Menú
Carlos  Iturgaiz

Los buenos samaritanos de ETA

Tan grave es la farsa de ETA como esas voces confabuladas con los proetarras que vitorean los pasos, según ellos, para el desarme.

Carlos  Iturgaiz
0

Acabamos de presenciar cómo los asesinos de la banda terrorista ETA han contratado a unos verificadores internacionales, que como si fuera una ópera bufa, se fotografían con encapuchados terroristas y muestran su júbilo porque ETA les ha entregado, para enseñar al mundo entero, parte del armamento que bien podrían haber escondido en una caja de zapatos.

A renglón seguido, estos mismos verificadores nos intentan dar lecciones de lo buenos que son estos mozos de ETA. De su buena disposición y de las lecciones democráticas que nos dan al resto de la sociedad.

Vienen a decirnos, estos lacayos profesionales de los terroristas envueltos en el papel de celofán de verificadores, que los etarras son como ese buen samaritano que nos describe la Biblia. Nos dicen que la sociedad vasca y la del resto de España debemos agradecer a ETA sus gestos y sus pasos. Es decir, darles encima las gracias por las molestias cometidas.

No tienen vergüenza los terroristas para reírse de todos nosotros e intentan tomarnos por imbéciles a todos los ciudadanos demócratas de este país enseñándonos la micronésima parte del arsenal de matrículas, carnets, armas o explosivos que tienen y que, durante tanto tiempo, han conseguido robándolo mayoritariamente en territorio francés. Un material que, me consta, se analizará y comprobará en poco tiempo que es de lo más obsoleto y anticuado que tenía la banda terrorista en su poder.

Tan grave es la farsa de ETA, como esas voces confabuladas con los proetarras que vitorean los pasos, según ellos, para el desarme completo de ETA.

Nos chirriarán los oídos con las declaraciones de algunos analistas y políticos que se supone que están a este lado de la orilla democrática diciendo que es un gesto, un pequeño paso. Que están derrotados, que es una gran noticia, que todo ello se debe a la debilidad de ETA y que es un gran triunfo para la democracia.

Pero todos sabemos que la realidad es que se trata del triunfo del proceso de negociación que implantó el presidente socialista Zapatero con ETA, donde los terroristas hoy no matan porque, no olvidemos, mandan y gobiernan. Gobiernan en 77 de los 88 municipios guipuzcoanos, gobiernan en la Diputación de Gipuzkoa y se preparan para gobernar en Euskadi en un futuro próximo con Otegi, como su Mandela, de candidato. También estos últimos días, con la ayuda de los socialistas navarros, pretenden echar al centro derecha del Gobierno de Navarra para desembarcar en el poder de esa Comunidad Foral.

Estos verificadores internacionales, que estoy seguro que estarán muy bien remunerados con dinero -por cierto mayoritariamente- conseguido de la extorsión terrorista a los empresarios, están a la vez muy bien adoctrinados por quienes les han contratado y pretenden con sus actuaciones ante los medios de comunicación que se ponga un precio político a la paz, ya que lejos de pedir la desaparición de ETA sin ninguna contrapartida, piden gestos al Gobierno español intentando ponerlo a la misma altura de los terroristas.

Todo esto ha sido una nueva mascarada y un intento de tomarnos el pelo a todos los españoles por parte de unos individuos que, lejos de ser imparciales, se someten al juego de una banda de asesinos.

Eurodiputado del Partido Popular.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot