencias en asuntos puntuales o, por el contrario, compartir un objetivo último de carácter ético. Eso es confundir la política con el mero pragmatismo o la ideología.

Lo cierto es que Podemos, la tercera fuerza política de España, tiene planteada una discusión política que repercute en todo el país. Solo por ese dato, o sea por un sentido mínimo de la realidad, deberíamos tomarnos en serio esta discusión. Por otro lado, a quienes minusvaloran la discusión de Podemos les bastaría con observar la actitud mayoritaria adoptada por personas ajenas, e inclusos adversarias, a la ideología de ese partido para que pusieran pie en pared y reflexionasen sobre qué tratará esa Asamblea de Vistalegre II. ¿O es que acaso entre los españoles políticamente ilustrados no despierta más simpatías Errejón que Iglesias o, mejor dicho, las cosas que dice el primero acaso no son más valoradas que las declaraciones del segundo? Es evidente cuál es la preferencia entre las personas de más alto nivel político. Ningún demócrata de este país, ningún partidario de la democracia parlamentaria, cuestiona que Errejón plantea las cosas con más inteligencia y rigor que Iglesias.

Y, sobre todo, nadie en su sano juicio político le pone una sola objeción a la vía abierta por Errejón en Podemos: la política es lo primero. Por política se entiende, naturalmente, crear vínculos con los otros partidos. Trabajar activamente por lo común sin pretender eliminar al adversario político. A partir de ahí nadie con sentido común podrá dejar de reconocer que las posiciones entre Errejón e Iglesias son radicalmente diferentes. Otra cosa es que se niegue por estulticia, intereses ideológicos o económicos. En fin, allá se las ventilen estos analistas al servicio de su propia cerrazón mental, porque yo no veo la manera de que esta gente sea capaz de superar sus propios frenos para analizar los cambios políticos en España.

Las tácticas y las estrategias políticas, pues, no serán idénticas entre las dos grandes opciones enfrentadas en Podemos. Por lo tanto, quizá la opción de Iglesias pretenda acabar con la democracia a través de métodos democráticos, pero la de Errejón es clara y distinta: aquí no sobra nadie. Hay que hacer política. La acción política que propone Errejón es exactamente la contraria de la defendida por Iglesias. ¿Ganará Errejón? Lo tiene duro, a pesar de que el discurso y la capacidad de persuasión de Iglesias son más débiles que los de Errejón. Además, Errejón tendrá que vencer el arma más letal que exhibe Iglesias: el chantaje. "Si no gano yo", ha dicho el secretario general de Podemos, "abandono la política". Terrible. Esa es la esencia del debate de Podemos: política o chantajismo.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los Eurofighter españoles vuelven al Báltico para proteger su espacio aéreo
    2. ¿En qué situación quedan el militar y el guardia civil de La Manada tras la condena?
    3. Preocupación por Raquel Mosquera: ¿debería seguir en 'Supervivientes'?
    4. Piquetes separatistas cierran las universidades catalanas en protesta por el 155
    5. Hay un "inquietante misterio en el cajón de la mesa de Cifuentes"
    0
    comentarios

    Servicios