Menú

No hay más ciego que el que no quiere ver

Quieren convertir el caso de la niña Anne en tema político ¡nada más lejos de la realidad! No es un tema político, sino de una muy mala gestión.

6

El Defensor del Paciente lleva en pie como asociación desde 1997. En todo este tiempo hemos denunciado situaciones realmente graves y difíciles de asimilar en el ámbito de la sanidad española.

En este caso hemos llegado al punto de la pérdida de la vida de una niña de tres años por algo que, como digo, llevamos denunciando mucho tiempo. Durante los dos últimos dos años hemos temido que este tipo de cosas terminaran sucediendo y dijimos que alguien tendría que responder por ellas.

Ese momento que no hubiéramos deseado ha llegado. Se ha generado una alarma social que invita a una reflexión para todos: ¿debe morir un ser humano para que los mandatarios oigan y vean en qué situación está la sanidad española? Huelgas, escasez de ambulancias, altas precipitadas, errores de diagnóstico que se dan por teléfono, falta de personal de medios y sobre todo de conciencia política de que se deben tomar decisiones drásticas.

Ahora quieren convertir el caso de la niña Anne en tema político ¡nada más lejos de la realidad! Mala gestión, falta de coordinación, un alta precipitada, una huelga de ambulancias, un médico que valora la urgencia como si de un vidente se tratara. Esto no es un tema político, sino de una ¡muy mala gestión! Estamos en un país en el que necesitamos tener un "papelito de desplazado", como si fuéramos un extranjero en nuestro propio país, para ser atendidos si enfermamos fuera de nuestro lugar de residencia.

Nos volvemos locos al ver cómo para que nos atienda una ambulancia de urgencias, primero nos hacen un tercer grado de preguntas, aunque digamos que el paciente está inconsciente y tirado en el suelo. Es decir, vivimos una situación de ¡indefensión pura y dura!

La sanidad no puede ni debe ser un arma arrojadiza política porque los pacientes no tienen color político ¿lo tenía esta niña?¿Lo tenían unos padres a los que les han arruinado la vida? ¡Basta ya de demagogia! El Ministerio y comunidades deben sentarse y poner encima de la mesa que esto no pueda ocurrir jamás. Hay vidas detrás.

Sería recomendable recordar a más de uno que el "¡sí a la vida!" debe empezar por cuidar a los que necesitan ayuda para vivir y ser tratados en cualquier lugar de su país sin tener que demostrar nada.

Me avergüenzo de los '17 países' en los que vivo porque falta humanidad, sensibilidad, responsabilidad y cordura en la gestión. Y me avergüenzo de una "clase" política que sólo se mira el ombligo.

Defensora del paciente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios