Menú

El terrorismo mata, pero…

Lo que el eurodiputado llama "explicación política" es lo que el terrorismo utiliza para justificar sus crímenes.

Cristina Losada
108

Hace años que nadie en España nadie, salvo los servicios auxiliares de ETA, incurría abierta y públicamente en excusar los crímenes de la banda alegando que respondían a una problemática política. Pues ha vuelto. Es una de las viejas novedades que ha traído a la política española el eurodiputado Iglesias Turrión, el mismo que acaba de recibir aplausos de periodistas, ¡periodistas!, al comparecer en rueda de prensa en el Parlamento Europeo. Ha sido éste un hecho tan insólito, y tan inapropiado, que un representante de la Asociación de la Prensa Internacional ha tenido que enfriar el entusiasmo de los colegas rendidos a la ovación: no está permitido aplaudir, dijo, a los que vienen aquí a rendir cuentas. Les ha recordado, en fin, el abecé, que empieza por lo elemental: Iglesias es un político, y lo es también porque hace política contra los políticos, como tantos lo han hecho antes.

El abecé sobre ETA se lo han impartido a Iglesias una decena de asociaciones de víctimas del terrorismo, naturalmente indignadas por que un representante español pueda sostener en algún momento en la Eurocámara que la banda "ha producido un enorme dolor, pero también diría que tiene explicaciones políticas". Porque esto no es analizar políticamente un problema, como luego dijo. Esto es poner la violencia terrorista en un platillo de la balanza y poner en el otro unas supuestas causas objetivas que le sirven de contrapeso. Los crímenes, que es lo propio del terrorismo, quedan así compensados. Y quedan comprendidos. El que pide que se atienda a la explicación está pidiendo comprensión. Es como decir: matan y es lamentable, pero tienen motivos, motivos que hay que entender.

Este llamamiento a la comprensión del terrorismo no se daba ya en España, como decía, salvo en el propio entramado del terror, y con otra notable excepción: cuando los atentados del 11-S en los Estados Unidos. De forma similar que el eurodiputado Iglesias se destaparon entonces los buenos entendedores, los que veían en el asesinato masivo un hecho deplorable, trágico, incluso, pero -siempre ese pero- vinculado a unas causas, nacido en un lecho de motivaciones, que era preciso entender. Ahí han quedado, en el libro de nuestro querido Horacio Vázquez-Rial La izquierda reaccionaria, las palabras de los comprensivos espectadores de aquella matanza, que no por azar figuran al lado de las que pronunciaron los jubilosos.

Todo el terrorismo persigue objetivos políticos. Lo que el eurodiputado llama "explicación política" es lo que el terrorismo utiliza para justificar sus crímenes. De forma impecable le han recordado las víctimas lo elemental: "No admitimos que la violencia terrorista tenga una explicación, puesto que cualquier postura política puede defenderse con los instrumentos que la Constitución española garantiza en un Estado democrático". Le han pedido que rectifique. Dudo mucho que lo haga. Me temo que ya conocemos –son muchos años– la explicación de la postura ante el terrorismo de ETA de Iglesias Turrión.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios