Menú
David Vinuesa

Nueve años de Simeone en el Atlético y ¿dónde está el supuesto fin de ciclo?

El entrenador rojiblanco fue anunciado un 23 de diciembre de 2011. Hoy se cumplen nueve años.

David Vinuesa
0
El entrenador rojiblanco fue anunciado un 23 de diciembre de 2011. Hoy se cumplen nueve años.
Simeone en el Metropolitano. | Cordon Press

Hoy 23 de diciembre de 2020 es San Diego Pablo Simeone para los atléticos, patrón del "partido a partido". Cada 23-D, los rojiblancos celebran el aniversario de la llegada en 2011 del técnico argentino, que por el camino ha dejado una Liga, una Copa del Rey, dos Europa League, dos Supercopas de Europa y una Supercopa de España. Esto en cuanto a títulos, pero viviendo en la época del Real Madrid de Cristiano y del Barcelona de Messi, no sería justo obviar las dos finales de Champions ante los blancos y los dos subcampeonatos ligueros frente al Barcelona. 

Sirva el párrafo anterior como recordatorio y como contextualización del aniversario cholista, pero vamos con lo interesante porque ¿dónde está el supuesto fin de ciclo del Cholo? Dicen que Simeone cobra muchísimo dinero y en ocasiones han puesto en duda que deba recibir tanto, sin embargo, parece que el chaval hace bastante bien su trabajo. ¿Qué pensará Simeone de aquellos que en lo suyo también cobran mucho más que el resto y llevan fallando en sus predicciones sobre el Atlético de Madrid más de un lustro? De eso habrá que hablar también, ¿no? Si alguien como periodista o analista vaticina durante años que algo va a ocurrir y nunca ocurre quizá el que esté cobrando de más no sea el Cholo. Una vez, vale. Cada año, ridículo al canto.

A Simeone se le empezó a cavar la tumba a partir de 2014. Pese a ganar la Liga perder la final de Champions en Lisboa sirvió para coger la pala y buscar un sitio en el que empezar a cavar una tumba. En 2015 no logró títulos y se empezó a cavar con fuerza. En 2016 llegó a la final de la Champions y los enterradores hicieron una pausa. Eso sí, volvieron a coger la pala tras los penaltis. Ojo, mientras han estado cavando jamás han parado de pedirle a cualquier seguidor del Atlético que pasase por allí que echasen a Simeone. A veces gritando aún más fuerte de lo que gritan cuando piden que otro técnico más cercano a sus intereses se marche. Y llegó el Qarabag. ¡Más palas! Pero se ganó la Europa League, se lograron varios subcampeonatos por delante del Real Madrid y se conquistó una Supercopa de Europa ante los blancos. Otra vez, palas paradas, porque mientras ellos cavaban, el Atlético seguía compitiendo.

A partir de 2018 se volvió a atizar con fuerza a Simeone, incluso convenciendo a una mínima parte de la afición del Atlético, que pitó al Cholo. Se volvieron a usar los clásicos del fútbol defensivo, estilo caduco, ciclo acabado, jugadores amotinados y sin creencia en el mensaje, apocalipsis rojiblanco y un sin fin de teorías enterradoras. Y en la 2019-2020 iba a llegar ese gran final que los predicadores comentaban. ¿Qué pasó? Que antes de la pandemia se eliminó al invencible Liverpool de la Champions, ganando incluso en Anfield, y después el equipo mejoró su rendimiento y quedó tercero evitando así un año sin Champions.

Pero claro, el Leizpig volvió a dar más palas a los excavadores. "No saca a Joao y le tiene manía", decían mientras cavaban de nuevo. ¿Qué pasó? Llegó el curso 2020/2021 y el Atlético superó un inicio con dudas para cimentar un liderato que todavía ostenta a día de hoy y además con dos partidos menos que sus rivales. ¡Y con Joao Félix! Pero claro, no todo podía quedar inmaculado. La derrota ante el Real Madrid tras una racha de imbatibilidad en Liga de 26 partidos, transformó a los supuestos favoritos en amotinados odiadores del Cholo que liderados por Joao Félix y Luis Suárez iban a quemar la casa de Simeone.

En los últimos años, un servidor ha escuchado infinidad de cosas y no lejos de estos lares, como por ejemplo que Simeone se iba al Chelsea en 2015 o al PSG en 2016. También que se llevaba mal con Gabi, al que después casi tiene como ayudante en el propio Atlético. Tan mal se llevaban que casi trabajan juntos, ¡Santa Madonna! El Cholo también es famoso entre los excavadores por matar el talento y siempre es mejor hablar mucho de Diogo Jota y no tanto de Griezmann, Lucas, Koke, Giménez, Mario Hermoso o Marcos Llorente. Porque Simeone generá mucho más de los 23 millones netos que cobra y también genera más de los más de 45 brutos que debe pagar el club por tenerle. Solo hay que ver las cuentas y lo que ha ingresado el Atlético solo por estar en la Champions en 8 de los últimos 9 años.

En resumen, no había mejor manera de celebrar un aniversario que ganando en San Sebastián ante la Real Sociedad con dos goles de jugadores a los que iba a sepultar Simeone, Mario Hermoso y Marcos Llorente. Y lo hizo sin Joao Félix. Y lo hizo también con un esquema de 3-5-2 en ataque y 5-3-2 en defensa. ¿Por qué menciono el esquema? Porque para matar a un entrenador hay que dar por hecho y constatar que no tiene recursos para salir de los malos momentos y el Cholo los tiene. Se puede dudar de él en algunos momentos, no es un Dios impoluto, pero cuando tácticamente tienes a un entrenador capaz de manejar durante 9 años un 4-4-2, 4-1-4-1, 4-3-3, 3-5-2, 5-3-2 o 4-2-3-1, no sé, quizá haya que dejar de ver quién tiene la pala más grande y dar el beneficio de la duda al que se lo ha ganado. Feliz aniversario rojiblancos y que la suerte os aco... perdón, partido a partido.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD